Alimentos transgénicos

Ana Zita
Ana Zita
Científica

Alimentos transgénicos son aquellos organismos vivos a los cuales se les modifica su ADN para que tengan una porción de ADN de otro organismo y que pueden ser consumidos. Esto se logra por medio de técnicas de ingeniería genética o biología molecular.

La modificación genética es gracias a que todos los organismos vivos poseemos ADN como molécula de información genética. Estas pueden realizarse en bacterias, hongos, plantas y animales. Aunque los alimentos transgénicos son organismos modificados genéticamente (OMG), no todos los OMG son transgénicos.

Los animales o plantas que no son modificados se conocen como especies salvajes. Los animales transgénicos se usan ampliamente en investigación científica o en producción de medicamentos. Su uso para fines de consumo masivo, agricultura o comercio es reducido. En 2016 se empezó la comercialización de salmón modificado genéticamente.

Plantas como el maíz, las patatas y los tomates fueron los primeros en ser modificados genéticamente.

Pasos para desarrollar alimentos transgénicos

La producción de alimentos transgénicos sigue varias etapas, que describimos a continuación.

Primer paso: selección de la característica especial

Se debe estudiar la característica especial con la que se desea modificar. Por ejemplo, el Bacillus thuringiensis (Bt) es una bacteria que produce unos cristales que son tóxicos para muchos insectos que dañan las plantas. Estos cristales son producidos por una proteína que es codificada por un gen en la bacteria. Por técnicas de biología molecular se puede obtener el gen para esta proteína.

Segundo paso: transformación de las plantas o animales

Una vez seleccionado el gen, existen varios métodos para introducir el gen en el genoma de la planta o del animal de interés.

Para las plantas, uno de los métodos más usados es la bacteria Agrobacterium tumefaciens. Esta bacteria es capaz de transferir pedazos de ADN llamados plásmidos. Estos plásmidos pueden insertar dentro del genoma de la planta el gen para producir la proteína que está codificada.

También existen plásmidos que pueden ser usados para la transformación de células animales.

Otras técnicas para introducir genes en las plantas es por bombardeo de genes y por microinyección dentro del núcleo de la planta.

Tercer paso: producción de la característica especial en la planta o animal

El maiz con el gen Bt de la bacteria Bacillus thuringiensis puede protegerse contra el ataque de insectos.

Una vez que el gen extraño está incorporado en el genoma, las plantas o animales pueden empezar a sintetizar la proteína especial. Por ejemplo, algunas plantas producen su propia toxina Bt y asi se protegen contra el daño que le ocasionan algunos insectos. Una planta de algodón con el gen Bt se conoce como algodón Bt.

Un animal que fue modificado genéticamente para expresar la hormona de crecimiento de otro animal empezará a producir esa hormona.

Ventajas de los alimentos transgénicos

Gracias a los avances científicos y al conocimiento adquirido en manipulación genética, la producción de alimentos transgénicos representa un paso evolutivo sustancial.

Mejorar la calidad de los alimentos

Conociendo los procesos de degradación y descomposición de los alimentos, se han creado estrategias para aumentar el tiempo de utilidad de un vegetal, de forma de facilitar el transporte y el tiempo de utilización de dicho alimento.

Asegurar la obtención de nutrientes

Con la modificación genética, se pueden producir alimentos que contengan nutrientes necesarios para el consumo humano, como vitaminas, antioxidantes, que en ciertas poblaciones es difícil conseguir con las fuentes naturales. Este es el caso del arroz dorado.

Con el uso de plantas Bt, se reduce el empleo de pesticidas

Al producir plantas que expresan directamente su arma contra los insectos que las atacan, se reduce la cantidad de pesticidas e insecticidas que podrían al mismo tiempo ser consumidos por animales y humanos, con potenciales efectos dañinos.

Resistencia contra la sequía, insectos, hongos y otros agentes dañinos

La intención más importante de la creación de organismos modificados genéticamente es protegerlos de los daños que pueden sufrir por otros agentes naturales. Esta protección beneficiará también a los seres humanos, pues aumentará la producción de alimentos que de otra forma no podrá ser consumido.

Previendo las posibles consecuencias del cambio climático, existe también la posibilidad de proteger a plantas que puedan resistir las sequías y las altas temperaturas.

Desventajas de los alimentos transgénicos

Como en todos los avances tecnológicos, su aplicación puede ser desvirtuada para fines perjudiciales. Para esto existen una serie de controles y organismos reguladores encargados de aprobar o no el uso de dichos alimentos.

Consecuencias ambientales potenciales

Organizaciones que se oponen a la difusión de los alimentos transgénicos expresan que las plantas y animales modificados genéticamente pueden llevar a daños ambientales.

Impacto en la biodiversidad

Muchos detractores de los organismos modificados genéticamente mantienen que estos tendrán ventaja de crecimiento y desarrollo, provocando la pérdida de las especies salvajes. El uso de la proteína Bt podrá provocar la desaparición de especies de insectos.

Impactos sobre la salud

Una de las grandes preocupaciones del consumo de alimentos transgénicos es su potencial efecto alergénico. Sin embargo, la posibilidad de que un alimento transgénico produzca alergia es la misma que cualquier otro alimento. Por lo tanto, una persona alérgica a las fresas o al maní debe ser cuidadoso de consumir un alimento transgénico que tenga algún compuesto proveniente de estos alimentos.

Otra de las críticas de los alimentos transgénicos sobre la salud es que se creen mutaciones en quienes consumen el producto. Esto también se ha demostrado que no es posible.

Dependencia de monopolios biotecnológicos

La producción de plantas y animales genéticamente modificados en su mayoría son realizadas por grandes compañías. Estas buscan su beneficio económico y tienen estrategias para que los agricultores sólo puedan depender de ellas.

Ejemplos de alimentos transgénicos

Existen actualmente algunos alimentos transgénicos a disposición del público, la mayoría para la alimentación de los animales de granja. Veamos algunos ejemplos.

Tomate FlavrSavr

El tomate Flavr Savr dejó de comercializarse en 1999 por falta de rentabilidad.

El primer alimento transgénico que se comercializó fue el tomate Flavr Savr, en 1994. El proceso de maduración y descomposición de este tomate estaba reducido. En este caso, se usó un gen antisentido que impedía la producción de la poligalacturonasa, enzima que rompe la pared celular de la fruta.

Tomate púrpura

Tomate purpura geneticamente modificado

El color rojo del tomate (Solanum lycopersicum) se debe a la acumulación de pigmentos carotenoides, llamados licopeno y fitoeno. Las antocianinas son pigmentos púrpura que tienen propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. En el 2008 se produjo un tomate con dos genes de la planta boca de dragón Antirrhinum majus, que aumentaba el contenido de antocianinas, y con ello el color púrpura.

Arroz dorado

Arroz amarillo transgenico
El arroz dorado es un arroz que contiene mayor cantidad de vitamina A.

El arroz (Oryza sativa) es uno de los alimentos más consumidos a nivel mundial. En muchas regiones donde el arroz es la fuente principal de comida existe una deficiencia de vitamina A, que está asociada con problemas de visión. El arroz dorado es una variedad de arroz genéticamente diseñado para producir beta-carotenos, que es el precursor de la vitamina A.

Salmón transgénico de crecimiento rápido

El salmón transgénico AquAdvantage está listo para la venta en mitad del tiempo que el salmón salvaje.

En Canadá y Panamá se está produciendo el salmón AquAdvantage genéticamente modificado a partir del salmón del Atlántico (Salmo salar). Este tiene un ADN recombinante con el gen de la hormona de crecimiento del salmón Chinook (Oncorhynchus tshawytscha), lo que hace que crezca más rápido.

Papaya arcoiris hawaina

Papaya modificada geneticamente
La papaya en Hawai ha sido modificada genéticamente para resistir pestes.

La papaya (Carica papaya) es una fruta tropical ampliamente cultivada en las islas hawaianas. La planta sufre una enfermedad por un virus PRSV que prácticamente diezmó la producción de papaya en la década de los noventa del siglo XX. Gracias a la biotecnología se pudo producir una papaya que contenía parte del virus en su genoma, haciéndola resistente al ataque de virus del exterior.

Soya resistente a glifosato de Monsanto

soya resistente a glifosato
La soya resistente al glifosato de Monsanto apareció en 1996.

El glifosato es un compuesto químico con efecto herbicida. En la agricultura se empezó a usar para reducir la competencia de las hierbas en los cultivos principales; sin embargo el glifosato también afecta a las plantas cultivadas. Se logró producir plantas con un gen que inhibe el efecto del glifosato, haciendo estas plantas resistentes al glifosato. De esta forma, los agricultores podian sembrar con tranquilidad sus semillas resistentes al glifosato, y al mismo tiempo fumigar con el producto para eliminar las hierbas.

Las plantas resistentes al glifosato más ampliamente usadas son la soya, el maíz y la canola.

Alimentos transgénicos en México

Todos los aspectos legales concernientes con OMG en México estan regulados por la Ley de Bioseguridad de organismos genéticamente modificados del 2005. Para 2013 México cultivaba algodón y soya transgénicos. Sin embargo el permiso para cultivo comercial de soya fue revocado en 2017.

Por otro lado, el cultivo de maíz transgénico tiene un aspecto cultural más difícil de sobrepasar. El maíz mexicano nativo fue declarado un patrimonio cultural y agrícola de México, por lo que está restringido el cultivo de especies de maíz modificadas genéticamente. En el 2017, México importó un tercio del maíz para su consumo, probablemente maíz transgénico de los Estados Unidos.

Investigadores mexicanos desarrollaron un maíz que necesita solo dos tercios del agua de una planta normal en lo que se conoce como el proyecto Xoconostle. El cultivo de maíz transgénico podría aumentar la producción y beneficiar tanto a los agricultores como a los consumidores.

De la hibridación a los alimentos transgénicos

Hibridacion de burro y yegua
La mula es un ejemplo del entrecruzamiento de especies diferentes: el burro y la yegua.

Los agricultores han desarrollado desde hace más de 3000 años diferentes técnicas para seleccionar variedades de plantas y animales con las mejores propiedades.

La evolución de la agricultura se puede clasificar en tres etapas:

  1. los agricultores buscaron y seleccionaron las plantas y animales mas eficientes y los usaron.
  2. Los granjeros reconocieron que las cosechas naturales podían mejorarse por entrecruzamiento o hibridación.
  3. Aparecen las técnicas de ingeniería genética.

El cruce de diferentes especies animales o vegetales para dar origen a una especie nueva, se conoce como hibridación. Este fue el primer esfuerzo de los seres humanos para crear nuevas especies que no se encontraban en la naturaleza. El ejemplo clásico es el cruce de un burro con una yegua, que produce una mula.

Los objetivos de la manipulación genética de animales y plantas para el consumo humano son los siguientes:

  1. mejorar la producción de las cosechas al acelerar el crecimiento;
  2. hacer las cosechas resistentes a insectos, patógenos y otras pestes;
  3. mejorar la calidad nutricional.

Vea también:

Ana Zita
Ana Zita
Doctorado en bioquímica del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas con licenciatura en bioanálisis de la Universidad Central de Venezuela. Investigadora con más de diez años de experiencia en instituciones científicas en Venezuela y Australia. Actualmente divide la redacción de contenidos educativos con la agricultura científica.