Octavio Paz

Adriana Morales
Adriana Morales
Licenciada en Letras

Octavio Paz fue un reconocido poeta y ensayista mexicano ganador del premio Nobel de Literatura en el año 1990. Ha sido uno de los poetas hispanoamericanos más importantes e influyentes del siglo XX, que se valió de sus habilidades literarias para exponer la importancia del lenguaje y sus recursos, así como para proclamar su posición política y ética.

Además de escritor, también se destacó como figura diplomática, experiencia que lo acercó a diversos poetas vanguardistas, y cuya influencia dejó reflejada en varias de sus obras.

Primeros años

Octavio Irineo Paz Lozano nació el 31 de marzo de 1914 en Ciudad de México, en medio del proceso revolucionario que se vivía en México, y en el cual su padre participó, razón por la cual compartieron poco. Sus padres fueron Octavio Paz Solórzano y Josefina Lozano.

Desde temprana edad vivó con su abuelo paterno Ireneo Paz, en Mixcoac cerca de Ciudad de México. Durante su infancia Octavio Paz creció junto a su madre, su tía Amalia Paz Solórzano y su abuelo paterno.

Tanto su padre como su abuelo fueron de gran influencia para Octavio, ya que ambos compartían intereses literarios y políticos. Sin embargo, su abuelo Ireneo, quien además de haber sido un soldado retirado, también fue novelista e intelectual, por lo que condujo en gran medida al futuro escritor, desde temprana edad, al mundo de la literatura.

Vea también Revolución mexicana.

Formación académica

Octavio Paz inició su educación en el año 1916 en Los Ángeles, Estados Unidos, cuando su padre tuvo que trasladarse a ese país como representante de Emiliano Zapata. Dos años más tardé volvió a México y continuó con sus estudios.

A medida que fue creciendo se hizo consciente de su gusto por la literatura y se identificó con los movimientos de izquierda que tuvieron lugar en México, de allí que en 1929 cuando tenía 15 años, apoyó el movimiento vasconcelista y formó parte de los activistas de la Unión de Estudiantes Pro Obrero y Campesinos.

A continuación, Paz ingresó en la Escuela Nacional Preparatoria de San Ildefonso, donde continuó apoyando el movimiento zapatista gracias a un profesor, y amigo de su padre, que lo motivó a compartir tales ideales. Más tarde estudió Derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México hasta el año 1937.

Producción literaria y carrera diplomática

Octavio Paz, fotos
Octavio Paz fue un poeta y ensayista de extensa producción literaria a la que también se debe sumar un gran número de traducciones.

Octavio Paz comenzó a escribir desde joven y publicó sus primeros poemas y ensayos en diferentes revistas literarias, en los que expuso sus ideales izquierdistas, así como su preocupación por la ética y el arte.

En 1931 Paz vio publicado su primer artículo titulado Ética del artista. En agosto de ese mismo año fundó, junto a otros poetas como Rafael López Malo, Salvador Toscano y Arnulfo Martínez, hijos de escritores con cierto reconocimiento, la revista Barandal, cuya publicación fue breve. Luego, fundó la revista Cuadernos del Valle de México, de la cual solo se publicaron dos volúmenes.

En el año 1933 Paz publicó el poemario Luna Silvestre, al que le siguió ¡No pasarán! en 1936, inspirado en la Guerra Civil Española.

En enero de 1937 fue publicado su primer libro de poemas Raíz del Hombre, del cual recibió duras críticas. Esta obra lo llevó a conocer a un gran grupo de poetas y a ser reconocido por Pablo Neruda, a quien conocería tiempo más adelante.

Ese mismo año Paz se trasladó para Yucatán donde participó en la fundación de una escuela rural en la que impartió clases, pero por pocos meses porque recibió una carta de invitación de parte de Pablo Neruda y Rafael Alberti para asistir al "II Congreso de Internacional de Escritores para la Defensa de la Cultura", que sería llevado a cabo en el mes de julio en España.

Durante el Congreso Paz tuvo la oportunidad de conocer destacados escritores de diferentes países, entre los que se pueden mencionar además de Pablo Neruda y Rafael Alberti, a Tristan Tzara, Stephen Spender, Ernest Hemingway, Alejo Carpentier, César Vallejo, Antonio Machado, entre otros poetas de la generación del 27.

El viaje de Paz a España transcurrió durante el desarrollo de la Guerra Civil Española (1936-1939), de allí que expusiera su solidaridad con los republicanos españoles a través de la publicación de diversos poemas y artículos. Entre estos sobresale el poema Bajo tu clara sombra y otros poemas sobre España.

En 1938 regresó a México, después de un breve paso por París y Nueva York. A su vuelta formó parte de los fundadores de la revista Taller, en la que escribió hasta el año 1941, así como algunos de los poetas españoles exiliados en México.

Entre 1941 y 1942 Paz publicó y editó los siguientes poemas Entre la piedra y la flor, A la orilla del mundo y Primer día, Raíz del hombre y Noche de resurrecciones.

Más tarde, en el año 1943 Paz obtuvo la beca Guggenheim, por lo que se tuvo que trasladar a Estados Unidos para estudiar en la Universidad de California. Luego, en 1945 dio inicio a sus labores como diplomático de México al ingresar al Servicio Exterior mexicano, razón por la cual fue enviado a Francia, donde permaneció hasta 1951.

Durante su estadía en Francia, Paz se alejó del pensamiento marxista y se acercó al surrealismo. Esto también se debió a que conoció y fue amigo de diferentes artistas surrealistas como André Breton y Benjamín Péret.

Durante su estadía en Francia, Paz publicó en 1950 su obra ensayista El laberinto de la soledad, y en 1951 colaboró en la revista Spirit.

Luego, entre enero y marzo de 1952 Paz fue enviado a trabajar en la embajada de México en la India, y desde entonces hasta enero de 1953, trabajó en la embajada de Japón. Por tanto, Octavio Paz volvió a México en el transcurso del año 1953, y a su llegada dirigió el despacho de Organismos Internacionales que formaba parte de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

En el año 1954 Paz participó en la fundación de la Revista Mexicana de Literatura, en la cual colaboró durante cuatro años, así como en El Corno Emplumado.

En 1956 publicó una de sus obras más importantes El arco y la lira, la cual resulta fundamental para comprender el estilo poético y el lenguaje empleado por el autor. Asimismo, en 1957 Paz escribió uno sus los poemas más extensos “Pierda de sol”, compuesto por 584 versos y que se caracteriza por ser circular, forma parte del poemario Libertad bajo palabra, publicado en 1960.

Cuatro años después, en 1959 Paz fue designado como funcionario de la embajada de París por el Servicio Exterior mexicano, y tres años más tarde como embajador de México en la India, cargo al que renunció en 1968 por no estar de acuerdo con las acciones llevadas a cabo en contra de los movimientos estudiantiles en México que finalizaron con la masacre de Tlatelolco, y por tener severas diferencias con el entonces presidente mexicano, Gustavo Díaz Ordaz.

A partir de entonces, Paz ejerció la docencia en diferentes universidades de Estados Unidos, trabajó arduamente en diversas actividades culturales y revistas como Plural y Vuelta.

Durante la década de 1960 Paz mantuvo una gran actividad literaria que le permitió escribir y publicar diversas obras. Por ejemplo, en 1966 durante su estadía en la India, Paz editó junto a José Emilio Pacheco y Homero Aridjis la antología Poesía en movimiento.

Vea también Pablo Neruda.

Vida personal

Octavio Paz, exposición
Fragmento del poema "Hablo de la ciudad" empleado para revestir un espacio publicitario por la conmemoración del centenario de Octavio Paz.

El padre de Octavio Paz falleció el 10 de marzo de 1935, como consecuencia de un accidente ferroviario.

Por otra parte, Paz sostuvo relaciones sentimentales con tres parejas. La primera fue la dramaturga Elena Garro, a quien conoció en la Universidad Nacional Autónoma de México y con quien estuvo casado hasta 1950. De esta relación tuvo una hija, Laura Helena Paz Garro.

Después, entre los años 1959 y 1965 Paz mantuvo una relación con Bona Tibertelli de Pisis. Luego, tras finalizar esta relación, Paz se casó en 1965 con Marie-José Tramini, su última compañera sentimental.

Últimos años

Octavio Paz, tras padecer de cáncer, falleció el 19 de abril de 1998 en Ciudad de México. Paz dejó un importante legado en la literatura hispanoamericana, que le valió el tan honorable Premio Nobel de Literatura.

Sus obras poéticas y ensayísticas reflejan una tendencia surrealista derivada de su estadía en Europa, incluso, del pensamiento oriental que le influenció durante los años que vivió en la India.

Asimismo, el escritor demostró su gran preocupación por la ética, esto quizás por haber vivido en una época de importantes acontecimientos sociales y políticos que trastocaron el mundo y que le llevó a la constante reflexión acerca de la humanidad.

Premios

A lo largo de su carrera literaria Octavio Paz fue condecorado con diversos premios y honores gracias a sus obras. Entre los que se pueden mencionar el Premio Cervantes recibido en el año 1981, y uno de los galardones más importantes de la literatura hispanoamericana.

Luego, en el año 1990 le fue otorgado el Premio Nobel de Literatura gracias a su trayectoria poética y ensayística. Finalmente, en 1993 recibió el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Otros premios u honores fueron el Doctorado Honoris Causa dado por la Universidad Nacional Autónoma de México (1978), Doctorado Honoris Causa por la Universidad de Harvard (1980), Doctorado Honoris Causa dado por la Universidad de Nueva York (1985), la Medalla Picasso, otorgada en Francia por la UNESCO (1987), entre otros.

Principales obras

Octavio Paz, El laberinto de la soledad
Portada de una de las ediciones de la obra ensayística de Octavio Paz, titulada Laberinto de la soledad, publicada por primera vez en 1950.

A continuación se presenta una lista de las principales obras literarias de Octavio Paz:

Poemas y poemarios:

  • Luna Silvestre (1933).
  • ¡No pasarán! (1936).
  • Raíz de hombre (1937).
  • Bajo tu clara sombra y otros poemas sobre España (1937).
  • A la orilla del mundo (1942).
  • Libertad bajo palabra (1949).
  • ¿Águila o sol? (1951)
  • Piedra de sol (1957).
  • Poesía en movimiento (1966), antología poética en la que participaron otros autores.

Ensayos:

  • El laberinto de la soledad (1950).
  • El arco y la lira (1956).
  • Cuadrivio (1965).
  • Conjunciones y disyunciones (1969).
  • El signo y el garabato (1974).
  • El ogro filantrópico (1979).
  • Sor Juan Inés de la Cruz o las trampas de la fe (1982).
  • La llama doble (1993).

Vea también Gabriel García Márquez.

Adriana Morales
Adriana Morales
Licenciada en letras de la Universidad Central de Venezuela (2008), con Maestría en Gestión y Políticas Culturales (2016) y diplomado de Edición de libros (2011).