Fósiles

Ana Zita
Ana Zita
Científica

Los fósiles son cualquier resto o evidencia de un organismo que vivió hace mucho tiempo. Los restos preservados de seres vivos o sus huellas del pasado son documentos de la historia de la vida sobre el planeta Tierra.

La paleontología es la ciencia que estudia y utiliza los fósiles para investigar cómo fue la vida en la Tierra en el pasado. Todos estos fósiles constituyen lo que se conoce como registro fósil. Este registro se extiende desde que apareció la vida en la Tierra, aproximadamente hace 3.500 millones de años.

La palabra "fósil" deriva del latín fossilis que significa desenterrar. 

Tipos de fósiles

Los fósiles pueden clasificarse según el tamaño y el origen del material preservado.

Fósiles físicos o cuerpos fósiles

Los restos del cuerpo de un ser vivo, como huesos, conchas, dientes se conocen como cuerpos fósiles o fósiles físicos.

Rastro fósil

huellas fósiles Stegosaurus
Huella fósil del dinosaurio Stegosaurus.

La icnología estudia las huellas fósiles. Por las pistas y los trazos se puede tener evidencia directa del comportamiento de animales extintos. Asi como el tamaño: la huella de Tyrannosaurus rex más grande encontrada medía 85 cm.

Por las huellas se puede decir si los dinosaurios caminaban con las patas abiertas, como un cocodrilo, o más cerradas, como un perro. Las pistas también nos enseñan lo rápido que corrían los animales, o si vivían en manadas o solitarios. Las huellas se mineralizaron durante el proceso de formación de las rocas sedimentarias.

Dentro de este grupo de fósiles también se encuentra los coprolitos (heces fosilizadas), las madrigueras, los nidos, entre otros.

Macrofósiles

Son los fósiles de tamaño visible, como los huesos, las conchas o la madera petrificada.

Microfósiles

microfósil foraminifera
Microfósiles foraminifera al microscopio.

Los microfósiles se ven con el microscopio o con lupa. Son importantes para correlacionar las capas sedimentarias cuando se busca petróleo y para descifrar el clima ancestral de la Tierra. Ejemplos de microfósiles son las diatomaceas, radiolarias y foraminiferas.

¿Cómo se producen los fósiles?

Transformar los restos de un organismo en un fósil luego de su muerte toma una gran cantidad de tiempo. La tafonomía es la rama de la paleontología que estudia los procesos de formación de los fósiles o fosilización

Se pueden presentar tres etapas en la fosilización:

  1. Putrefacción de los tejidos blandos de plantas o animales.
  2. Transporte y ruptura de los tejidos duros: huesos, dientes, conchas, madera.
  3. Entierro y modificación de los tejidos duros.

La fosildiagénesis estudia los procesos de fosilización que ocurren después del enterramiento. La fosilización puede ocurrir en diferentes formas, la mayoría ocurre a través de los siguientes procesos:

  1. Mineralización.
  2. Moldes y enyesados.
  3. Reemplazo.
  4. Compresión.
  5. Trampas de preservación.

Mineralización

fosiles petrificados
Troncos petrificados.

Cuando un organismo queda enterrado y su carne desaparece, lo que queda son los huesos o la concha. Algunas de estas partes son porosas, y pueden llenarse con agua y minerales, que luego se transforman en roca. De esta forma se preservan la madera y los huesos.

De los minerales más comunes en este proceso tenemos la sílica y la calcita, pero también entra la pirita, el fosfato y el pedernal.

Moldes y enyesados

molde de fosil
Molde de una concha fosilizado en roca.

En algunos casos, el hueso o la concha original se disuelve o desaparece, dejando un espacio libre que es un molde. Este molde luego se llenó con otros sedimentos. Muchos de los fósiles moluscos se forman de esta manera.

Reemplazo

fosiles reemplazo
Este fósil de amonites parece estar hecho de oro.

Algunas veces la composición química de un fósil cambia debido a las condiciones del ambiente. Por ejemplo, en un hueso enterrado se llenan sus poros con un lodo salino y se mineraliza. Luego, lo que queda de hueso se reemplaza por otras moléculas diferentes. 

Este tipo de fosilización se consigue en algunas conchas de amonites u otros moluscos. La composición original de carbonato es reemplazada por sulfuro de hierro o pirita (oro de tontos), dándole a la concha la apariencia de que está hecha de oro.

Compresión

fósil comprimido
Fósil de una hoja comprimida.

Algunos fósiles se formaron cuando los organismos fueron comprimidos por alta presión. La compresión es común en las hojas y los helechos.

Trampas de conservación

fosil en ambar
Mosquito prehistórico fosilizado dentro de ámbar.

Las trampas de conservación son formas extraordinarias de preservación instantánea. Una de estas trampas es el ámbar, una resina de árbol fosilizada, que cuando emanaba del árbol atrapó insectos, pequeños animales y plantas.

¿Qué podemos aprender de los fósiles?

Argentinosaurus fosil
Reconstrucción del Argentinosaurus huinculensis en el Museo Municipal Carmen Funes, Argentina.

Una vez los paleontólogos consiguen un fósil, empieza el proceso de imaginarse cómo vivió ese ser, dónde vivió, cómo interactuaba con otros seres vivos y cómo se adaptó a su ambiente físico. A partir de pedazos de fósiles se pueden reconstruir los organismos. 

Por ejemplo, con una tibia o fíbula (hueso de la pierna), unas cuantas costillas y algunas vértebras se reconstruyó el esqueleto del Argentinosaurus huinculensis, un gigantosauro descubierto en la Patagonia, Argentina. Gracias a esta reconstrucción y con simulación computarizada se pudo determinar cómo estos grandes gigantes se movían.

Bioestratigrafía

El hallazgo de fósiles en diferentes estratos geológicos permite caracterizar el tiempo de las diferentes capas de la litósfera.

Evolución

Comparando los organismos actuales con los registros fósiles se puede determinar la manera cómo han evolucionado las especies.

ADN de los fósiles

Con la novela de Michael Crichton y luego la serie de películas "Parque Jurásico",  entró en el imaginario del público la posibilidad de usar el ADN de fósiles para recrear los organismos vivos de la prehistoria.

El primer genoma de una especie prehistórica se analizó en el 2008. De un mamut preservado en el permafrost de Siberia, se obtuvo una muestra de pelos con los cuales se pudo analizar el ADN. Esta experiencia dió origen a la paleogenómica, el estudio del genoma de las especies ancestrales extintas.

¿Cómo se colectan los fósiles?

Algunas veces se pueden encontrar fósiles bien preservados y de buen tamaño, por lo cual sólo hace falta recogerlos. Estos pueden estar en la superficie debido a procesos erosivos o pueden ser excavados en expediciones arqueológicas.

En otras ocasiones se requiere de más trabajo y preparación. Las huellas fósiles no se pueden remover; en su lugar se hacen reproducciones o copias en el campo.

Los microfósiles son difíciles de manipular por su tamaño diminuto. Se encuentran frecuentemente en la arena o en rocas sedimentarias granuladas.

Ejemplos de fósiles

De toda la biodiverisdad que ha existido sobre la Tierra, los paleontólogos han identificado por lo menos 150 mil especies por medio de fósiles. Veamos algunos casos.

Luzia

Luzia fosil humano
Exhibición del fósil humano Luzia en el Museo Nacional de Brasil

Luzia es el nombre que se le dió a la mujer a la que perteneció partes de un esqueleto fosilizado hallados en Brasil. Esta mujer vivió en hace más de 10.000 años y murió alrededor de los veinte años.

Triceratops

triceratops fosiles dinosaurios
Triceratops horridus.

El Triceratops es un género de dinosaurio ceraptosiano (que presenta cuernos) herbívoro que vivió en el período cretácico. La calavera mide aproximadamente 2,65 mt, siendo una de las más largas hasta ahora encontradas. Pesaba entre 6 a 9 toneladas.

Archaeopteryx lithographica

Fosiles
Archaeopteryx lithographica en el Museo de Historia Natural de Carnegie, Pensilvania (EE.UU).

Archaeopteryx lithographica es el fósil alado más ancestral descubierto, de aproximadamente 150 millones de años.

Priscacara liops

Fosil cockerellites loops
Priscacara liops.

Los peces son los animales vertebrados más primitivos. Priscacara liops fue una perca del periodo Eoceno.

Gondwanagaricites magnificus

Hongo fósil
El fósil hongo más ancestral fue descubierto en Brasil. 

El hongo Gondwanagaricites magnificus fue descubierto en Brasil en 2017. Su preservación es destacable por ser el primer hongo fósil mineralizado, a diferencia de otros hongos que han sido encontrados preservados en ámbar.

Diploria strigosa

fosil coral
Fósil del coral Diploria strigosa.

Los corales son animales invertebrados marinos, caracterizados por una estructura dura como exoesqueleto. Los fósiles de corales son comunes debido a este exoesqueleto y a que el lecho marino fue propicio para su formación.

Trilobites Ellipsocephalus hoffii

fosil trilobite Ellipsocephalus hoffii
Fósiles de Ellipsocephalus hoffii encontrados en la República Checa.

Probablemente los trilobites son los animales fosilizados más famosos. Se han identificado más de 10.000 especies, todas marinas. El Ellipsocephalus hoffii vivió durante el período cámbrico.

Fósiles falsos o pseudofósiles

falsos fósiles
Ejemplo de un fósil falso: crecimiento de manganeso en una roca.

Existen formaciones que a veces pueden ser confundidas por fósiles. Por ejemplo, los óxidos de manganeso pueden crecer dentro de rocas y verse como helechos atrapados en ella. Esto se conoce como dendritas de manganeso y no son fósiles.

Vea también Evolución

Ana Zita
Ana Zita
Doctorado en bioquímica del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas con licenciatura en bioanálisis de la Universidad Central de Venezuela. Investigadora con más de diez años de experiencia en instituciones científicas en Venezuela y Australia. Actualmente divide la redacción de contenidos educativos con la agricultura científica.