Qué es la comunicación

Adriana Morales
Adriana Morales
Licenciada en Letras

La comunicación es un proceso que nos permite intercambiar información y establecer un tipo de relación social con quienes nos rodean. Por tanto, se trata de un acto dinámico y sistemático que logra que las personas se entiendan y establezcan opiniones o posturas según sea el caso.

En este proceso participan dos o más personas, es decir, un emisor y un receptor capaces de decodificar e interpretar los códigos intercambiados entre ambos.

El acto comunicativo es un proceso de suma importancia a través del cual las personas podemos compartir información, opiniones, sentimientos, experiencias y conocimiento.

Por tanto, es una acción vital que nos permite satisfacer la necesidad humana de comunicarnos haciendo uso bien sea del lenguaje oral, el lenguaje escrito, el lenguaje gestual o de sonidos.

En la actualidad se han desarrollado diversos canales de comunicación gracias a los avances tecnológicos y científicos que, incluso, ayudan a quienes tienen algún tipo de discapacidad visual, auditiva u oral, para que puedan comunicarse con los demás.

En este sentido, la importancia de la comunicación radica en establecer relaciones humanas que permitan a las personas cumplir con el objetivo de transmitir una información o sentimientos, lograr un entendimiento, generar una acción, entre otros.

De allí que existan diversos canales como los medios de comunicación y las redes sociales, que nos permiten estar en contacto con los demás de manera constante.

Es importante destacar que la comunicación entre los interlocutores debe desarrollarse de manera coherente y respetando las normas del buen hablante y del buen oyente, de esta manera se podrá alcanzar una comunicación asertiva y eficaz.

Elementos de la comunicación

Comunicación
Para que el acto comunicativo se lleve a cabo de manera correcta es necesario que los participantes hagan un correcto uso de los elementos de la comunicación.

El proceso de la comunicación involucra diversos elementos, que son necesarios tanto para emitir un mensaje como para decodificarlo y comprenderlo a fin de ofrecer una respuesta o acción.

Por tanto, sabemos que la comunicación se ha desarrollado de manera correcta cuando el receptor interpreta el mensaje y ofrece una respuesta al emisor, y así sucesivamente. En este sentido, la comunicación también es un proceso de retroalimentación de información.

Emisor

Se denomina como emisor a la persona que tiene la iniciativa de compartir una información en particular, e inicia la comunicación emitiendo un mensaje a través de ciertos signos comunicativos y codifica el mensaje para el receptor.

Receptor

Se denomina como receptor a la persona que recibe e interpreta un mensaje, previamente enviado por un emisor. Es decir, es quien se encarga de descodificar los signos del mensaje recibido. Una vez interpretado tal información, el receptor puede responder y, de esta manera, ocupar el lugar del emisor, generando una acción comunicativa.

Código

El código es un elemento muy importante en el proceso de la comunicación, ya que se trata de los signos empleados para transmitir un mensaje. El código puede ser verbal (códigos lingüísticos) o no verbal.

Cabe destacar que los participantes del acto comunicativo (emisor y receptor) comparten y emplean los mismos códigos para poder comunicarse de manera eficaz y efectiva, de esta manera se evita la pérdida de información o la incapacidad de interpretar correctamente un mensaje.

Mensaje

Se refiere al contenido que se transmite y que puede ser una información, opinión, sentimiento o idea. Los mensajes están compuestos por símbolos, códigos lingüísticos, imágenes, sonidos o claves reconocidos tanto por el emisor como el receptor.

Canal de comunicación

Se refiere al medio a través del cual se envía el mensaje entre el emisor y el receptor. Por ejemplo, el aire, el teléfono móvil, el teléfono fijo, el correo electrónico, entre otros. Estos medios pueden incluir tanto mensajes visuales como auditivos.

Contexto

Se trata del espacio o situación en la cual se desarrolla la comunicación. Es decir, se toman en cuanta las circunstancias concretas en las se desarrolla el acto comunicativo y que pueden o no afectar de manera negativa el envío o recepción de mensajes entre el emisor y el receptor.

Ruido

Durante el acto comunicativo pueden aparecer ruidos o alteraciones física externas al acto comunicativo que afectan o distorsionan el mensaje que se envía. En este sentido, el ruido puede afectar el desarrollo de la comunicación, por lo que es importante reconocer su origen y evitarlo o reducirlo tanto como sea posible.

Retroalimentación

Se denomina retroalimentación o feedback al envío y recepción de mensajes de manera constante entre los interlocutores. La retroalimentación efectiva hace referencia al envío y recepción de manera correcta y efectiva, de allí que cada mensaje genere una reacción.

Tipos de comunicación

Se pueden mencionar diferentes tipos de comunicación según la información que se comparte, el número de participantes, los canales empleados, si ocurre de manera personal o a distancia, entre otros.

Comunicación verbal

Se denomina como comunicación verbal aquella en la que se emplea la palabra hablada o escrita entre dos o más interlocutores a fin de transmitir una información, opinión o sentimiento.

Este tipo de comunicación es propia y única de los seres humanos. En diversos casos, la comunicación verbal puede ser complementada con la comunicación no verbal.

Comunicación oral
La comunicación oral debe desarrollarse con un tono de voz y entonación adecuado a fin de que el mensaje sea comprendido correctamente.
  • Comunicación oral: hace uso de las palabras habladas o de sonidos fuertes como la risa o el llanto. Asimismo, esta varía de un grupo social a otro según el idioma que se hable, por tanto, no todos compartimos los mismos signos lingüísticos. Ejemplos: una conversación entre amigos o un grito de dolor por un golpe.
Comunicación escrita
La comunicación escrita debe respetar las reglas de ortografía de cada idioma, así se evitan malos entendidos o que el mensaje no se comprenda.
  • Comunicación escrita: se realiza a través de los códigos escritos y los tiempos de respuesta o acción a los mensajes son un poco más lento que en la comunicación oral. La comunicación escrita se ha desarrollado a lo largo de la historia del ser humano, por tanto está en constante cambio, en especial con el uso de las nuevas tecnologías. Ejemplo: alfabetos, jeroglíficos, cartas, chats, entre otros.

Comunicación no verbal

Comunicación no verbal
A través de nuestras expresiones faciales y lenguaje corporal podemos transmitir un mensaje de serenidad, felicidad, agrado, desagrado, molestia, tristeza, enfado, entre otros.

La comunicación no verbal es aquella que no hace uso de los signos lingüísticos, por tanto se expresa a través del lenguaje corporal, posturas, expresiones faciales, miradas, es decir, se vale de los sentidos (oído, olfato, vista, tacto y gusto).

En ocasiones este tipo de comunicación puede surgir de manera inconsciente según la situación. Asimismo, puede resultar confusa o ambigua, pues el mensaje puede que no sea claro para el receptor según cómo se exprese el emisor.

Por otro lado, la comunicación no verbal también puede ser empleada como complemento de la comunicación verbal con el fin de complementar el mensaje a enviar al receptor.

Se trata de un tipo de comunicación más antigua que la comunicación verbal, puesto que el lenguaje surgió tiempo después a medida que el ser humano desarrollaba sus capacidades comunicativas.

Otros tipos de comunicación

Comunicación masiva
En la actualidad los nuevos canales de comunicación y las tecnologías nos permiten comunicarnos de manera más rápida y efectiva con un mayor número de personas.

También se pueden establecer otros tipos de comunicación tomando en cuenta sus características, por ejemplo:

  • Según el número de participantes: interpersonal (consigo mismo), bilateral (entre emisor y receptor que intercambian roles) y colectivo (más de dos personas).
  • Según el canal empleado: a través de los sentidos, audiovisual (televisión, radio), digital (uso de plataformas que hacen posible la comunicación y distribución de información de manera masiva), impresa (revistas, periódicos), telefónica (teléfonos fijos o móviles).
  • Según la finalidad: comunicación publicitaria (para dar a conocer productos o servicios), comunicación organizacional (se refiere a las comunicaciones empresariales), comunicación educativa (estudia la relación entre la educación y la comunicación), entre otras.

Vea también Funciones del lenguaje.

Adriana Morales
Adriana Morales
Licenciada en letras de la Universidad Central de Venezuela (2008), con Maestría en Gestión y Políticas Culturales (2016) y diplomado de Edición de libros (2011).