Reciclaje

El reciclaje es el proceso de recuperar los materiales de un producto al final de su vida útil para regresarlos a la cadena productiva. Esto es, transformar los desechos en recursos para nuevos productos.

Los altos niveles de consumismo a nivel global se reflejan en un aumento del uso de los recursos naturales y en la generación de productos que son desechados. El destino de estos productos puede ser:

  • La incineración: es decir, el quemado de los desechos, con la consiguiente liberación de gases contaminantes;
  • El relleno sanitario o vertederos: la disposición de los desechos en el campo o corrientes de agua, que, a la larga, ocupan un espacio que podría tener otra utilidad, y son fuente de contaminación ambiental;
  • El reciclaje: que es darle a los materiales de ese producto un destino útil como un nuevo producto.

¿Por qué es importante reciclar?

Al inicio de la era industrial, las fábricas operaban transformando recursos en productos que luego eran eliminados como basura. La basura es un problema porque:

  1. ocupa un espacio para su depósito, si se realiza en condiciones sanitarias controladas;
  2. su transporte y manejo representa un gasto de energía y recursos, y
  3. los tratamientos de residuos tienen impactos negativos ambientales y de salud.

Sin embargo, podemos contribuir a disminuir la cantidad de basura al darle un nuevo uso, dándole valor a través del reciclaje.

Importancia y beneficios del reciclaje

Existen varias razones de por qué es importante reciclar:

  • las fuentes primarias (bosques, suelo, agua, energía) son preservadas;
  • las emisiones de los gases invernadero se reducen.
  • Reducción del impacto ambiental por actividades mineras.
  • Ahorro de energía y agua.
  • Reducción de la basura y la contaminación.

Etapas de reciclaje

En el proceso de reciclaje, se distinguen tres etapas principales: recolección, preprocesamiento y procesamiento final.

Recolección

La recolección de material para reciclaje puede organizarse en varios sistemas:

  • Sistema de contenedores: localizados en sitios públicos, colegios, fábricas, se caracterizan por presentar colores que indican dónde colocar los residuos.
  • Recolección en las aceras: en algunas localidades, existen días de recolección de muebles, equipos electrónicos, ropa, que se dejan frente a las viviendas en las aceras. La municipalidad es la encargada de recoger y distribuir este material.
  • Sistema de reembolso: en donde al devolver el material a reciclar, se le regresa una parte del valor pagado por el producto.

Preprocesamiento

El preprocesamiento incluye la separación y la clasificación de los materiales. En los plásticos, las botellas de PET se clasifican por color y tipo de material, las botellas transparentes tienen un mayor valor económico.

Por ejemplo, las baterías de vehículos de plomo-ácido están compuestas de varios materiales:

  1. primero se remueve el ácido sulfúrico rompiendo la caja, el ácido se recoge y se neutraliza con hidróxido de calcio o sodio.
  2. Segundo, se desarma y separa los materiales con plomo de los plásticos. La caja de polipropileno puede ser recuperado para reciclaje en nuevos productos plásticos.
  3. Tercero, se remueve el azufre del sulfato de plomo al hacerlo reaccionar con carbonato de sodio o de amonio.

Procesamiento final

El procesamiento final es la última etapa donde el material reciclado puede ser usado de nuevo como materia prima. En el caso de los metales, el procesamiento final comprende la fundición y refinamiento de los mismos.

En el caso de papeles recuperados, la pulpa se debe limpiar de forma intensiva, para remover residuos plásticos, metálicos, adhesivos o alimenticios y producir una pulpa de fibras homogéneas.

En el caso de los plásticos, particularmente el PET se forman fibras que luego son usada en la industria textil para hacer poliéster. También pueden ser utilizarlos como combustibles para generar energía en procesos industriales e incineradores.

Los vidrios son

Eficiencia del proceso de reciclaje

Existe la creencia común de que si un producto es clasificado correctamente en su depósito correspondiente, este será reciclado de manera apropiada. Esto no concuerda con la realidad, pues en cada etapa del reciclaje se producen pérdidas, especialmente en la etapa de recolección.

¿Cómo podemos reciclar?

Podemos reciclar de forma simple a través de las siguientes acciones:

  1. Separar los desechos según el tipo de material: vidrio, papel, plástico, metal, material orgánico.
  2. Colocar cada material en su contenedor correspondiente.

Las tres R: reducir, reusar, reciclar

La reducción se refiere a disminuir el consumo innecesario. Por ejemplo, tener dos pares de zapatos, en lugar de diez; no cambiar de teléfono cada vez que sale una nueva actualización; tener un sólo vehículo en la familia o usar el transporte público. Son varias las medidas que se pueden tomar:

  • reducir la necesidad del servicio o producto en primer lugar;
  • alargar el tiempo útil de un producto, ya sea adquiriendo un producto que pueda usarse más de una vez, o reparándolo;
  • reducir la pérdida del material o producto fuera de especificación en los diferentes pasos de producción.

En este sentido, la reducción significa también reducir la cantidad de material que necesita ser reciclado.

Al reusar un producto, bien sea por su diseño o por sistemas de intercambio, estamos contribuyendo a la reducción de basura o materiales que necesitan ser reciclados a corto plazo. Esto lo podemos hacer, por ejemplo, usando vasos de vidrio o peltre en lugar de vasos de cartón o plástico, usar ropa o equipos electrónicos de segunda mano.

Finalmente, la meta del reciclaje es recuperar los materiales en los productos que ya han sido descartados o que dejaron de ser útiles.

Materiales reciclables

Los seres humanos empleamos los recursos naturales para distintas actividades y propósitos. Existen recursos renovables (se pueden regenerar en un tiempo corto) y no renovables (una vez utilizados, no se regeneran). Sin embargo, los recursos terrestres no son infinitos.

El material reciclado puede llamarse también "secundario" para diferenciarlo del material primario que proviene del medio ambiente.

Plásticos

Plasticos reciclaje
Las botellas de plástico PET (polietileno tereftalato código 1) son las más recicladas.

El reciclaje de los plásticos es una de las estrategias claves para reducir los problemas ambientales. Los plásticos son polímeros orgánicos sintéticos, hechos a partir de materias primas petroquímicas, que no son biodegradables. Se utilizan principalmente para empaquetar y envolver otros productos.

Hay una gran variedad de plásticos, que pueden ser clasificados en:

  • termoplásticos: no experimentan cambios químicos cuando se calientan y pueden ser moldeados de nuevo. Ejemplos: polietileno, (PE), polipropileno (PP), poliestireno (PS) y polivinil cloruro (PVC).
  • termoestables: se pueden fundir y tomar forma sólida luego. En el proceso de termoestabilidad se produce una reacción química que es irreversible. El poliuretano (PUR) es un ejemplo.

La única forma para eliminar definitivamente la basura plástica es quemándola, con lo cual también se producen emisiones de gases invernaderos. Se estima que 8300 millones de toneladas métricas de plásticos se han producido hasta el 2017. Para el 2015 solo el 9% había sido reciclado, 12 % incinerado y 79% acumulado en la naturaleza.

Papeles

papel reciclaje
La mayor utilización de papel reciclado es en la confección de papel periódico y cartón corrugado.

El principal material bruto que se usa para producir papel es la madera o el papel recuperado, luego de convertirlo en pulpa reciclada. El uso de papel recuperado es menos costoso que el uso de fibras vírgenes, y se consume menos agua.

Metales

cobre metales reciclaje
El reciclaje de cobre es una parte importante del suministro del metal en la industria.

Los metales, sus compuestos y aleaciones tienen propiedades únicas que permiten la sostenibilidad en infraestructura y productos modernos. Son inherentemente reciclable, esto es, pueden ser usados una y otra vez, minimizando la necesidad de la extracción de minas y el proceso primario de extracción de minerales, ahorrando grandes cantidades de energía y agua.

El acero es el metal más reciclado y cuya estructura de reciclaje funciona mejor. Otros metales son el cobre, el plomo y el aluminio.

Materiales orgánicos

La madera se produce como un proceso natural por el crecimiento de los arboles. Los principales sitios de donde se puede recuperar son:

  • sitios de demolición y de construcción,
  • desechos municipales e industriales,
  • fábricas de muebles, de empaquetamiento y de paletas.

La madera puede reciclarse como pisos de madera, para tableros, lechos para animales o coberturas vegetales. Por otro lado, los productos hechos de madera que ya no son útiles, contienen aun cantidades significativas de energía almacenada en los enlaces químicos. Estos pueden ser recuperados y usados como sustitutos de los combustibles fósiles.

Las cenizas provenientes de las biomasas quemadas se pueden regresar a los bosques y cerrar el ciclo de nutrientes.

Vidrio

El uso más extenso del vidrio es para contener sustancias. Su composición es 15% óxido de sodio (Na2O), 9% óxido de calcio (CaO) y poco mas del 70% de dióxido de silicio (SiO2).

El vidrio es probablemente el material que más ha sido reciclado desde su descubrimiento. Este puede ser fundido y moldeado en artículos con las mismas características del material original en un reciclaje de sistema cerrado.

Textiles

Los materiales textiles reciclados se pueden usar en la confección de cuerdas y sogas, como relleno de muebles y peluches, para aislamiento térmico, mantas, colchones, alfombras, entre otros.

Tipos de reciclaje

Los diferentes tipos de reciclaje están relacionados con la clase de material:

Reciclaje de metal nuevo: es el metal remanente de la elaboración de los productos. Se recupera esencialmente en su forma pura o de aleación dentro de las instalaciones del proveedor. Es fácil y económico de obtener.

Reciclaje específico de metal al final de la vida útil: el metal contenido en los productos desechados se separa y clasifica para obtener reciclados que son devueltos a los suplidores de metales para reprocesamiento y reutilización. Este tipo de reciclaje se lleva a cabo para metales de alto valor.

Reciclaje especifico de aleacion: una aleación en un producto desechado se separa y envía la producción de materiales brutos para recuperar la aleación. Por ejemplo en el reciclaje de aluminio y de acero.

Reciclaje inespecífico de metal o reciclaje no-funcional: el metal o la aleación en un producto se incorpora como relleno de una cantidad mayor de material. La ventaja de esto es que el metal no se desecha en la naturaleza. La desventaja es que no se aprovechan las propiedades especificas de dicho material y tampoco es reutilizado para reemplazar el metal primario en la cadena de producción.

Reciclaje mecánico de plásticos: luego de recolectado y clasificado, el plástico es triturado, lavado y secado, para finalmente fundirlo y formar bolitas que son enviadas al fabricante del producto final.

Reciclaje químico de plásticos: el polímero PET es degradado en monómeros u oligómeros mediante técnicas de despolimerización, como glicólisis, metanólisis o hidrólisis alcalina. Este reciclaje es más costoso pero el material es de mejor calidad.

Referencias

Geyer, R., Jambeck, J.R., Law, K.L. (2017) Production, use, and fate of all plastics ever made. Science Advances. 3:e1700782. DOI: 10.1126/sciadv.1700782

Worrel, E., Reuter, M.A. (2014) Handbook of recycling: state-of-the-art for practitioners, analysts, and scientists. Elsevier ed.