Sistema solar

El sistema solar es el sistema planetario en donde se encuentra nuestro planeta Tierra. Comprende un conjunto de cuerpos celestes donde encontramos el Sol, los planetas, los planetas enanos y sus satélites.

El Sistema Solar se encuentra en la galaxia conocida como Vía Láctea y se originó a partir de una enorme nube de gas y polvo caliente llamada la nébula solar. Se estima que esto empezó hace 4 500 millones de años y tardó millones de años en formarse.

¿Cómo está formado el sistema solar?

sistema solar
Representación de nuestro sistema solar.

El sistema solar está conformado por:

  1. Una estrella: el Sol que genera su propia luz y energía. Está compuesto por hidrógeno y helio.
  2. Planetas: son los cuerpos esféricos que orbitan el Sol, no emiten luz y la órbita está despejada. En el Sistema Solar existen 8 planetas, a saber, Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno.
  3. Satélites: son los cuerpos que giran alrededor de los planetas. Por ejemplo, la luna es el satélite de la Tierra, mientras Júpiter y Saturno tienen más de 60 satélites.
  4. Planetas enanos: un cuerpo que orbita el Sol con masa suficiente, pero cuya órbita presenta escombros, como por ejemplo, Plutón, Eris, Haumea y Makemake.
  5. Asteroides: son rocas de forma irregular y tamaño variable, que orbitan alrededor del Sol. La palabra "asteroide" significa "parecido a estrella". El asteroide más grande conocido es Ceres, con un diámetro de 950 km.
  6. Cometas: son cuerpos helados que se originan en las regiones más alejadas del Sistema Solar. Muchos cometas tienen órbitas que los llevan a aproximarse al Sol. Cuando esto sucede, la radiación solar evapora parte del material del cometa provocando la aparición de una cola.
  7. Meteoros: son residuos rocosos menores que los asteroides (menos de 100 m de largo). Estos a veces son atraídos por la fuerza gravitacional de la Tierra. Al entrar en la atmósfera terrestre, la fricción los calienta y los hace brillar. Los meteoros que tocan la superficie son llamados meteoritos.

Características del Sistema Solar

Estrella central El Sol se encuentra en el centro del Sistema Solar, cuya fuerza gravitacional mantiene en órbita a los planetas.
Planetas en orden
  1. Mercurio
  2. Venus
  3. Tierra
  4. Marte
  5. Júpiter
  6. Saturno
  7. Urano
  8. Neptuno
Órbitas planetarias Elípticas, los planetas giran alrededor del Sol siguiendo una línea elíptica.
Excentricidad Es la medida de cuan circular es una órbita, siendo igual a 0 (cero) una órbita perfectamente circular, y a 1 (uno) una órbita elíptica. Por ejemplo, la órbita de Venus es más circular que la órbita de Marte.
Período de revolución Tiempo que demora un planeta en dar una vuelta alrededor del Sol, mejor conocido como un año.
Mercurio: 88 dias
Venus: 224,7 dias
Tierra: 365 dias
Marte: 687 días
Júpiter: 4329 días
Saturno: 10 768 días
Urano: 30 685 días
Neptuno: 60 225 días
Período de rotación

Giro sobre un eje invisible que va desde el polo norte al polo Sur pasando por el centro de los planetas, también conocido por día.
Mercurio: 58,65 dias
Venus: 243 dias
Tierra: 24 horas
Marte: 24 horas y 36 minutos
Júpiter: 9 horas y 50 minutos
Saturno: 10 horas 40 minutos
Urano: 17 horas 14 minutos
Neptuno: 16 horas 7 minutos

Grados de inclinación Los planetas presentan varios grados de inclinación de su eje con respecto a una linea vertical. Por ejemplo, la Tierra forma un ángulo de 23,5 º, Marte tiene 25,5º y Urano, 97,86º.
Campo gravitacional Cada planeta tiene su propio campo gravitacional, que es la fuerza que atrae a los objetos hacia su centro. Por ejemplo, el campo gravitacional en la Tierra es tres veces más fuerte que el de Marte pero tres veces más débil que en Júpiter.
Campo magnético Los planetas tienen un campo magnético, producto del movimiento de líquidos metálicos en el centro de los mismos. Estos campos magnéticos protegen al planeta de los vientos solares.
Cinturón de asteroides El Sistema Solar presenta un cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter, el cinturón de Kuiper que se encuentra más allá de Neptuno y la nube de Oort en el borde exterior del sistema.

El Sol

El Sol es la estrella en el centro del sistema solar cuya fuerza gravitacional mantiene en órbita a los planetas. Tiene alrededor de 4500 millones de años. Produce su propia luz y calor por el proceso de fusión nuclear.

El Sol se mueve a 210 km/s dentro de la Vía Láctea y tarda 225 millones de años en completar una vuelta alrededor del centro de la galaxia.

El diámetro del Sol es de 1,4 millones de km. Sus principales componentes son el hidrógeno (92%), el helio (7,8 %) y el resto son elementos más pesados como el oxígeno, carbono, nitrógeno y neón.

Vea también El Sol.

Planetas del Sistema Solar

En la actualidad existen 8 planetas en el sistema solar que giran alrededor del Sol en aproximadamente el mismo plano, en la misma dirección. En orden desde el Sol están:

  • Planetas internos o terrestres:

    • Mercurio,
    • Venus,
    • Tierra y
    • Marte;
  • Planetas externos o gaseosos:
    • Júpiter,
    • Saturno,
    • Urano y
    • Neptuno.

Mercurio: el planeta de hierro

Mercurio es el planeta más cercano al Sol, el más pequeño de los planetas internos. Se sabe de la existencia de Mercurio desde el siglo III a.d.C. En la mitología romana, Mercurio era el dios del comercio y los viajes, por eso se le dió este nombre al planeta, por su movimiento rápido a través del cielo.

Mercurio es uno de los planetas más densos del sistema solar, compuesto principalmente por hierro, sodio, magnesio, calcio, oxígeno y helio. La superficie de Mercurio presenta muchos cráteres y llanuras lisas producto del flujo de lava.

Venus: el planeta infernal

Venus es el segundo planeta desde el Sol. Se le considera la hermana del planeta Tierra por su similitud en tamaño y masa, y por ser el planeta más cercano. Sin embargo, su atmósfera está compuesta por gases tóxicos (90-95% dióxido de carbono) y temperaturas superiores a los 450ºC.

En ciertas épocas del año se puede ver en el cielo como un punto brillante justo después del atardecer. Su nombre se debe a la diosa del amor y la belleza. Un detalle curioso de Venus es que rota en sentido opuesto al resto de los planetas internos, lo que le hace aparecer con los polos invertidos.

Venus es un planeta rocoso y el tercero en densidad, debido a su núcleo de níquel y hierro. Probablemente poseía una gran cantidad de agua que se evaporó debido a las altas temperaturas.

Tierra: el planeta azul

La Tierra es el tercer planeta desde el Sol y el mayor de los planetas internos. Es el quinto más grande en tamaño en el sistema solar. Como Mercurio y Venus, la Tierra se formó a partir de una masa caliente y fundida que luego se enfrió y solidificó.

La Tierra es el único planeta cuyo nombre no tiene origen en la mitología griega o romana y que contiene agua en estado líquido. Posee un satélite natural, la Luna.

La Tierra es el planeta más denso del sistema solar. La superficie está recubierta en su mayoría por los océanos (70%). La atmósfera está compuesta por 78% de nitrógeno, 21% de oxígeno y el resto por argón, dióxido de carbono, metano y otros gases.

Marte: el planeta rojo

Marte es el cuarto planeta desde el Sol y el último de los planetas internos. Desde la Tierra se puede observar a Marte que luce rojo por la gran cantidad de polvo que cubre la superficie, por lo que se le conoce como "el planeta rojo".

Marte recibe su nombre por el dios romano de la guerra. Sus dos satélites (descubiertos en 1877 por el astrónomo Asaph Hall) son llamados Fobos (miedo) y Deimos (pánico) como los hijos del dios griego de la guerra.

Marte es el menos denso de los planetas internos, lo que sugiere que su núcleo es menor que el de la Tierra. La superficie esta marcada por cráteres y fisuras, como el cañón Valles Marineris, con 8 km de profundidad y 4500 km de largo. El suelo es rico en hierro y en compuestos inestables llamados peróxidos. La atmósfera está compuesta por 95% de dióxido de carbono, 3% nitrógeno, 2% argón y menos de 0,2% oxígeno.

Júpiter: el gigante gaseoso

Júpiter es el primero de los planetas gaseosos y el quinto desde el Sol. Es el más grande de los planetas del sistema solar, concentrando el 71% de todo el material del sistema, exceptuando al Sol.

Para los antiguos romanos, Júpiter era el rey de los dioses. La capa externa gaseosa es de aproximadamente 20 mil km de espesor compuesta de helio (10%) e hidrógeno (90%). En el interior del planeta, la enorme presión transforma el hidrógeno a su estado líquido metálico.

Visto desde la Tierra, Júpiter es uno de los planetas más brillantes en el cielo. A través de telescopios se pueden distinguir varias franjas de diferentes colores: naranja, marrón rojo y amarillo. También se observa la Gran Mancha Roja, descubierta por Giovanni Cassini en 1665.

Júpiter posee al menos 63 satélites, cuatro de ellos descubiertas por Galileo en 1610: Io, Europa, Ganimedes y Calisto. También posee un sistema de anillos, como los de Saturno, pero más difuminados y claros, por lo que no son apreciables por telescopios normales.

Saturno: el planeta anillado

Saturno es el sexto planeta desde el Sol y el segundo más grande del sistema solar. Su característica más distintiva es el sistema de anillos que lo circunda. En total son siete anillos: A, B, C, D, E, F y G.

Para los antiguos romanos, Saturno era el dios de la agricultura. En 1659, Christiaan Huygens reportó la presencia de los anillos y de un satélite, Titan.

Saturno está compuesto por 75% hidrógeno y 25% helio, con mínimas cantidades de agua, metano y amonio. Sobre el polo norte se distingue una formación hexagonal en la atmósfera.

Dentro de los 62 satélites de Saturno se destacan: Titan, Mimas, Enceladus, Tethys, Dione, Rhea, Iapetus, Prometheus y Pandora. Titan posee una atmósfera espesa y hielo en su superficie y es más grande que el planeta Mercurio.

Urano: el planeta helado

Urano es el tercero de los planetas gaseosos y el séptimo desde el Sol. Fue descubierto por el astrónomo William Herschel en 1781. Es un planeta helado, azul pálido y es el más lejano de los planetas que puede ser visto a simple vista desde la Tierra.

Urano es el dios griego del Universo, padre del dios Saturno. Mucho de lo que conocemos de Urano es gracias a la sonda Voyager 2.

A diferencia de Júpiter y Saturno, Urano está compuesto de metano, amoníaco, agua, hidrógeno y helio.

Posee un sistema de anillos difuso y por lo menos 27 satélites, de los cuales las más grandes son a Miranda, Ariel, Umbriel, Titania, Oberon, Portia, Puck y Sycorax.

Neptuno: el octavo planeta

El octavo y último planeta del sistema solar es Neptuno. Es el más pequeño de los planetas gaseosos, de color azul intenso y nubes blancas. Como los otros planetas gaseosos, posee un sistema de anillos alrededor del planeta.

En la mitología romana Neptuno era el dios de los mares. La existencia de un octavo planeta fue predicho por Urbain Leverrier en Francia y John Adams en Inglaterra en 1846, y descubierto finalmente por el astrónomo alemán Johann Gottfriend Galle.

El interior de Neptuno contiene un núcleo pequeño y denso compuesto de hierro, níquel y silicatos, rodeado por un manto de agua, amoníaco y metano. La capa externa contiene hidrógeno, helio y metano. La actividad atmosférica de Neptuno es alta, con vientos que pueden alcanzar los 2000 km/h.

Neptuno posee 14 satélites, siendo Tritón el más grande. Otros satélites de Neptuno son: Naiad, Thalassa, Despina, Galatea, Larissa, Nereida, Proteus, Halimede, Psamathe, Neso, Soa, Laomedeia y S/2004N1.

Plutón: de planeta a planeta enano

Plutón fue descubierto en 1930 por Clyde Tombaugh. Entre 1930 y el 2006, fue considerado el noveno planeta del sistema solar. En el 2006, la Unión Astronómica Internacional definió lo que es un planeta, dejando fuera a Plutón como planeta, transformándolo en un "planeta enano".

Plutón se encuentra orbitando dentro del cinturón de Kuiper. Posee cinco satélites: Charon, Styx, Kerberos, Nix e Hydra.

Vea también:

Referencias

Wilkinson, J. (2016) The Solar System in Close-up. Springer Ed.