Cultura Maya

Frank Arellano
Frank Arellano
Profesor de Historia

Los mayas fueron una de las culturas mesoamericanas más sobresalientes de la historia precolombina, desde su periodo formativo (c.1500 a.C.) hasta la conquista española del continente (1500 d.C.)

El pueblo maya era sedentario, practicaba la agricultura y su civilización estuvo compuesta por ciudades independientes que compartían elementos religiosos, culturales y lingüísticos. A diferencia de pueblos como el Azteca-méxica, la cultura maya no tuvo un imperio o estructura política centralizada.

Aun así, los mayas construyeron magníficos centros urbanos con templos y pirámides para sus ceremonias y rituales. Estos los podemos observar hoy en los sitios arqueológicos de Tikal, Calakmul, Copán, Yaxchilán, Palenque, Mayapán, entre otros.

Uxmal
Pirámide del adivino en Uxmal, importante ciudad maya localizada en la Península de Yucatán. Uxmal vivió su época de esplendor durante el periodo clásico mesoamericano, especialmente entre los años 600 y 900 d.C.

En los territorios mayas también se llevaron a cabo impresionantes adelantos culturales, tales como la escritura jeroglífica, el sistema de numeración vigesimal y el desarrollo de conocimientos astronómicos obtenido por su persistente observación del cielo y el entendimiento de las matemáticas.

A pesar de sus avances, la decadencia de la civilización maya comenzó en el siglo X. Las causas del declive son objeto de debate entre los expertos.

Algunos piensan que el abandono y deterioro de las ciudades llegó por las guerras que unas sostenían sobre otras. Otros han propuesto que la deforestación y el daño a los terrenos cultivables hizo imposible mantener la estabilidad de la población.

Ubicación geográfica de la cultura maya

La cultura maya se estableció al sur de México, en la Península de Yucatán y en la región noroeste del istmo centroamericano. De esto modo, ocupó territorios de la actual Guatemala, Honduras, Belice, El Salvador y el Estado mexicano de Chiapas.

Las ciudades mayas generalmente se localizaban en medio de las selvas centroamericanas o cercanas a las costas yucatecas.

Aunque la civilización maya decayó después del siglo X y luego fue conquistada por el imperio español, sus descendientes todavía viven en las mismas regiones. Se estima que 5 millones de personas hablan dialectos mayas y son herederos tanto de antiguas tradiciones como de un significativo legado cultural.

Mayas copia 2
Entre líneas rojas, el área maya. Entre líneas azules, el resto del territorio mesoamericano. El mapa señala la ubicación de sitios arqueológicos del periodo clásico y posclásico.

Características de la civilización maya

  • Sociedad: la civilización maya tomó forma como una sociedad agraria, de la que emergieron importantes ciudades. Las ciudades tenían una organización política estratificada en la que el rey, y la nobleza guerrera y religiosa, gobernaba sobre el pueblo llano, compuesto por agricultores y artesanos.
  • Religión: los mayas fueron un pueblo politeísta, esto es, que creía en la existencia de diversos dioses. Los dioses encarnaban los elementos de la naturaleza y se involucraban en todo lo que acontecía en el mundo. El dios principal era Hunab Ku, el creador de los mundos.
  • Política: los gobernantes tenían un poder inmenso y considerado sagrado. El cargo más alto era el de Halach Uinic, reyes que mandaban a elaborar linajes para demostrar que eran descendientes de dioses y legitimar su autoridad.
  • Arquitectura: como otras grandes civilizaciones de Mesoamérica, los mayas construyeron enormes ciudades. Edificaron templos y pirámides para hacer ofrendas a sus dioses, y observatorios astronómicos para conocer el movimiento de los astros en el cielo.
  • Creencias: las pirámides mayas eran vistas como montañas sagradas, por ello recibían el nombre de witztob, lo que significa que eran las montañas que los acercaban al paraíso.
  • Escritura: los mayas tallaban glifos y logogramas (dibujos con significados) en los muros de sus templos para registrar eventos históricos importantes.
  • Literatura: crearon relatos fantásticos que muestran su interpretación del mundo. Uno de los más conocidos es el Popol Vuh. Este libro contiene narraciones sobre el origen del mundo, las costumbres y las leyendas de la cultura maya quiché.

Etapas de la cultura maya

La cultura maya tiene una larga historia, de más de tres mil años, siendo así una de las culturas mesoamericanas que más se prolongó en el tiempo. Se originó en el periodo preclásico (1500 a.C.- 250 d.C.), vivió su época de auge y esplendor en el periodo clásico (250- 950 d.C.), y declinó en el periodo posclásico (950- 1520).

Cuando los españoles arribaron a Centroamérica, aún existían algunas ciudades mayas. Pero la mayoría se hallaba en ruinas y cubiertas por el espesor de las selvas.

Los mayas en el periodo preclásico (1500 a.C.-250 d.C.)

Hacia el año 1500 a.C. inició el periodo formativo de la cultura maya. En este momento, los mayas comenzaron a practicar la agricultura y se empezaron a establecer en pequeños poblados. Algunos siglos más tarde emergieron las primeras ciudades.

De acuerdo con los yacimientos arqueológicos, la ciudad maya más antigua hasta ahora descubierta está en Aguada Fénix, Estado de Tabasco, en el sur de México. Los expertos fechan su aparición cerca del año 1000 a.C.

Casi al mismo tiempo se construyeron las ciudades de Ceibal (950 a.C.) en la actual Guatemala y Cuello (900 a.C.) en Belice. La fundación de estas ciudades señala el nacimiento de las ciudades-Estado mayas, es decir, de las ciudades que probablemente ya mostraban formas de gobierno.

En este periodo se introdujo el uso de la cerámica y la escultura de figuras de barro cocido. Uno de los logros culturales más relevantes fue la aparición de la escritura alrededor del siglo III a.C. Los mayas refinaron y perfeccionaron la transmisión de ideas y mensajes con glifos, ya fuera mediante dibujos, o a través de grabados en muros.

La cantidad de ciudades aumentó y hacia el periodo preclásico tardío, después del siglo IV a.C., fue común la construcción de centros urbanos con una arquitectura monumental.

Los mayas en el periodo clásico (250 d.C.- 950)

La cultura maya floreció durante el periodo clásico mesoamericano. El cultivo a gran escala del maíz permitió el crecimiento poblacional y dio paso a la aparición de numerosas ciudades, que se hicieron más amplias y albergaron sociedades más complejas.

En ciudades como Tikal, Palenque, Calakmul y Copán prosperaron las actividades artesanales, comerciales, administrativas y religiosas, pero también las militares. La arquitectura monumental continuó su desarrollo con el diseño y edificación de pirámides, templos, plazas y canchas de juego de la pelota de ule.

La religión y el gobierno jugaron un rol fundamental en la vida social. Los gobernantes buscaron tener un estatus sagrado para hacerse más poderosos. Mientras los sacerdotes actuaron como aliados de los gobernantes. Así, estas castas superiores afirmaban que eran las responsables del equilibrio del mundo.

Maya muro wall
La imagen muestra inscripciones a un costado del muro, a un rey (probablemente K'inich Kan Balam II) y a un cautivo. Las esculturas y los muros contenían escritos sobre la historia de las ciudades y de sus gobernantes. Foto: lapin.lapin (CC BY-SA 2.0)

Las distintas ciudades-Estado participaron en redes de alianza o de enemistades. Una de las rivalidades más notables del periodo fue la de Tikal y Calakmul, dos ciudades que se disputaron el dominio de territorios y la influencia sobre otras poblaciones vecinas.

A pesar de los conflictos recurrentes, al interior de muchas ciudades ocurrió un progreso admirable en las artes y en los conocimientos. Algunos astrónomos estudiaron la trayectoria del planeta venus, elaboraron calendarios sofisticados e incluso podían predecir eclipses.

En ciudades como Bonampak, se pintaron frescos sobre los muros que detallan escenas tanto de la vida cotidiana de su población como de otros eventos importantes.

Bonampak fresco
Fresco de Bonampak restaurado. Muestra a un hombre de alto estatus social cuyo cuerpo está siendo pintado de rojo. Imagen: Emma Shavrick (CC BY-SA 4.0)

Decadencia maya al final del periodo clásico (850- 1000)

La época de esplendor de la cultura maya sufrió un serio declive en los últimos siglos del periodo clásico. Algunos arqueólogos incluso señalan que este fue el momento del "colapso de la civilización maya", pues las grandes ciudades de las tierras bajas del sur de México y de la Península de Yucatán fueron abandonadas.

Ciudades como Toniná, Pusilhá, Tikal, Bonampak, Palenque y Copán se hallaban en ruinas o cubiertas por la vegetación antes de comenzar la conquista europea del continente. Las razones de este colapso se consideran misteriosas y diversas hipótesis han sido sostenidas por los expertos.

Unos explican que el colapso en las tierras bajas fue consecuencia del daño ecológico traído por la agricultura intensiva. Otros, que la competencia entre ciudades y las guerras también causaron rebeliones internas, lo que originó la desintegración social. También se ha estudiado el papel de las sequías, de las invasiones de etnias del norte y las enfermedades epidémicas como causa del colapso.

Tulum litografía
Frederick Catherwood. Litografía de Tulum (1844). El templo de la ciudad estaba cubierto por la maleza en el siglo XIX.

Los mayas en el periodo posclásico (1000- 1539)

Aun después del colapso de las ciudades de las tierras bajas, hubo ciudades mayas en las tierras altas que se mantuvieron pujantes. Tales como Chichén Itzá, Uxmal, Cobá y Mayapán.

Al parecer la ciudad de Chichén Itzá surgió como producto de la mezcla de migrantes guerreros toltecas que provenían del centro de México con los mayas que ya habitaban la península de Yucatán.

El mestizaje cultural hizo que las ciudades del posclásico incorporaran más prácticas militaristas y dominio de las rutas comerciales marinas. Esto se deja ver en las construcciones de muros defensivos y zanjas en las ciudades del periodo.

El último centro urbano con gran poder en el posclásico fue Mayapán, que sin embargo quedó devastado por batallas y conflictos internos en el año 1448. Cuando los españoles llegaron a tierras mayas en el siglo XVI, no había una capital influyente en la región.

Los europeos notaron que había poblados con mercados importantes en las costas de Yucatán, pero ninguna ciudad tenía ya el brillo del pasado. La conquista española de los territorios mayas tardó varias décadas en completarse, pues hubo pequeños reinos en resistencia hasta el siglo XVII.

kukulkán
Base de la pirámide de Chichén Itzá. La presencia de kukulkán, la serpiente emplumada, señala la adopción de aspectos religiosos de los pueblos del valle de México en territorio maya durante el periodo posclásico. Foto: Frank Kovalchek (CC BY 2.0)

Vea también:

Bibliografía

Demarest, Arthur (2005) Ancient Maya: The Rise and Fall of a Rainforest Civilization. Cambridge University Press.

Coe, M; Urcid, J. y Koontz, R. (2019) Mexico: from the Olmecs to the Aztecs. Thames & Hudson. Londres.

Andrews IV, E. (1973). "The development of Maya civilization after the abandonment of the southern cities", en Culbert, T. (Editor). The Classic Maya Collapse. Albuquerque: University of New Mexico Press.