Placas tectónicas

Las placas tectónicas son pedazos o segmentos de la litosfera, capa superficial sólida de la Tierra. La litosfera flota sobre la astenosfera, una capa caliente y fluida que se mueve, provocando que la litosfera se doble y rompa en fragmentos de diferentes tamaños y formas.

Si comparamos la litosfera con un pastel de moras, esta representaría la capa de masa que se coloca sobre la salsa de mora caliente en la que se puede mover o quebrar.

Existen más de 20 placas tectónicas, entre las cuales las siete placas principales son:

  • La placa Norteamericana
  • La placa Sudamericana
  • La placa del Pacífico
  • La placa Africana
  • La placa Euroasiática
  • La placa Indo-Australiana
  • La placa Antártica.

Las placas tectónicas de tamaño mediano son:

  • La placa Caribeña
  • La placa de Nazca
  • La placa de Filipina
  • La placa Arábiga
  • La placa de Cocos
  • La placa escocesa
  • La placa de Juan de Fuca.

Además se encuentran microplacas, que son trozos más pequeños de litosfera, como la placa de Juán Fernandez en el Pacífico, la placa de los Andes Norte en Colombia y la placa Rivera en Colima, México.

placas tectonicas principales  y medios y movimientos
Mapa de las placas tectónicas del mundo y su dirección de movimiento.

Las placas tectónicas o litosféricas pueden ser oceánicas, cuando están sumergidas en los océanos, como la placa del Pacífico y la placa Antártica, y continentales, cuando forman parte de los continentes como la placa arábiga. Las placas sudamericana y africana tienen tanto parte oceánica como continental.

La teoría de la tectónica de placas muestra cómo el movimiento de las placas produce y altera las formas que vemos en la corteza terrestre y por qué se producen los sismos y volcanes.

¿Cuáles son los tres movimientos de las placas tectónicas?

Las placas tectónicas se mueven todo el tiempo. Dependiendo de cómo se mueven entre sí, se pueden describir tres tipos de movimientos: divergentes, convergentes y transformantes.

Movimiento divergente

Cuando dos placas se separan al moverse en direcciones opuestas se habla de movimiento divergente (del latin di: aparte y vergere: moverse).

Por ejemplo, las placas norteamericana y euroasiática en el océano Atlántico se están separando formando una grieta por la cual sube material rocoso fundido del manto. La roca caliente al subir se enfría y forma unas crestas que se denominan dorsales océanicas. Por eso se dice que los bordes divergentes o centros de expansión construyen nuevo fondo oceánico.

Estos bordes se localizan a lo largo de las crestas de las dorsales oceánicas. Las velocidades típicas de expansión del fondo oceánico son de un promedio de unos 5 cm al año.

movimientos divergentes de placas tectonicos

Movimiento convergente

El movimiento convergente se presenta cuando dos placas se mueven una hacia la otra y en algún punto chocan. Una de las placas se dobla y desliza por debajo de la otra. En este caso las placas forman bordes convergentes o de subducción, dando como resultado fosas submarinas o cadenas montañosas.

Los bordes convergentes pueden formarse entre dos placas oceánicas, una placa oceánica y una continental o dos placas continentales.

Por ejemplo, cuando se produce el movimiento convergente entre la placa de Nazca (oceánica) y la placa sudamericana (continental) se formaron los Andes en el continente sudamericano y la fosa oceánica Perú-Chile.

La cordillera del Himalaya en el continente asiático se formaron por el choque entre dos placas continentales: la placa indo-australiana y la euroasiática.

movimiento convergente de placas tectonicas

Movimiento de falla tansformante o tanscurrente

Cuando las placas se deslizan horizontalmente una al lado de la otra sin producir ni destruir litosfera (bordes de placa pasivos). La mayoría de las fallas transformantes se encuentran en el fondo oceánico.

movimiento transcurrentes de placas tectonicas

Vea también Capas de la Tierra.

¿Por qué se mueven las placas tectónicas?

Las placas tectónicas se mueven por las diferencias de temperatura y de densidad por debajo de la litosfera. Asi, las zonas más calientes y menos densas por debajo de la litosfera asciende, empujando las placas hacia los lados.

Al mismo tiempo, las regiones más frías y densas de la litosfera se hunden y arrastran consigo material rocoso. Este proceso se conoce por convección, que es un mecanismo de transferencia de calor.

Vea también Transferencia de calor.

Referencias

Ortega, E. (2018). Geografía G. Innova ediciones. México.

Tarbuck, E.J., Lutgens, F. K., Tasa, D. (2013) Ciencias de la Tierra. Una introducción a la geología física 10a ed.. Pearson. Madrid (España).