Figuras literarias

Adriana Morales
Escrito por Adriana Morales
Licenciada en Letras
Publicado en

Las figuras literarias o figuras retóricas, son palabras o frases que se utilizan de forma diferente a la habitual en lenguaje escrito o hablado, aportando mayor belleza o expresividad a aquello que se comunica, bien sea una idea, emoción, sentimiento o acontecimiento.

Las figuras literarias son empleadas tanto en el lenguaje corriente o cotidiano como en los textos literarios. Los poetas y demás escritores se valen de estos recursos del lenguaje para enriquecer sus obras y transmitir diferentes significados que son interpretados por el lector o receptor.

En los refranes y dichos también se emplean las figuras retóricas, así como en las canciones para rimar las composiciones a través de sonidos y juegos de palabras que, con sus diferentes significados, pueden ser interpretados de diversas maneras.

A continuación se presentan los diferentes tipos de figuras literarias más utilizadas:

Metáfora

La metáfora sirve para exponer la relación de semejanza que hay entre dos o más ideas u objetos. La relación puede ser entre una imagen y un término real. Es una de las figuras literarias más empleadas. Ejemplos:

  • "una mañana de oro que alumbre los jardines", del poema El rojo sol de un sueño en el Oriente asoma, de Antonio Machado.

Explicación: en este verso se hace referencia a una mañana soleada, donde la palabra “oro” refuerza la imagen del brillo del sol de forma semejante al oro.

  • Tus dientes son perlas.

Explicación: en el ejemplo se destaca el color blanco de los dientes de una persona.

Vea también:

Epíteto

Los epítetos son adjetivos usados para expresar la cualidad o característica que sobresale de una persona, objeto, animal. Ejemplos:

  • El ardiente sol quemó mi piel.

Explicación: en este ejemplo se refuerza la capacidad que tienen los rayos solares para quemar la piel.

  • Estamos en la dulce espera.

Explicación: indica que aún se está a la espera de saber o conocer algo en particular.

Hipérbole

Es la exageración o el aumento desmedido de lo que se habla o de la realidad. Sirve para dar una importancia desmedida a lo que se hace referencia. Ejemplos:

  • ¡Casi me muero de la risa!

Explicación: la frase hace énfasis en que se experimentó un momento de mucha risa.

  • “¡Oh más dura que mármol a mis quejas, y al encendido fuego en que me quemo más helada que nieve, Galatea!”, del poema Égola Primera de Garcilaso de la Vega.

Explicación: el poeta hace énfasis en la inflexible y fría actitud de alguien.

Símil o comparación

El símil se emplea para hacer comparaciones de igualdad entre un elemento real y otro imaginario. Suele emplear los siguientes nexos: así como, como, tal cual, se parece, se asemeja. Ejemplos:

  • Tus ojos negros como la noche.

Explicación: se compara el color de ojos con la oscuridad de la noche.

  • “A él lo hicieron como a Vulcano”, del poema El espino de Gabriela Mistral.

Explicación: la poeta compara la figura de un hombre con la del dios romano del fuego.

Onomatopeya

Las onomatopeyas son las representaciones de los sonidos que derivan de los animales, objetos o elementos naturales. Ejemplos:

  • Pío, pío.

Explicación: representa el piar de los pollitos.

  • Tilín, tilín.

Explicación: representa el sonar de las campanas.

Hipérbaton

El hipérbaton es una figura literaria que se emplea en las oraciones para alterar el orden gramatical habitual de las palabras. Esto puede afectar el orden coherente en la comunicación de ideas. Ejemplos:

  • Miedo me da ver lo que está haciendo.

Explicación: lo correcto sería, "Me da miedo ver lo que está haciendo”.

  • “Pasos de un peregrino son, errante”, del poema Soledades de Luis de Góngora.

Explicación: en este verso, el orden coherente de lo que se expresa debería ser, “Los pasos de un peregrino son errantes”.

Personificación

La personificación es una figura literaria que sirve para atribuirle cualidades humanas a los animales, cosas o seres inanimados. Ejemplos:

  • Botellita de jerez, todo lo que me digas será al revés.

Explicación: en este ejemplo la botella (objeto), se le atribuye la cualidad de hablar.

  • Ese gato me canta con su maullido.

Explicación: se le asigna a un gato la cualidad de cantar.

Anáfora

La anáfora es una figura literaria que se caracteriza por la repetición de una o más palabras, de forma intencional, al inicio o final de la frase. Ejemplos:

  • Un clavo saca a otro clavo.

Explicación: se repite la palabra “clavo”.

  • A grandes males, grandes remedios.

Explicación: se repite la palabra “grandes”.

Paradoja

La paradoja es una figura literaria que reúne dos ideas que parecen contradictorias, pero que tienen un sentido coherente o enfatiza una idea. Ejemplos:

  • Si quieres paz, prepárate para la guerra.

Explicación: hay situaciones en las que se deben enfrentar diferentes circunstancias difíciles hasta encontrar aquello que se quiere y que genera tranquilidad.

  • Lo barato sale caro.

Explicación: adquirir un objeto, equipo o servicio barato y de baja calidad, puede presentar defectos rápidamente. Esto conllevaría a la compra de otro equipo, generando un costo mayor del previsto si se hubiese invertido el dinero en algo de mejor calidad.

Aliteración

La aliteración es la repetición frecuente de sonidos similares de una o varias letras en distintas palabras que generan cierto ritmo o efecto sonoro. Ejemplo:

Caminante, son tus huellas

el camino y nada más;

Caminante, no hay camino,

se hace camino al andar.

Caminante no hay camino, Antonio Machado

Explicación: el sonido frecuente y repetitivo de esta estrofa es “camin-” y es notorio en las palabras “camino” y “caminante”.

Paronomasia

La paronomasia es un recurso literario que utiliza palabras con sonidos similares, pero cuyos significados son diferentes. Ejemplo:

Luciérnaga celeste, humilde estrella

de navegante guía: la Boquilla

de la Bocina que a hurtadillas brilla,

violeta de luz, pobre centella

Luciérnaga celeste, Miguel de Unamuno

Explicación: el sonido similar en esta estrofa es “bo-”, y se identifica en las palabras “boquilla” y “bocina”, cuyos significados son diferentes.

Antítesis

La antítesis es un recurso literario que sirve para relacionar dos ideas opuestas entre sí. Ejemplo:

Cuando quiero llorar no lloro,
y a veces, lloro sin querer.
Rubén Darío

Explicación: en el ejemplo se aprecia como se oponen las ideas de querer llorar y no poder hacerlo, y la de llorar sin razón aparente.

Elipsis

La elipsis es una figura literaria que omite una palabra o parte de una frase que se sobreentiende. Por lo general, se omiten los verbos. Ejemplos:

  • Hijo de tigre, pintito.

Explicación: el verbo “nace” es sustituido por la coma.

  • Al potro y al niño, con cariño.

Explicación: se omite el verbo “trátalos”.

  • En abril, aguas mil.

Explicación: se omite el verbo “caen”.

Sinécdoque

La sinécdoque designa una cosa con el nombre otra, es decir, se puede emplear el nombre de una de sus partes como el todo. Ejemplos:

  • Bocas que alimentar.

Explicación: la palabra “bocas”, se refiere al número de personas que están a cargo o bajo la responsabilidad de otro.

  • Hoy cumple 15 primaveras.

Explicación: se emplea la palabra “primaveras” en vez de años.

Alegoría

La alegoría es una figura literaria que presenta una imagen de la cual se puede entender otra realidad. Por ejemplo:

  • Cuando el río suena, es porque piedras trae.

Explicación: el sonido del ruido representa los rumores sobre algo que se está comentando.

  • Donde menos se piensa salta la liebre.

Explicación: la imagen de la libre, animal ligero y hábil, alude a la capacidad que tienen algunas personas para generar sucesos inesperados.

Ironía

Es una figura literaria que expresa una idea contraria sobre aquello que se hace referencia. Puede tener un tono burlesco o sarcástico. Ejemplos:

  • ¡Tan puntual como siempre!

Explicación: hace referencia a lo atrasado que acostumbra a llegar una persona.

  • Deberías estudiar menos.

Explicación: se refiere a que la persona debería estudiar más.

  • "Comieron una comida eterna, sin principio ni fin”, del poema La vida del Buscón de Francisco de Quevedo.

Explicación: se indica que alguien comió de forma desmedida.

Metonimia

La metonimia es una figura literaria que se emplea para designar algo con el nombre de otra cosa con lo que guarda distintos tipos de relación, como de causa o efecto. Ejemplos:

  • Zapatero a tus zapatos.

Explicación: cada persona se caracteriza por tener una capacidad a la que debería dedicarse.

  • Cada uno en su casa es rey.

Explicación: se infiere a que cada persona en la comodidad de su hogar puede tomar decisiones porque está en un espacio que le pertenece.

  • Se te cuentan las canas.

Explicación: en esta metonimia las canas se interpretan como efecto de la vejez y de la edad de la persona.

Asíndeton

Figura literaria que suprime el uso de conjunciones. Genera una sensación de rapidez. Ejemplo:

Desmayarse, atreverse, estar furioso,

áspero, tierno, liberal, esquivo,

alentado, mortal, difunto, vivo,

leal, traidor, cobarde y animoso;

Soneto CXXVI, Lope de Vega

Explicación: en esta estrofa, el poeta omite casi en su totalidad el uso de conjunciones que sirven para enumerar los aspectos que menciona.

Polisíndeton

Al contrario del asíndeton está el polisíndeton, recurso literario que hace un uso excesivo o innecesario de conjunciones. Ejemplo:

Soy un fuerte y un será y un es cansado.

En el hoy y mañana y ayer, junto

pañales y mortaja, y he quedado

presentes sucesiones de difunto

Francisco de Quevedo.

Explicación: en esta estrofa se aprecia cómo el poeta utiliza de forma repetitiva la conjunción “y” para dar mayor fuerza a la idea que expone.

Vea también: