Aparato digestivo


Ana Zita
Ana Zita
Científica

El aparato digestivo o sistema digestivo es el conjunto de órganos encargados del procesamiento de los alimentos en los animales. Es el responsable de transformar los alimentos para que puedan ser aprovechados por el organismo.

Los animales necesitan de fuentes externas para mantener las funciones vitales, a diferencia de las plantas. Es entonces de los alimentos que se obtiene la energía y la materia en forma de nutrientes para las diferentes actividades celulares.

Para que los nutrientes entren en la célula, los alimentos son procesados, cortados y divididos a sus componentes moleculares, que luego pasan a la sangre, que los lleva al resto del cuerpo. Esto es posible gracias al sistema digestivo.

Los animales pueden ser herbívoros, carnívoros u omnívoros, dependiendo de si se alimentan de plantas, animales, o ambos. Los seres humanos somos omnívoros, aunque existen personas que tienen predilección por los vegetales (los vegetarianos) o por las carnes (los esquimales).

Partes del sistema digestivo

El sistema digestivo está conformado por el tubo digestivo y las glándulas accesorias o anexas. El tubo digestivo va desde la boca hasta el ano y, ciertamente, es un tubo muy largo por donde los alimentos viajan por gravedad y por peristaltismo.

El peristaltismo es el efecto que producen los músculos del tubo digestivo al contraerse; imagina que tienes una manguera flexible y quieres hacer pasar por ella una canica. Cerrando el puño alrededor de la manguera, justo por detrás de la canica, puedes ir empujando la misma hasta el otro extremo. Lo mismo sucede a lo largo del tubo digestivo.

Tubo digestivo y sus partes

Cavidad oral

La boca o cavidad oral se extiende desde los labios hasta la faringe. Contiene la lengua, las encías, los dientes y los orificios de los conductos salivales. Es en esta parte donde se produce la primera fase de la digestión: masticación y deglución.

Faringe

La faringe es un tubo por donde entra el aire, los alimentos y los líquidos. Las amígdalas y adenoides se encuentran en la faringe. También se consigue la epiglotis, una lámina por detrás de la lengua que cierra la laringe cuando tragamos.

Esófago

El esófago es un tubo de fibras y músculo que mide aproximadamente 25 cm. Conecta la faringe con el estómago y está por detrás de la tráquea en su parte superior. Entra al abdomen a través del diafragma. Su función es permitir la llegada de los alimentos al estómago.

Estómago

estomago
Vista del esófago, el estómago y el intestino delgado.

El estómago es un órgano muscular, parecido a un bolso o riñonera, que mezcla los alimentos con el jugo gástrico para formar el quimo. Se localiza en el lado izquierdo del abdomen, entre el esófago y la primera parte del intestino delgado.

Puede almacenar hasta tres litros de alimentos.

Esfínteres del estómago

El cardias es el encargado de dejar pasar el alimento proveniente del esófago al estómago.

A la entrada y salida del estómago se encuentran dos anillos musculares, llamados esfínteres, que se abren y cierran regulando el tránsito de los alimentos. El esfínter cardias se abre para dejar entrar el bolo alimenticio, y se cierra para impedir el reflujo del quimo.

El píloro es el esfínter al final del estómago, que se abre para dejar pasar el quimo hacia el intestino delgado.

Intestino delgado

El intestino delgado es un tubo de aproximadamente 6 a 7 m, que va desde el estómago hasta el intestino grueso. Presenta tres partes: el duodeno, el yeyuno y el íleo. 

El duodeno está justo después del estómago y mide 25 cm. En él se derraman los jugos pancreáticos y biliares. El yeyuno continúa al duodeno y representa dos quintas partes del intestino delgado. Se continúa con el íleo, que es es la parte más larga y se conecta al intestino grueso.

La parte interna del intestino delgado es especialmente rica en superficie. Como consecuencia, aumenta el área de contacto con el contenido intestinal, y, por ende, la absorción. Esto es debido a la formación de pliegues y vellosidades a gran escala, y a la presencia de microvellosidades celulares. 

Intestino grueso

intestino grueso
El intestino grueso y sus partes.

El intestino grueso es la última parte del tubo digestivo, de aproximadamente 1,5 m de longitud. Se puede dividir en ocho segmentos:

  1. el ciego,
  2. el apéndice,
  3. el colon ascendente,
  4. el colon transversal,
  5. el colon descendente,
  6. el colon sigmoide,
  7. el recto,
  8. el canal anal.

Glándulas anexas al sistema digestivo

Las glándulas anexas o accesorias son estructuras que se conectan al tubo digestivo y allí secretan sus productos. Son tres: las glándulas salivales, el hígado y el páncreas.

Glándulas salivales

El producto principal de las glándulas salivales es la saliva. Existen tres pares de glándulas salivales: las parótidas, las sublinguales y las submandibulares.

Funciones de la saliva y de las glándulas salivales

  • Limpieza y humidificación de la boca.
  • Secreción de enzimas digestivas como la amilasa, y enzimas antibacterianas, como la lisozima.
  • Disolución de compuestos y contribución al sentido del gusto.

Hígado

liver
El hígado se encuentra ubicado en la parte alta y a la derecha del abdomen.

El hígado es el órgano glandular más grande del cuerpo, con un peso aproximado de 1,5 kg. Se encuentra en el lado derecho del abdomen, debajo del diafragma.

La bilis producida por el hígado se almacena en un saco en forma de pera, llamada vesícula biliar. Desde la vesícula sale un tubo delgado o conducto para liberar la bilis en el duodeno.

Funciones del hígado
FunciónMecanismo
Metabolismo de las proteínas

Síntesis de proteínas plasmáticas.

Síntesis de factores de coagulación.

Metabolismo de los lípidos

Formación de lipoproteínas y ácidos grasos.

Síntesis de colesterol.

Transformación de colesterol en sales biliares.

Metabolismo de carbohidratos

Síntesis y degradación de glucógeno.

Producción de glucosa.

Secreción de la bilis

Producción de sales biliares.

Eliminación de la bilirrubina.

Almacenamiento

Glucógeno.

Vitaminas A y B12

Transformación y destoxificaciónProcesamiento de fármacos y sustancias exógenas.
Protección

Filtración de la sangre proveniente del intestino.

Retirada de bacterias por fagocitosis.

HematopoyesisEl hígado del feto produce los glóbulos rojos.

Páncreas

pancreas
El páncreas se encuentra en el abdomen por detrás del hígado y el estómago.

El páncreas es una glándula endocrina y exocrina. Las células endocrinas del páncreas (islotes de Langerhans) producen las hormonas insulina, somatostatina y glucagón que vierte en la sangre. Las células exocrinas producen enzimas digestivas que van a parar al duodeno.

Principales enzimas pancreáticas
EnzimaActúa sobre
TripsinaProteínas y polipéptidos
Lipasa pancreáticaTriglicéridos
Alfa-amilasa pancreáticaAlmidón
Fosfolipasa-A2Fosfolípidos

Funciones del sistema digestivo

Digestión de los alimentos

La función principal del sistema digestivo es la digestión de los alimentos, esto es, el procesamiento de los alimentos para poder ser asimilados por el organismo. Para poder aprovechar el contenido nutritivo de los alimentos, la digestión consta de varias etapas: la masticación, la deglución, la digestión química y enzimática y la absorción. A continuación, explicamos cada uno de estos pasos.

1. Masticación

Cuando introducimos los alimentos en la boca y los masticamos, los dientes y la lengua realizan una función mecánica al romper y mezclar la comida con la saliva y las enzimas. Los trozos grandes de comida se pican y trituran, facilitando el proceso de digestión.

Las moléculas se disuelven en la saliva y estimulan el sentido del gusto. El bolo alimenticio es la combinación de los alimentos triturados y masticados con la saliva.

 2. Deglución

En el proceso de deglución, la epiglotis impide el paso de la comida a las vías respiratorias.

Después de masticar y formar el bolo alimenticio, el siguiente paso es tragarlo. La lengua empuja el bolo a través del paladar hacia la faringe. Aquí, la epiglotis juega un papel crítico, pues impide que el alimento se desvíe a la tráquea y llegue así a los pulmones, lo cual traería serios inconvenientes.

Luego, el esófago se encarga del transporte del bolo alimenticio hasta el estómago.

3. Digestión química y enzimática

El ácido clorhídrico y las enzimas en el estómago degradan el bolo alimenticio a sus componentes moleculares.

Se lleva a cabo en el estómago y en el intestino delgado. En el estómago, el jugo gástrico ácido activa las enzimas que empiezan a romper las proteínas y las grasas. Entonces se forma una masa líquida llamada quimo.

En el duodeno, se secretan el jugo pancreático, la bilis y el jugo intestinal, con enzimas que ayudan a romper las proteínas, las grasas, los carbohidratos y los ácidos nucleicos del quimo.

Es así como las proteínas se transforman en aminoácidos, los carbohidratos en monosacáridos, las grasas en ácidos grasos y glicerol, y los ácidos nucleicos en nucleótidos. El resultado ahora es una sustancia acuosa con aspecto lechoso llamada quilo.

4. Absorción

El quimo tarda entre 2 y 3 horas en atravesar el intestino delgado.

El proceso por el cual las moléculas de los alimentos pasan a la sangre se llama absorción. Esta tiene lugar en el estómago, el intestino delgado y el intestino grueso. Por la pared del estómago, se puede absorber el alcohol, el agua, sales y algunos medicamentos.

La mayor parte de la absorción de los productos de la digestión tiene lugar en los enterocitos (células intestinales) en el intestino delgado. Esto gracias a la gran cantidad de superficie de contacto, debido a los pliegues, las vellosidades y las microvellosidades.

Las vellosidades parecen como dedos de guantes que se proyectan en el interior del intestino. Las microvellosidades son prolongaciones de la membrana plasmática de las células intestinales.

La principal función del colon es la absorción, en especial, del agua.

Excreción

El sistema digestivo también se encarga de la eliminación de aquello que no pudo ser procesado durante la digestión. La defecación se lleva a cabo por el recto y el ano. Las heces fecales son lo que quedó de los alimentos que no fueron absorbidos en el tubo digestivo.

Secreción exocrina y endocrina

Los órganos y glándulas del sistema digestivo también tienen una función exocrina y endocrina. Las sustancias que se vierten directamente en el tubo digestivo, como, por ejemplo, el ácido clorhídrico, la saliva y las sales biliares y bilis, son secreciones exocrinas.

Las secreciones endocrinas son las hormonas que se vierten en el torrente sanguíneo que producen su efecto en órganos aparte. La insulina y el glucagón son hormonas que secreta el páncreas, importantes en la regulación de la glucosa en el organismo.

Defensa contra microorganismos

El tubo digestivo atraviesa el cuerpo, conectando el exterior con el interior del cuerpo. Por esto es que también cumple la función de defendernos de microorganismos o agentes extraños, por medio de:

  • la secreción de ácidos gástricos.
  • El reflejo del vómito.
  • La microbiota intestinal: bacterias beneficiosas que viven en el interior del tubo.
  • La respuesta inmunitaria y secreción de anticuerpos.

Ana Zita
Ana Zita
Graduada en bioanálisis en Universidad Central de Venezuela, con doctorado en bioquímica del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas. Investigadora con más de diez años de experiencia en instituciones y universidades, actualmente divide la redacción de contenidos educativos con la agricultura científica.