Tabla periódica de los elementos químicos


La tabla periódica es un modelo que agrupa todos los elementos químicos conocidos y sus propiedades. Los elementos están organizados en orden creciente según sus números atómicos.

La tabla periódica más reciente posee 118 elementos, 92 naturales y 26 artificiales.

Cada cuadrado especifica el nombre del elemento, su símbolo y su número atómico.

tabla periódica
Tabla periódica actualizada

Organización de la tabla periódica

Los elementos están ordenados en orden creciente según su número atómico. El número atómico (número de protones) está localizado arriba del símbolo del elemento. Debajo del símbolo del elemento está la masa atómica o peso atómico (la suma de los protones y los neutrones).

La tabla periódica está compuesta de líneas horizontales llamadas periodos y columnas verticales llamadas grupos o familias.

Los períodos están enumerados del 1 al 7, de arriba a abajo, en la parte izquierda de la tabla, y los grupos se enumeran del 1 al 18, de izquierda a derecha, en la parte superior de la tabla. Anteriormente los grupos se denominaban con números romanos (del I al VIII) y en dos grupos: A y B.

Los miembros de un período poseen el mismo número de capas electrónicas, totalizando siete períodos. Sin embargo, no necesariamente presentan las mismas características. Por ejemplo, el sodio (Na) y el magnesio (Mg) tienden a perder electrones, pero el sodio pierde uno mientras que el magnesio pierde dos electrones. El cloro (Cl), que también pertenece al periodo 3, tiende a ganar un electrón.

Los miembros de una familia poseen el mismo número de electrones en su capa más externa, es decir, la capa de valencia. Además, tienen propiedades químicas similares. Así, todos los elementos de la familia 1 (o IA), que agrupa los elementos litio, sodio, potasio, rubidio, cesio y francio, tienden a perder un electrón en las reacciones.

Las familias más representativas son:

  • Familia 1 (IA): metales alcalinos. En las reacciones, estos elementos pierden un electrón. En esta familia se encuentran el sodio y el potasio, elementos importantes para la vida.
  • Familia 2 (IIA): metales alcalinotérreos. En las reacciones, estos elementos pierden dos electrones. En esta familia se encuentra el calcio, importante para la formación de los huesos y dientes.
  • Familia 17 (VIIA): halógenos. Estos elementos tienden a ganar un electrón cuando reaccionan. Los miembros destacados en este grupo son el cloro, componente de la sal de cocina y de la lejía, y el yodo que se usa en desinfectantes.
  • Familia 18 (VIIIA): gases nobles. Estos elementos tienen su última capa de valencia completa, por lo que son muy estables.

Los elementos en las familias 3 a 12 son llamados elementos o metales de transición.

Los dos períodos en la parte inferior de la tabla periódica representan dos grupos especiales. El periodo que empieza con Lantano (57) se llama de los lantánidos y el periodo que empieza con actinio (89) se llama de los actínidos. Estos elementos se llaman a veces como de tierras raras, porque inicialmente fue difícil separarlos e identificarlos.

Historia de la tabla periódica

En 1786, el químico francés Lavoisier intentó organizar los 30 elementos conocidos, clasificándolos como elementos metálicos, no metálicos, gases y térreos de acuerdo a sus propiedades.

En 1829, el químico alemán Döbereiner constató que ciertos grupos de tres elementos (tríadas) poseían propiedades semejantes.

En 1864, el químico inglés Newlands comparó los elementos con las notas musicales. Newlands observó que las propiedades de los elementos parecían repetirse cada 8 elementos cuando se les organizaba en orden decreciente de masa atómica. Esta ley se conoció como ley de las octavas.

Julius Lothar Meyer (químico alemán, 1830-1895) y Dimitri Mendeleyev (químico ruso, 1834-1907) desarrollaron cada uno sus propias versiones de la tabla periódica.  Ambos reconocieron un patrón repetitivo en los elementos químicos conocidos hasta la primera mitad del siglo XIX.

Meyer publicó su tabla de 28 elementos por primera vez en 1864, basándose en la masa atómica y las propiedades químicas de los elementos. Mendeleyev arregló los elementos según la masa atómica y dejó espacios en blanco, prediciendo la existencia de elementos que aún no se habían descubierto. Esto le hizo ganar el reconocimiento como padre de la tabla periódica.

En 1913, Henry Moseley (1887-1915) estableció el concepto de número atómico como el aspecto clave en la organización en la tabla periódica moderna. El número atómico es el número de protones en el núcleo.

En 1945, Glenn Seaborg (1912-1997) sugirió que los elementos a partir del actinio (número 89) debían ser considerados en las tierras raras. Seaborg también contribuyó a la creación de las series de los lantánidos y actínidos, que son los periodos representados debajo de la tabla periódica.

nuevos elementos

La tabla periódica actualizada data del 28 de noviembre del 2016 e incluye los elementos 113 (Tennessine), 115 (Nihonium), 117 (Moscovium) y 118 (Oganesson).

Curiosidades de la tabla periódica

Descubrimiento de los gases nobles

Por mucho tiempo los gases nobles (helio, neón, argón, kriptón, xenón y radón) se conocieron como gases inertes, porque se pensaba que no reaccionaban en lo absoluto. En 1962, Neil Bartlett descubrió que en condiciones especiales estos gases pueden formar compuestos con otros elementos. Desde entonces, se le da el nombre de gases nobles.

Elementos más abundantes

Los primeros dos elementos de la tabla periódica, hidrógeno y helio, representan el 90% de la materia en todo el universo.

Organismo encargado de la tabla periódica

La IUPAC (por las siglas en inglés International Union of Pure and Applied Chemistry) es el organismo encargado de la actualización de la tabla periódica y de establecer los criterios para la creación y designación de nuevos elementos.

Nombres de elementos

Uno de los inconvenientes que la IUPAC tuvo al escoger el nombre de un elemento fue su insistencia en que el elemento no fuera nombrado en honor a una persona aún viva. En 1993, los norteamericanos llamaron el elemento 106 seaborgio, por el científico Glenn Seaborg (1912-1997), quien para ese momento estaba vivo.

Creación de nuevos elementos

Gracias a desarrollos tecnológicos avanzados, se ha logrado la creación de nuevos elementos. El iniciador de este campo fue Glenn Seaborg, quien sintetizó por primera vez el plutonio en 1943 y fue responsable luego de la síntesis de muchos de los elementos transuránicos.