Información

Adriana Morales
Adriana Morales
Licenciada en Letras

En términos generales se denomina información al conjunto de datos que contiene un significado, y que una vez organizados aportan un conocimiento y la posibilidad de establecer una idea, objetivo o acción en torno a algo.

La palabra información posee diferentes sentidos, por lo que su uso es amplio y abarca diversas áreas de estudio como, por ejemplo, en las ciencias sociales, la comunicación, la biología o la informática.

Asimismo, existen diferentes motivos por los cuales las personas necesitamos tener acceso a una información sobre alguien, algo, una circunstancia o fenómeno. Esta búsqueda puede deberse a la simple curiosidad, la incertidumbre o la necesidad real de tener un conocimiento en específico para responder una duda o tomar una decisión. Incluso, también se trata de aportar información o compartirla con otros.

Cuando se obtienen o se comparten estos datos dotados de significado se alcanza un cambio del estado del conocimiento, bien sea por parte de un ser vivo o de un sistema, lo que permite responder a una serie de cuestionamientos o situaciones en particular, pudiéndose modificar las relaciones con el entorno.

Para qué sirve la información

Información-conocimiento
En la actualidad existe una gran cantidad de información, con o sin valor, por ello es necesario que las personas realicen un análisis crítico de aquello que llega a sus manos para distinguir estas diferencias.

La información se emplea para reducir la incertidumbre o acrecentar el contenido que se tiene en una determinada área, contexto o situación, de allí que sea considerada por muchos como una herramienta para alcanzar el conocimiento.

Sin embargo, tener acceso a grandes cantidades de información no asegura un alto nivel de conocimiento, ya que para ello es necesario que las personas traten los nuevos datos a partir de un análisis crítico y desde el discernimiento, a fin de distinguir la información correcta de la incorrecta.

En este sentido, la información debe servir para orientar ciertas acciones o toma de decisiones, así como para aclarar o complementar diversos conocimientos.

En la actualidad, la sociedad en general tiene mayor acceso a grandes y diversos tipos de información como consecuencia del amplio desarrollo tecnológico, lo que ha conllevado a lo que los especialistas denominan como “Sociedad de la información”.

No obstante, esto no asegura que dicha información generé un mayor conocimiento o un mejor empleo de estos datos, ya que para ello todos los ciudadanos deberían tener y conocer las herramientas necesarias para distinguir o comprender dichos contenidos, y eso no ocurre en la realidad, de allí que la información no siempre llega de manera correcta o cumple su función de comunicar un mensaje.

Por otra parte, cabe mencionar que dependiendo de la calidad de la información a la que tengamos acceso, así como de su análisis y correcto uso, se podrán obtener mejores resultados en la toma de decisiones oportunas o en la capacidad de respuesta que se necesite ante una situación en particular.

Historia de la información

La historia de la información y de cómo ha sido producida, transmitida y empelada ha experimentado diversas transformaciones junto con el desarrollo de la humanidad. Cabe recordar que la información puede ser transmitida de diversas maneras, bien sea a través de mensajes orales o escritos, y por diversos canales de comunicación.

Antiguamente, en la Edad Media un gran cúmulo de información se encontraba resguardada en las bibliotecas de los monasterios, a las que pocas personas tenían acceso. Ahí se guardaban diversos documentos, en su mayoría únicos y de carácter político, religioso, medicinal, cultural, entre otros.

Sin embargo, con la invención de la imprenta en la Edad Moderna las obras literarias y demás documentos se pudieron reproducir en serie, por lo que la transmisión y acceso a la información tuvo un mayor alcance. Incluso, esto conllevó al surgimiento de los periódicos, un medio de comunicación social creado para compartir información de relevancia para la sociedad en general.

A lo largo del siglo XX la información como concepto sufrió cambios, y se hacía referencia a la información de carácter científica, social, política y cultural dado a las importantes investigaciones realizadas. Asimismo, surgieron los medios de comunicación, como la radio y la televisión, que pusieron al alcance grandes cantidades de información.

Más tarde, con la aparición del internet surgieron nuevas conexiones tecnológicas que conllevaron a un cambio de paradigma de la comunicación, la transmisión de datos y su decodificación.

Se ampliaron los canales de comunicación y hubo un cambio en las relaciones económicas, políticas y sociales a nivel mundial, esto como consecuencia de que las personas tenían mayor acceso a informaciones sin limitaciones de distancia o tiempo.

En el siglo XXI, y con el fenómeno de la globalización, las personas tenemos acceso a innumerables tipos de información al instante. Esto se debe, en gran medida, a los desarrollos tecnológicos, la creación de dispositivos con amplias capacidades de almacenamiento, redes de comunicación y demás herramientas informáticas que han hecho posible que la gestión de datos se pueda generar, transmitir y compartir de manera más rápida y efectiva.

Características de la información

Información-característica
La información a compartir debe ser confiable, vigente, útil y garantizar que su contenido y significado ofrece mayor valor al conocimiento de las personas.

Las principales características de la información son:

  • La información está compuesta por una serie de datos organizados y cargados de contenido.
  • Puede generar conocimiento.
  • Tener mayor acceso a la información no garantiza mayor conocimiento, eso dependerá del valor, la vigencia y lo confiable que sea su contenido.
  • Contiene un significado que, una vez analizado de manera crítica es capaz de modificar una conducta o toma de decisión. Por tanto, conlleva a un cambio de la interpretación de aquello que se conocía anteriormente.
  • Debe ser precisa, es decir, exponer todos los detalles necesarios para comprender su significado según la naturaleza del contenido.
  • Debe estar al alcance de las personas en el momento oportuno a fin de poder aclarar una duda o responder a una situación en específico.
  • Debe ser de utilidad, ya que a partir de la misma serán formuladas respuestas o tomas de acciones por lo que el individuo cambiará su relación con el entorno.
  • Su contenido debe ser vigente, es decir, estar actualizada en el tiempo y el espacio que atañe, de lo contrario puede que no ofrezca ningún aporte a nuestros conocimientos previos.
  • Debe ser confiable o válida, de esta manera el contenido de los datos tendrá mayor valor para el receptor de la información. En los casos en los que se obtiene información falsa, esta pierde toda su utilidad y valor.
  • Existen diferentes maneras de procesar la información y su contenido dependiendo del área. Por ejemplo, en biología puede tratarse de información como estímulo sensorial, en informática de un procesamiento de datos, en las ciencias sociales forma parte de las investigaciones, y en periodismo de un hecho noticioso que debe responder una serie de cuestionamientos.

Usos de la información

Información-usos
La información puede ser utilizada con diferentes objetivos, en principio se emplea para aclarar dudas, tomar decisiones. Sin embargo, puede ser utilizada para manipular opiniones u ofrecer datos falsos sobre alguien, algo o un acontecimiento.

El uso de la información, cualquiera que sea, debe hacerse de manera responsable, ya que puede derivar en consecuencias positivas o negativas según su interpretación, análisis y veracidad del contenido, lo que implica un gran riesgo porque podemos modificar nuestras conductas o tomar decisiones de manera errónea.

En este sentido, es importante destacar cuáles son los objetivos que debemos seguir cuando tenemos entre manos una información. En principio, este contenido debe aportar conocimiento o complementar aquello que ya se sabe, reducir nuestras dudas en relación a un tema en particular y aportar soluciones o respuestas a un problema si fuese el caso.

En la actualidad existe un apetito insaciable por tener información a través de las nuevas tecnologías y canales de comunicación. Sin embargo, cantidad no es calidad, no porque se posea mayor cantidad de información tenemos más conocimiento, y esto se debe a que nos podemos encontrar con información repetida, carente de bases, noticias falsas, entre otros.

Muchas informaciones son compartidas a fin de generar confusión, ofrecer contenidos falsos y manipular opiniones, de allí el peligro de consumir información sin ser críticos, ni tener control de aquellos contenidos que consumimos.

En relación a esto, quienes comparten o elaboren una información deben hacerlo bajo la primicia de que su contenido es confiable, verificable, actual, objetivo, aporta valor y conocimiento.

Tipos de información

Información-tipos
Existen informaciones que deben ser tratadas con mayor cuidado debido a su contenido y a que no deben ser compartidas de manera pública.

A continuación se presentan diferentes tipos de información:

Información privilegiada

Se refiere a la información que solo conoce un grupo de personas y que todavía no se ha hecho pública, lo que se puede deber a que su contenido es de acceso restringido y por eso no se debe compartir o divulgar. Por ejemplo, los datos compartidos en una reunión empresarial.

Información pública

Es un tipo de información que se comparte al público en general y a la que todos tienen acceso, por tanto se basa en la libertad de expresión. Sin embargo, su publicación dura un tiempo determinado. Por ejemplo, anuncios de la televisión, informes de organismos públicos, entre otros.

Información privada

Es el tipo de información que no se divulga de manera pública según lo estipulado en la ley, ya que puede afectar la seguridad personal, empresarial, nacional, entre otros. Por ejemplo, datos bancarios personales.

Información externa

Es el tipo de información que entra a una organización o empresa por diferentes vías externas, y que se emplea en aquellos casos en los que sea necesario resolver alguna situación en particular. Por ejemplo, datos que una empresa necesite para sobrepasar alguna recaída de producción.

Información interna

Se trata de aquella información que conoce un selectivo grupo de personas en una empresa u organización, sin que esta tenga necesariamente una mayor relevancia sobre un tema público. Simplemente se trata de una información que no es del interés general. Por ejemplo, las pautas de organización interna en una empresa.

Información en informática

Información en informática
En el área de la informática el término información posee un sentido diferente, ya que se refiere a una serie de datos que serán codificados a fin de realizar un tarea en específico.

La informática es una ciencia que se encarga del procesamiento, almacenamiento y transmisión automática de una serie de datos a través del uso de diversos sistemas de programación que contienen los ordenadores.

En este sentido, la función de la informática es codificar la información recibida a través de los datos y diversos mecanismos a fin de ayudar a las personas a resolver o gestionar distintas tareas diarias como, por ejemplo, solucionar un ejercicio matemático.

En informática el concepto de dato se refiere a las magnitudes numéricas, conjunto de símbolos, frases, valores cualitativos, imágenes, sonidos, entre otros, que son procesados por diversos sistemas o mecanismos informáticos a fin de generar una información de manera automática y eficiente.

Vea también ¿Qué es informática?

Adriana Morales
Adriana Morales
Licenciada en letras de la Universidad Central de Venezuela (2008), con Maestría en Gestión y Políticas Culturales (2016) y diplomado de Edición de libros (2011).