Metáfora

Adriana Morales
Adriana Morales
Licenciada en Letras
Publicado en

La metáfora es una comparación que sirve para establecer una relación de semejanza entre dos elementos. Por ejemplo, “Ana es un amor”, la palabra ‘amor’ se refiere a lo cariñosa o amorosa que es ‘Ana’.

Es una de las figuras literarias más utilizadas, principalmente en el lenguaje literario, así como en el lenguaje cotidiano, religioso o filosófico.

Las metáforas se emplean para describir personas, objetos o situaciones haciendo referencia a otros elementos de características similares. De esta manera se puede dar forma a aquello que resulta abstracto o difícil de expresar.

Esta asociación permite trasladar el significado de un término a otro, modificar el sentido de las palabras, por lo que la metáfora es considerada un tropo, es decir, un recurso literario que sirve para embellecer o aportar cierto carácter estético al lenguaje.

¿Cómo se compone una metáfora?

Las metáforas se componen de los siguientes niveles:

  • Tenor: el término se anuncia de forma literal.
  • Vehículo: es el término figurado o imaginativo donde radica el sentido de la metáfora.
  • Fundamento: se trata de la relación entre el tenor y el vehículo.

Por ejemplo, “la ciudad es una jungla”, ‘ciudad’ es el tenor, ‘jungla’ es el vehículo y el fundamento sería lo densa de población y diversidad que coexisten tanto en una ciudad como en una jungla.

La metáfora se caracteriza por relacionar un término A con uno B de forma implícita. A diferencia del símil, figura retórica que sirve para establecer comparaciones de forma directa valiéndose del uso de conectores, “ardes como el fuego”.

Ejemplos de metáforas

  • Las estrellas de sus ojos. (Asemeja el brillo de los ojos con el titilar de las estrellas)
  • Sus cabellos de oro. (El cabello rubio se compara con el color dorado del oro)
  • Las ventanas del alma. (Los ojos)
  • Sus labios, pétalos de rosa. (Se refiere a la suavidad de los labios)
  • El viento se llevó los algodones. (La palabra ‘algodones’ sustituye a ‘nubes’)
  • El tiempo vuela. (Quiere decir que las horas no se detienen)
  • Para luego es tarde. (Se refiere a la premura)
  • Mi abuela es un manojo de nervios. (Se refiere a que es muy nerviosa)
  • Luisa está que quema. (Se refiere a que está muy molesta)
  • La fiesta terminó con una lluvia de regalos. (Se refiere a que hubo gran cantidad de regalos)

Ejemplos de metáforas en la literatura

A continuación se presentan ejemplos de metáforas en obras literarias:

  • los cabellos que el oro oscurecían”. Garcilaso de la Vega. (Se asocia el color rubio del cabello con el oro)
  • "En tus ojos peleaban las llamas del crepúsculo", Pablo Neruda. (Se refiere a la dificultad de abrir los ojos ante la claridad de la luz solar)
  • "Las nubes son alas, son alas de ángel", Gloria Fuentes. (Se refieren a las nubes que recorren el cielo)

Tipos de metáfora

En las metáforas se pueden distinguir diferentes tipos de relación de semejanza entre los términos reales e imaginarios, como se presenta a continuación:

Metáfora pura. Consiste en sustituir un término real por otro irreal o imaginario con el cual existe una semejanza. Por ejemplo: “Ella peina sus hilos plateados”. 'Hilos plateados' es el término imaginario para referirse a las canas.

Metáfora impura. Presenta la relación que existe entre el término real y el imaginario. Por ejemplo: “Sus ojos son perlas negras”. El término real 'ojos' se relaciona con el término imaginario 'perlas negras' para referirse al color negro de los ojos.

Metáfora aposicional. El término real y el imaginario se encuentran separados por una coma. Por ejemplo, “Tu piel, seda que cubre todo tu cuerpo”. El término metafórico 'seda que cubre tu cuerpo', sirve para describir la suavidad del término rel 'piel'.

Metáfora visual. Consiste en la representación de una o más ideas a través de imágenes y sin hacer uso del lenguaje verbal. El mensaje debe ser interpretado por el receptor.

Metáfora negativa. El término real o imaginario está acompañado de una negación. Por ejemplo, “No es el infierno, es la calle”, de Federico García Lorca. Sirve para negar el término imaginario 'infierno', y se afirma el término real 'calle'.

Diferencia entre la metáfora y el símil (o comparación)

El símil es una figura literaria que se vale del uso de conectores para establecer la comparación entre dos términos. A continuación, observa los siguientes ejemplos y sus diferencias.

Metáfora Símil
Tiene piernas de acero. Las piernas de Felipe son tan fuertes como el acero.
Tus labios suave terciopelo. Tus labios son suaves como el terciopelo.
Tus ojos verde selva. Tus ojos son verdes cual selva profunda.

Vea también: