Mercado

Se entiende por mercado el proceso de intercambio o transacción de bienes y servicios que ocurre entre individuos que se pueden distinguir como ofertantes y demandantes. Este intercambio puede suceder tanto en un espacio físico como virtual (Internet), y son de gran importancia en los estudios sobre las dinámicas económicas nacionales e internacionales.

Desde el punto de vista económico el mercado es un sistema de intercambio en el cual participan empresas o instituciones que forman parte de un sistema económico en el cual se establecen tanto las relaciones de intercambio de bienes o servicios, así como de sus precios o valor monetario.

Por otro parte, en marketing se entiende que el mercado está compuesto por aquellos consumidores potenciales que tienen la necesidad de adquirir un producto o servicio en particular, lo que conlleva a generar una campaña promocional considerando las necesidades de los consumidores y destacando las particularidades del bien o servicio a ofrecer.

Mercado1
Los mercados son espacios de intercambio entre demandantes y ofertantes que buscan satisfacer diversas necesidades.

En general, se puede decir que los mercados son aquellos espacios de intercambio donde los ofertantes, que bien pueden ser productores o vendedores, se relacionan estrechamente con los demandantes, consumidores o compradores, a fin de establecer diversos negocios que satisfagan las necesidades y calidad de vida de las personas, empresas, entre otros.

El mercado también puede entenderse como una fuerza económica que afecta tanto los factores de producción como de desarrollo económico de un país o región. En este sentido, el mercado va más allá de ser un espacio físico o ficticio de acuerdos e intercambios comerciales, también tiene que ver con el desarrollo de una nación y de las políticas públicas y económicas que lo regulen.

Cómo funciona el mercado

Mercado2
Todos los mercados funcionan según el ritmo impuesto por los demandantes y los ofertantes, más allá de que se trate de un espacio físico o virtual.

El mercado funciona bajo los acuerdos de intercambio o negociación a los que llegan ofertantes y demandantes, los cuales generan un vínculo comercial que debe ser respetado por ambas partes, a fin de que los involucrados logren sus objetivos de manera satisfactoria.

Antiguamente los mercados funcionaban a través del trueque, es decir, el intercambio directo de objetos o servicios que se llevaban a cabo en ciertos espacios donde las personas se reunían para intercambiar aquello que producían por lo que no podían producir a fin de cubrir sus necesidades.

Luego, con la aparición del dinero los trueques fueron desapareciendo y se dio paso a la creación de códigos de comercio establecidos en diversas actividades económicas basadas en la oferta y la demanda. De esta manera surgió el intercambio indirecto que conllevó al desarrollo de los mercados haciéndolos más eficientes en tiempo y espacio.

De allí que sea de suma importancia tomar en cuenta las exigencias del mercado y hacer un estudio en torno a qué expectativas se deben cubrir ante un bien o servicio, cuáles son las principales necesidades a atender, qué solicita el demandante, qué tiene el ofertante y la competencia, cuáles son los canales de distribución, entre otros.

Contar con dicha información hará posible la implementación de herramientas y técnicas exitosas en favor del mercado y de su desempeño en general. A su vez, cabe destacar que los mercados funcionan con la participación de dos figuras importantes que son:

  • Comprador o consumidor: se trata del demandante de un bien o servicio. Es la persona que se acerca a los mercados con el fin de adquirir un producto que satisfaga una necesidad en particular. Durante la acción de intercambio, el comprador hará lo posible por maximizar sus recursos y comprar por el precio más bajo.
  • Vendedor o productor: se trata del ofertante que está dispuesto a recibir dinero a cambio de un bien o servicio. El vendedor o productor se encargará de vender sus productos o servicios según el valor que considere que sea el más alto y que no le genere pérdidas económicas.

El intercambio de bienes o servicios entre ofertantes y demandantes es posible porque, aunque parezca que ambos tienen intereses contrarios, es justamente eso lo que permite que esta actividad económica y sus acuerdos se lleven a cabo, ya que uno depende del otro.

En este sentido, los mercados funcionan como los espacios destinados para realizar acuerdos económicos sobre una gran diversidad de bienes o servicios que son ofertados y demandados según las necesidades de los consumidores (personas, empresas, instituciones, entre otros).

Los precios finales dependerán de qué tan alta o baja sea la demanda u oferta de aquello que existe en el mercado. De allí que el equilibrio de los mercados sea variable a lo largo de diversos periodos, por ejemplo, mucha demanda = altos precios / mucha oferta = bajos precios.

De esta manera se trata de alcanzar el equilibrio de los mercados a través de la oferta y la demanda. Finalmente el mercado funciona con el fin de beneficiar a todos los involucrados.

Tipos de mercado

A continuación se presentan los principales tipos de mercados agrupados según diversos criterios.

Según el volumen

  • Mercados mayoristas: son aquellos que tienen un alto volumen de ventas, por lo que acuden a los distribuidores para comprar grandes cantidades de productos que serán revendidos a otros comerciantes, y a mayor precio.
  • Mercados minoristas: son aquellos mercados que tienen un bajo volumen de ventas.

Según la localización global

mercado-panadería
Los mercados locales se caracterizan por ofrecer productos propios de una zona, incluso de elaboración artesanal.
  • Mercado local: es aquel cuyo alcance geográfico es reducido, es decir, abarca los consumidores municipales o provinciales. Por ejemplo, una pequeña empresa de alimentos locales, una tienda de ropa y calzado o una panadería artesanal.
  • Mercado regional: se trata de un tipo de mercado que abarca un espacio superior al mercado local, ya que este ofrece bienes o servicios a toda una región en particular. Por ejemplo, la panadería artesanal distribuye ciertos productos a otras panaderías o comercios de alimentos que pertenecen a la región donde se encuentra, una empresa de transporte privada ofrece sus servicios a varios municipios o alcaldías cercanas, entre otros.
  • Mercado nacional: se trata de un mercado que abarca todos los ofertantes y demandantes de un país. Por ejemplo, una empresa de transporte terrestre, bien sea de autobuses o trenes, los cuales ofrezcan un servicio de traslados nacionales. También se puede mencionar un productor de alimentos que distribuyan sus productos a nivel nacional, como frutas o verduras.
  • Mercado internacional: se trata de aquellos intercambios comerciales que abarcan diversos territorios internacionales dando a conocer los productos o servicios en otros países. Se vale de la exportación de productos y de diversos canales de comunicación. Por ejemplo, una fábrica de calzado deportivo o productor de alimentos que abarque un mercado internacional, las franquicias, entre otros.
  • Mercado global: se refiere al mercado que está influenciado por el fenómeno de la globalización y sus amplios alcances comerciales. Los mercados globales dependen de diversos canales de comercialización, en especial de internet para llegar a gran diversidad de territorios. Ejemplo de empresas globales son los fabricantes de teléfonos móviles o de vehículos, entre otros.

Según las características del bien de consumo

Mercado de productos perecederos
Son muchos los productos perecederos que tienen una alto volumen de demanda, en especial todos aquellos que se relacionan con nuestra alimentación.
  • Mercado de productos perecederos: son aquellos mercados que ofrecen bienes o productos de consumo inmediato, ya que debido a su naturaleza dejan de ser útiles en breve tiempo. Por ejemplo, productos alimenticios.
  • Mercado de productos duraderos: se refiere a los mercados que ofrecen bienes o productos que pueden ser utilizados por periodos más extensos que el caso anterior o hasta que dejen de ser útiles. Por ejemplo, los electrodomésticos, la ropa y calzado, entre otros.
  • Mercado de bienes industriales: se refiere a los mercados que comercializan productos como materias primeras que luego serán empleadas en la producción de otros bienes o servicios. Por ejemplo, el mercado de hidrocarburos.
  • Mercado de servicios: hace referencia al pago de un servicio que se caracteriza por ser intangible, pero que es beneficioso para el consumidor. Por ejemplo, la educación, los servicios de sanidad, los servicios de transporte, entre otros.

Según la naturaleza del comprador

Mercado-supermercado
Los supermercados son de los espacios más visitados por los consumidores dado a la gran diversidad de oferta de productos que tienen.
  • Mercado de consumidores: es aquel que está dirigido a los compradores o demandantes que buscan satisfacer una necesidad en particular al adquirir un bien o servicio.
  • Mercado industrial: se trata de un mercado específico que está dirigido a un sector profesional o empresas que necesitan adquirir bienes y/o servicios para poder cumplir con sus funciones. Por ejemplo, una empresa del área de la construcción necesita comprar materia prima a otros productores a fin de ofrecer sus servicios.
  • Mercado de revendedores: se refiere a las empresas que compran bienes y servicios a fin de revenderlos a un precio superior. Es un tipo de mercado muy amplio. Por ejemplo, los supermercados, las tiendas de ropa, corredores de seguros, entre otros.
  • Mercado institucional: es aquel que está conformado por las diversas instituciones del sector público. Por ejemplo, los hospitales, las escuelas y demás organizaciones de carácter público.

Mercado según la competencia

  • Mercado de competencia perfecta: se trata de aquel mercado en el cual hay gran número de compradores y vendedores, por lo que ninguno puede influir como tal en el funcionamiento del mercado ni sobre precios de los bienes o servicios. Por ejemplo, el mercado financiero.
  • Mercado de competencia imperfecta: este tipo de mercado está compuesto por el oligopolio y el monopolio. Eloligopolio es el mercado donde hay pocos ofertantes y muchos demandantes sobre un bien o servicio, por tanto se fijan precios y condiciones de venta para reducir la competencia. Por su parte, el monopolio es el mercado donde solo hay un ofertante de un producto o servicio de gran demanda, por tanto controla el precio como las condiciones de venta.

Otros tipos de mercados

  • Mercado financiero: funciona como un mecanismo que permite llevar a cabo el intercambio de activos financieros como bonos, fondos de capitales, entre otros.
  • Mercado libre: los precios de los bienes y servicios son acordados por los ofertantes y demandantes siguiendo lo establecido en la ley, y surgen de la libre competencia.
  • Mercado negro: se refiere a los mercados clandestinos e ilegales donde se realizan intercambios al margen de la ley.

Qué es el mercado en marketing

En marketing el mercado está compuesto por todos aquellos consumidores o demandantes potenciales y reales de un bien o servicio a fin de satisfacer ciertas necesidades. De allí que se pongan en práctica diversas técnicas y esfuerzos de promoción y oferta sobre determinados consumidores, productos y servicios.

Asimismo, en marketing se entiende que estos consumidores, bien sean personas, empresas u organizaciones, disponen tanto del deseo como del dinero para adquirir tal bien o servicio, por tanto, se puede calcular con mayor éxito el tamaño del mercado y la cantidad de consumidores a satisfacer al formalizarse el intercambio comercial.

A través del marketing se establecen diversas estrategias de mercado como:

  • Reconocer las necesidades de los consumidores a los que se espera satisfacer, así como sus comportamientos y valores para poder establecer las mejores estrategias posibles.
  • Segmentar el mercado según el tipo de consumidores.
  • Analizar el comportamiento de los consumidores.
  • Analizar y evaluar la competencia.
  • Establecer estrategias de mercado según el tipo de consumidores a los que será dirigida una oferta.
  • Aumentar el número de consumidores de un producto o servicio.

Finalmente, el mercado en marketing implica un perspectiva diferente a aquella que se tiene desde la óptica de la economía, incluso, sobre el espacio del mercado. Sin embargo, el fin se mantiene, lograr un acuerdo de intercambio entre demandantes y ofertantes de bienes o servicios.

Características del mercado

A continuación se presentan las principales características del mercado en general:

  • Surgió de la necesidad del ser humano por intercambiar mercancías no prescindibles por otras que sí eran necesarias a fin de mejorar su calidad de vida.
  • Inició con el trueque, aunque después fue desplazado por el intercambio de dinero, lo que propició que los mercados se ampliaran.
  • Tiene dos participantes principales, el comprador (la persona o empresa interesada en adquirir un bien o servicio) y el vendedor (la persona o empresa que oferta un producto o servicio).
  • Pueden desarrollarse tanto en espacios físicos como virtuales.
  • El fenómeno del mercado funciona gracias a los intereses contrarios de sus participantes, quienes quieren vender o comprar algo al mejor precio, de allí que se establezcan diversos acuerdos comerciales.
  • En los mercados se fijan los precios e intercambios comerciales a realizar entre demandantes y ofertantes.
  • Dependen de la ley de la oferta y la demanda de bienes y servicios. También se ven afectado por la competencia perfecta y la competencia imperfecta.
  • Los precios en los mercados varían según el volumen de la oferta y la demanda de bienes y servicios. Es decir, si existe una gran demande de un producto escaso, su precio aumentará, pero si por el contrario hay mucha oferta de un mismo producto y escasa demanda el mismo, su precio bajará.
  • Se pueden distinguir diferentes tipos de mercados según su alcance geográfico, tipos de consumidor, naturaleza del producto, entre otros.
  • Desde las diversas estrategias de marketing se pueden tomar en cuenta y atender los diversos nichos de mercado que existen sobre un producto o servicio.
  • Desde el marketing se pretende aumentar el número de consumidores de un determinado bien o servicio.