Derechos humanos


Se denomina como derechos humanos a los derechos inherentes que poseen todas las personas sin distinción alguna con respecto al sexo, nacionalidad, religión, condición social, posición económica, grado académico, lengua o cultura.

El 10 de diciembre de 1948 se realizó en París la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en la cual fue aprobaba la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Artículo 2. “Toda persona tiene los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. (…)”.

Derechos humanos1
Los derechos humanos son inalienables a los individuos y procuran el desarrollo de las personas. 

Los derechos humanos son inalienables y conforman un conjunto de privilegios que buscan proteger y enaltecer la dignidad humana, así como, promover el desarrollo integral de todos los individuos, el progreso social, las buenas relaciones entre los pueblos y elevar la calidad de vida.

En este sentido, todos los derechos contemplados en los derechos humanos tienen el mismo valor de importancia y relevancia. Es decir, no se antepone un derecho sobre otro.

Por ello es deber de todas las personas, figuras de autoridad y de los Estados respetar, proteger, garantizar y velar por el justo cumplimiento de los derechos humanos, los cuales solo se pueden limitar o restringir salvo en determinadas situaciones en las que la justicia debe interceder para restablecer el orden social.

Asimismo, estos derechos se interrelacionan con otros, de allí que sean interdependientes e indivisibles y busquen el respeto por los derechos fundamentales, entre los que se pueden mencionar, por ejemplo, el derecho a la vida, al libre culto, de expresión, entre otros.

Los derechos humanos procuran valorar y resguardar la vida y la libertad de todas las personas por igual, razón por la cual están íntimamente relacionados con los valores humanos, los valores éticos y los valores morales como el respeto, igualdad, justicia, libertad y solidaridad, a fin de establecer una serie de conductas positivas para el bienestar social en general.

Principios de los derechos humanos

Justucia DDHH
Los derechos humanos son derechos fundamentales que procuran la justicia y el orden social.

Los derechos humanos conforman una serie de privilegios en función del ser humano, los cuales son considerados como indispensables para el desarrollo integral de los individuos.

En este sentido, estos derechos se encuentran establecidos en el marco jurídico y legal de cada Estado como en diversos tratados internacionales, a fin de proteger y garantizar su cumplimiento y resguardo.

Por ello, los derechos humanos se rigen por una serie de principios que los identifica y deferencia del resto de los derechos existentes y, que a su vez, le dan el carácter de importancia que se merecen.

Principio de universalidad                

Todas las personas poseen derechos humanos por igual. Estos son derechos fundamentales e inalienables en cada individuo adquiridos por su propia condición humana.

Principio de interdependencia

Los derechos humanos están interrelacionados con otros derechos como los derechos culturales, los derechos sociales, entre otros, por ello, su reconocimiento implica el respeto y cumplimiento de otros derechos que también son importantes.

Principio de indivisibilidad

Los derechos humanos son inherentes a cada individuo por su propia condición humana. Por lo tanto, son una serie de derechos fundamentales que toda persona tiene desde el momento de su existencia y que no se pueden tratar por separado porque estos se interrelacionan con otros derechos a fin de proteger la dignidad humana.  

Principio de progresividad

El Estado tiene la obligación de respetar los derechos humanos de todos los ciudadanos a fin de alcanzar el desarrollo integral de los individuos y, por ende, de la sociedad.

Para ello, el Estado tiene la obligación de crear las condiciones necesarias para hacer cumplir tales derechos y evitar los abusos de poder por parte de los entes públicos, proporcionar las herramientas necesarias para que las personas participen de manera activa en los asuntos públicos y, permitir que gocen de su autonomía y una vida digna.

Esto conlleva a que el Estado haga su mayor esfuerzo por superar las desigualdades sociales, la pobreza y la discriminación, e incentive los valores sociales como el respeto, la libertad, la solidaridad, entre otros.

Cabe mencionar que la creación y declaración de los derechos humanos también fue una consecuencia que derivó de los horrores y crímenes cometidos durante la Segunda Guerra Mundial, con el objeto de evitar que tales situaciones se repitan. 

Características de los derechos humanos

Felicidad DDHH
Todos los individuos tenemos derecho a vivir de manera digna y de ejercer nuestras libertades.

A continuación se presentan las principales características de los derechos humanos, los cuales posibilitan crear las condiciones indispensables para ejercer nuestras libertades fundamentales y llevar a cabo una vida digna en un entorno de paz y justicia

Universales

Todos los individuos tienen derechos humanos simplemente por su condición humana, de allí que los Estados y entes públicos y privados tengan la obligación de asegurar los derechos fundamentales de todas las personas por igual y sin discriminación. Por ejemplo, derecho a la vida, a la alimentación, a estudiar, a tener una familia, entre otros.

Inalienables

Son derechos propios de las personas, por lo que nadie puede ser despojado de éstos. Por ejemplo, el derecho a estudiar o el derecho a la libre expresión.

Irrenunciables

Las personas no pueden ni deben renunciar a estos derechos porque los mismos son intransferibles. Por ejemplo, ninguna persona puede renunciar a sus derechos humanos porque considere que no los necesita. 

Interdependientes

Los derechos humanos están relacionados con otros tipos de derechos, por ello lo que los afecte de manera positiva o negativa repercutirá en otros derechos establecidos. Por ejemplo, si los derechos humanos se modifican y evolucionan, también lo harán otros, lo que es beneficioso para todas las personas.

Si por el contrario los derechos humanos son limitados, también se estarán limitando otros tipos de derechos. Por ejemplo, privar a alguien de estudia es privarlo de sus derechos culturales y de llevar a cabo un desarrollo integral.

Irrevocables

Los derechos humanos no se pueden suprimir o eliminar, excepto algún caso estrictamente especial en el cual la justicia deba afectar los derechos fundamentales de un individuo como, por ejemplo, cuando se trata de un delito grave que atente en contra de la vida de alguien.

Indivisibles

Ningún derecho se puede disfrutar a costa de otro, dado que todos son derechos prescindibles para los seres humanos. Es decir, todos tienen el mismo valor de importancia. 

Progresivos

Los derechos son cambiantes en el tiempo según las necesidades que se presenten a fin de asegurar un desarrollo progresivo de las personas y de proteger la dignidad humana.

Clasificación generacional de los derechos humanos

Solidaridad DDHH
Los derechos humanos están interrelacionados con otros derechos con los cuales se complementan. 

Los derechos humanos se encuentran agrupados en tres generaciones que establecen la agrupación de ciertos derechos según su origen, naturaleza y contenido.

Asimismo, estas generaciones representan las necesidades de proteger y valorar ciertos derechos en un momento determinado de la historia de la humanidad.

De allí que se hayan establecido tres generaciones de derechos humanos, en la cuales se destaca la importancia de la dignidad humana como principal fin.

  • Derechos humanos de la primera generación: en relación a la libertad están los derechos civiles y políticos.  
  • Derechos humanos de la segunda generación: en relación a la igualdad están derechos sociales, económicos y culturales.
  • Derechos humanos de la tercera generación: en relación a la solidaridad, la paz, la calidad de vida y los intereses comunes en los que se incluyen los derechos personales, colectivos y ambientales.