Cromosomas

Los cromosomas son la forma de empaquetar la información genética del ADN dentro de la célula. Si vemos el ADN como el libro donde está toda nuestra información como individuos, los cromosomas serían los capítulos de ese libro.

¿Por qué nuestro organismo hace esto? Porque nuestras células necesitan de un conjunto de instrucciones para que pueda funcionar correctamente. Esta información genética está “escrita” en el ADN, que se encuentra dentro del núcleo de cada célula.

El núcleo de la célula es muy pequeño y el ADN es muy largo. Por este motivo, el ADN se aprieta y enrolla como si fuera un hilo de coser, formando así los cromosomas. Cada cromosoma es un pedazo de ADN con las instrucciones que necesita la célula para funcionar.

El cromosoma se forma por enrollamiento del ADN
El ADN se enrolla y empaqueta de forma compacta en las estructuras llamadas cromosomas.

Cada organismo vivo tiene un número fijo de cromosomas en sus células que varía de especie a especie. Por ejemplo, las células de los humanos tienen 46 cromosomas, las del chimpancé 48, mientras que las del maíz tienen 20 y las de la mosca de la fruta apenas 8.

El número de cromosomas por especie es independiente de su tamaño. Por ejemplo, un animal pequeño como el perro posee 78 cromosomas, muchos más que el elefante, que tiene 56 cromosomas.

La palabra “cromosoma” viene del griego khroma que significa “color” y soma que significa “cuerpo”, nombrados así por el anatomista alemán Wilhem von Waldeyer-Hertz (1836-1921). Esto se debe a que para poder ver los cromosomas, se tiñen las células cuando se están dividiendo. Usando el microscopio reconocemos a los cromosomas como pequeñas estructuras con forma de “X” de diferentes tamaños dentro de la célula.

Función de los cromosomas

La principal función de los cromosomas es organizar la información genética, actuando como “archivos de ADN” de la célula.

Como en un manual de instrucciones, cada cromosoma tiene un contenido específico que le permite a la célula buscar la información necesaria en el momento preciso. Por ejemplo, cuando la célula necesita azúcar, busca la información en el cromosoma 6, y no en otro.

Cada pedazo de ADN tiene un lugar específico en alguno de los cromosomas. De esta manera, cuando la célula necesita una instrucción, abre el cromosoma o “archivo” donde va a encontrar las instrucciones para tal función.

Los cromosomas también sirven para transmitir los caracteres hereditarios a los hijos. Los cromosomas en las células sexuales son los encargados de la herencia de las características de los padres a los hijos. Por esta razón, nosotros heredamos la mitad de los cromosomas de nuestra madre y la otra mitad de nuestro padre.

Vea también Leyes de Mendel.

Partes del cromosoma

Partes del cromosoma mostrando las cromatidas, el centromero y los telomeros
Partes de un cromosoma que muestra las dos cromátidas (azul y roja), el centrómero y los telómeros.

El cromosoma tiene forma de vara con dos brazos conectados en una zona más angosta estrangulada llamada centrómero. Esta puede estar en el medio del cromosoma o hacia alguno de los extremos. El centrómero sirve para conectar los cromosomas cuando la célula se está dividiendo.

Cuando el centrómero se encuentra en un extremo, se puede distinguir un brazo más corto que el otro. El brazo corto también se conoce como “p” por la palabra francesa petit, que significa “pequeño”. El brazo largo también se designa por “q”, por la letra que sigue a la “p”.

Los extremos de los cromosomas son unas partes especiales llamadas telómeros. Serían como una especie de “tapones” de protección.

Cuando dos cromosomas se juntan, cada uno de ellos se llama cromátida. Las cromátidas se conectan a través del centrómero.

Tipos de cromosomas

cuatro tipos de cromosomas segun localizacion del centromero
El centrómero permite clasificar a los cromosomas en cuatro tipos; metacéntrico, submetacéntrico, acrocéntrico y telocéntrico.

Cuando se ven los cromosomas al microscopio notamos que hay diferencias entre ellos. Los biólogos para poder clasificar y estudiar los cromosomas usaron el centrómero como guía. Así tenemos:

  • Cromosomas metacéntricos: el centrómero se encuentra en el medio del cromosoma.
  • Cromosomas submetacéntricos: el centrómero se encuentra un poco más arriba del centro, hacia un extremo del cromosoma.
  • Cromosomas acrocéntricos: el centrómero se encuentra muy cerca de un extremo del cromosoma.
  • Cromosomas telocéntricos: el centrómero se encuentra en el extremo del cromosoma, casi no se puede percibir.

Esta clasificación se usa para numerar los cromosomas, como ponerle número a los capítulos de un libro. Así, el cromosoma más largo es el número 1 hasta el más pequeño.

Cromosomas humanos

Los seres humanos poseemos 46 cromosomas en las células del cuerpo. Heredamos 23 de mamá y 23 de papá, esto significa que tenemos 23 pares de cromosomas.

Cromosomas homólogos

A los pares de cromosomas de la madre y el padre se les llaman cromosomas homólogos. Esto significa que tenemos la información de cada cromosoma por duplicado. Es decir, tenemos dos cromosomas 1, dos cromosomas 2 y así sucesivamente hasta los cromosomas 22.

Cromosomas somáticos

Dentro de los cromosomas humanos tenemos cromosomas somáticos y sexuales. Los cromosomas somáticos son aquellos que poseen la información genética para las funciones generales de la célula. Por ejemplo, la información para el color de los ojos existe en el cromosoma 15.

Cromosomas sexuales

Los cromosomas sexuales transmiten la información genética que está ligada al sexo. En el humano existen dos tipos de cromosomas sexuales, X y Y:

  • En las mujeres existen dos cromosomas X: XX.
  • En los hombres existe un cromosoma X y un cromosoma Y: XY.

En todas nuestras células tenemos tanto cromosomas somáticos como cromosomas sexuales.

Cromosomas en células sexuales

Las células sexuales o gametos son las únicas células que sólo tienen 23 cromosomas. Cuando se producen las células sexuales (óvulo o espermatozoides) tienen la mitad de los cromosomas, de los cuales 22 son somáticos y solo uno es sexual, que es X o Y.

  • Los gametos femeninos u óvulos poseen 22 cromosomas somáticos y un cromosoma sexual X.
  • Los gametos masculinos o espermatozoides, además de poseer 22 cromosomas somáticos, pueden poseer uno de los dos cromosomas sexuales: X o Y.

¿Por qué ocurre esto? Porque de esta forma el nuevo ser tendrá los 46 cromosomas de la especie humana, mitad del padre (23) y mitad de la madre (23). En los espermatozoides (es decir, en el hombre) está la información que define el sexo del nuevo individuo en el proceso de fecundación.

Vea también: