Ecosistemas de México

Los ecosistemas de México comprenden el conjunto de zonas geográficas con características físicas y biológicas comunes del país. Es importante recordar que los ecosistemas son sistemas abiertos y dinámicos, donde interactúan los seres vivos entre sí y con su entorno.

México es rico en una gran variedad de ecosistemas, debido a:

  • su historia geológica,
  • su posición biogeográfica intermedia,
  • su heterogeneidad climatológica, y
  • la alta diversidad biológica.

Clasificación de los ecosistemas de México

La diversidad de ecosistemas en el territorio mexicano nos permite clasificarlos en:

  • Ecosistemas terrestres tropicales: selvas altas y medianas siempreverdes, selvas bajas y medianas deciduas, selvas espinosas, matorrales, pastizales.
  • Ecosistemas terrestres templados: bosques de coníferas, bosques de encino, bosques mixtos, bosques nublados, matorrales, pastizales.
  • Ecosistemas subterráneos: cuevas y grutas.
  • Ecosistemas acuáticos costeros: manglares, playas y dunas, lagunas costeras, estuarios, marismas.
  • Ecosistemas acuáticos marinos: arrecifes y comunidades coralinas, islas, praderas de pastos marinos, fondos marinos (bentos).

Principales tipos de ecosistemas de México

Principales ecosistemas de México
Mapa de distribución de los ecosistemas actuales en México.

Características de los ecosistemas de México

A continuación presentamos las características distintivas de diferentes tipos de ecosistemas en México.

Matorrales xerófilos

Matorrales xerófilos México
Región de Cataviña en Baja California

Los matorrales xerófilos se caracterizan por arbustos que dominan los climas áridos y semiáridos de México. Abarca en la actualidad 508 958 km2, casi un 30% de la superficie del país. Los podemos conseguir en:

  • el Altiplano mexicano,
  • las planicies costeras de los estados de Tamaulipas y Sonora,
  • la Península de Baja California y
  • una parte importante del Valle de Tehuacán-Cuicatlán en los estados de Puebla y Sonora.

Flora y fauna en matorrales

Predominan los arbustos pequeños y espaciados, como el arbusto leñoso "la gobernadora" (Larrea tridentata), las suculentas y semisuculentas de la familia Cactaceae (Opuntia sp.), magueyes y mezcales como el maguey lechuguilla (Agave lechuguilla) nativo de México.

Bosques templados

Lago Zempoala Bosques templados ecosistemas de Mexico
Laguna de Zempoala, estado de México.

Los bosques templados de México se encuentran en las zonas montañosas a lo largo de la Sierra Madre Occidental, la Sierra Madre Oriental, la Sierra Madre del Sur y el sur de Chiapas. Representan poco más del 16% del área del país. Se dividen en bosques de clima templado subhúmedo (mas extensos) y de clima templado húmedo, de los cuales podemos mencionar:

  • bosques de coníferas (de pino, abeto u oyamel, ayarín, cedro o táscate),
  • bosques de latifoliadas (encinos) y
  • bosques mixtos pino-encino.

Las temperaturas pueden estar entre los 12 y los 23ºC en promedio y la precipitación anual es de 600 a 1000 mm. Los suelos son ricos en materia orgánica.

Flora y fauna de los bosques templados

Las especies dominantes en estos sistemas son los pinos (Pinus spp.) y los encinos (Quercus spp.). Se encuentran también gran variedad de hongos, como el hongo de borrego (Russula brevipes), el hongo de yema (Amanita caesarea) y el Duraznillo (Cantharellus cibarius).

Entre los animales nativos de México podemos mencionar:

  • el venado cola blanca (Odocoileus virginianus),
  • el conejo serrano (Sylvilagus floridanus),
  • el pez Picote tequila (Zoogoneticus tequila), y
  • el pez Chegua (Alloophorus robustus).

Selvas secas

Parque Nacional Cañon del Sumidero Chiapas
Parque Nacional Cañón del Sumidero, Chiapas.

Las selvas secas también se conocen como selva baja caducifolia o bosque tropical deciduo. Se caracterizan por árboles pequeños que pierden sus hojas durante la época seca del año. Ocupan aproximadamente 12 % de la superficie de México, y se distribuyen en la vertiente del Pacífico desde el sur de Sonora y suroeste de Chihuahua hasta Chiapas.

La precipitación varía entre los 300 mm y máximo de 1800 mm con meses secos entre diciembre y mayo.

Flora y fauna de las selvas secas

De las plantas identificadas en estos ecosistemas, el 40 % son endémicas y están adaptadas a la sequía.

Entre las plantas se encuentran el bonete o papaya de montaña (Jacaratia mexicana), los cactus columnares (Neobuxbaumia spp.), el copal santo (Bursera bipinnata), la palmera cocoyul (Acrocomia aculeata), el Bamel (Brahea dulcis) y el Ramón (Brosimun alicastrum).

Entre los animales se encuentra el oso hormiguero Tamandúa norteño o brazo fuerte (Tamandua mexicana), el mapache (Procyon lotor), el armadillo nueve bandas (Dasypus novemcinctus) y el ocelote (Leopardus pardalis). Las aves endémicas son la chachalaca pálida (Ortalis poliocephala) y la Coa citrino (Trogon citreolus).

Bosques tropicales (selvas)

Los bosques tropicales de México se distribuyen principalmente en la vertiente del Golfo de México: Veracruz, suroeste de Campeche y porciones de Tabasco. A lo largo de la vertiente del Pacífico en la Sierra Madre del Sur en Oaxaca y Guerrero. Cubre cerca del 5% del territorio.

Selva alta perennifolia

Selva humeda Chiapas México
Selva de Chiapas.

Las selvas altas perennifolias o bosques tropicales perennifolios son comunidades vegetales conformadas por árboles que no pierden las hojas, de aproximadamente 30 m de alto, troncos con diámetro entre 65-75 cm, de lianas, epífitas y palmas. En México se distribuye casi exclusivamente en la vertiente del Atlántico y en una franja angosta de la vertiente pacífica de la Sierra Madre de Chiapas.

Las precipitaciones están por arriba de 2000 mm anuales y la temperatura superan los 18 ºC. Un ejemplo de selva alta perennifolia se encuentra en el Jardín Escultórico Edward James en Xilitla, San Luís Potosí.

Estos ecosistemas presentan una gran riqueza de especies. Los árboles más conocidos son:

  • la caoba (Swietenia macrophyla),
  • el pochote o ceiba (Ceiba pentandra),
  • el cacao (Theobroma cacao),
  • la guanábana (Annona muricata).
  • El cortés amarillo (Terminalia amazonia).
  • El zopo o palo de zope (Guatteria anomala).

Entre las palmas está el tepejilote (Chamaedorea tepejilote) y el chocho (Astrocaryum mexicanum).

La selva es el hábitat de gran diversidad de animales. Entre los mamíferos se tienen el mono araña (Ateles geoffrogyi), el tepescuintle (Agouti paca) y el Tlacuache dorado (Caluromys derbianus). En la clase Aves la guacamaya roja (Ara macao) en peligro de extinción en México, el tucán pico Canoa (Ramphastos sulfuratus) y el Zopilote Rey (Sarcoramphus papa). La boa o mazacuata (Boa constrictor), la iguana (Iguana iguana), otras serpientes y lagartijas, además de insectos y anfibios pululan las selvas.

Bosque tropical húmedo

Astrocaryum mexicanum palma ecosistema de Mexico
La palma Astrocaryum mexicanum se encuentra abundante en la región de Los Tuxtlas, Veracruz.

Los bosques tropicales húmedos se distribuyen a nivel mundial en la región intertropical, entre los 0 y 1200 m sobre el nivel del mar y con valores superiores a 2000 mm de precipitación anual. El bosque tropical húmedo en México tiene una extensión total de 98.983 km2. El ejemplo más representativo se encuentra en la región de Los Tuxtlas, en el estado de Veracruz.

La palma Astrocaryum mexicanum es la especie más abundante.

Pastizales

Sierra Purica, Sonora Pastizales ecosistemas de Mexico
Pastizal en la Sierra Purica, Sonora.

Los pastizales o zacatales ocupan 6% del territorio mexicano, predominante en el norte del país, entre los 1000 y 2500 m. Se distribuyen en zonas semiáridas y de clima templado frio, con precipitaciones de 300-600 mm. Se caracteriza por pastos con pocos árboles y arbustos.

Los pastizales son considerados uno de los ecosistemas más amenazados de América del Norte. Los más extensos en México se encuentran en los estados de Sonora, Chihuahua, Durango, Coahuila, Zacatecas y San Luís Potosí.

Flora y fauna de los pastizales

Entre las herbáceas conseguimos el Pasto navajita (Bouteloua gracilis), el Zacate búfalo (Buchloe dactyloides), el Zacate llanero (Eragrotis intermedia). Entre los árboles encontramos el Mezquite dulce (Prosopis glandulosa).

El perrito llanero (Cynomys mexicanus) es un roedor endémico de México que pertenece a la familia de las ardillas. El Tlalcoyote (Taxidea taxus) es un mamífero carnívoro de la familia de las comadrejas. El Tecolote llanero (Athene cunicularia) es un ave depredadora de la familia de los búhos.

Manglar

manglar Celestun Yucatan ecosistema costero
Manglar de Celestún, Yucatán.

Los manglares son humedales costeros cuya formación vegetal es leñosa, densa, arbórea o arbustiva de 1 a 30 mt de altura, compuesta de una o varias especies de mangle con poca presencia de hierbas y enredaderas. Los mangles son árboles con adaptaciones para vivir en lugares inundados y con mareas.

En México se encuentran en la línea costera del Atlántico y el Pacífico y predominan cuatro especies de mangle:

  • Mangle rojo Rhizophora mangle,
  • mangle blanco Laguncularia racemosa,
  • mangle negro Avicennia germinans y
  • mangle botoncillo Conocarpus erectus.

Existen manglares en El Conchalito (Baja California Sur), Las Guásimas (Sonora), Teacapán-Agua Brava (Nayarit), Barra de Tecoanapa (Guerrero), Sontecomapan y La Mancha (Sonora), Laguna de Términos y Los Petenes (Campeche). El Sistema de Monitoreo de los Manglares de México recopila desde el 2005 información para mejorar el manejo de este ecosistema.

Praderas de pastos marinos

praderas de pastos marinos
El caballito de mar Hippocampus erectus es nativo de México.

Las praderas de pastos marinos se caracterizan por plantas sumergidas bajo el agua marina (angiospermas marinas). En México se encuentran en los estuarios, marismas, lagunas costeras y en todos los mares que rodean al país.

Flora y fauna en las praderas de pastos marinos

La especie de pasto marino predominante es Zostera marina. Esta especie es fuente principal de alimento para aves y peces migratorios, cangrejos, camarones y almejas. El caballito de mar Hippocampus erectus es nativo de México.

Vea también Biodiversidad

Referencia

  • Challenger, A, Soberón, J. 2008. Los ecosistemas terrestres, en capital natural de México, vol. 1: Conocimiento actual de la biodiversidad. CONABIO, México, pp. 87-108.