Capitalismo

Actualizado en

El capitalismo es un sistema económico y social basado en la propiedad privada de los medios de producción y en la acumulación de capital. El capital es el conjunto de recursos y bienes que hacen posible realizar una actividad que genere beneficios económicos.

En el sistema capitalista los medios de producción (equipos, herramientas y recursos) deben ser privados y no propiedad del Estado. Su finalidad es generar mayor competencia de mercado y producción de bienes y servicios que satisfagan las necesidades de los individuos.

Se caracteriza por defender la propiedad privada, fundamental para promover la competencia de mercado (existencia de un gran número de compradores y vendedores), generar mayor acumulación de capital y establecer un sistema de precios.

El capitalismo se originó en el siglo XVI con el surgimiento de rutas comerciales que comenzaron a conectar distintas regiones de Europa. La clase social burguesa fue la protagonista de este proceso.

El capitalismo ha tenido tres etapas históricas de desarrollo: la comercial, la industrial y la financiera, que recogen el proceso y desarrollo de este sistema económico.

Asimismo, el capitalismo se opone al socialismo, sistema económico y social que defiende la propiedad pública o colectiva de los medios de producción.

Origen del capitalismo

El capitalismo se originó en Europa occidental en el siglo XVI, cuando el feudalismo comenzó a ser sustituido por un nuevo orden económico y social que promovía el comercio e intercambio de bienes.

La sociedad experimentaba una gran transformación, de la Edad Media hacia la Edad Moderna, con la centralización del poder en las manos del rey y el crecimiento de la burguesía.

El comercio mejoró gracias al empuje de los comerciantes y a la necesidad de intercambiar unos bienes por otros. Asimismo, el la llegada a Europa de gran cantidad de metales preciosos como el oro y la plata, provenientes de América, promovió la actividad comercial, la riqueza de los banqueros y el intercambio de bienes.

Por su parte, la producción de bienes y servicios tuvo su mayor auge con la Revolución industrial en el siglo XIX.

Es importante recordar que el capitalismo, tal cual lo conocemos hoy, pasó por diversas etapas, sin embargo, siempre ha estado basado en el lucro.

Etapas del capitalismo

Se puede decir que el capitalismo está dividido, históricamente, en tres etapas o fases que son: capitalismo comercial, capitalismo industrial y capitalismo financiero.

Capitalismo comercial

El capitalismo comercial o capitalismo mercantil se produjo durante los siglos XV y XVIII, cuando Europa pasaba por la transición del feudalismo hacia el capitalismo. Se trata de la primera etapa del capitalismo como un sistema económico y social.

Su propósito principal se basó en el cúmulo de capital a través del comercio, el registro de las importaciones y exportaciones y en la conquista de las colonias.

Este capitalismo derivó de la actividad comercial que muchos mercaderes realizaban fuera de su mercado local para obtener mayores ganancias y capitales.

También, la expansión colonial de Europa en América sirvió para ampliar la diversidad de productos y los canales de comercio entre América, Europa y Asia.

En ese momento, la tierra dejó de ser la fuente más importante de riqueza y se convirtió en un bien que podía ser vendido como cualquier otro. El sistema feudal decaía y surgieron los primeros Estados-nación.

El capitalismo comercial llegó a su fin el siglo XVIII, dando paso al capitalismo industrial.

Capitalismo industrial

El capitalismo industrial o industrialismo surgió con la Revolución Industrial en el siglo XVIII, en Inglaterra, a partir de la transformación del sistema de producción.

En ese momento se produjo un cambio en el modo de fabricar los productos. Anteriormente, los productos se realizaban a través de procesos artesanales y en pequeñas cantidades. Con la creación del motor a vapor y del telar mecánico con mayor capacidad de fabricación, se dio paso a la producción en grandes cantidades de diversos productos.

Por ejemplo, el motor a vapor se empleó para acelerar la producción de bienes a gran escala, y en los ferrocarriles que sirvieron de transporte y distribución de los productos.

Este capitalismo se enfocó en el desarrollo del sistema industrial de producción, que necesitaba de emplear más gente, dando origen a la clase obrera o proletariado.

Además, el capitalismo industrial sirvió para que en las grandes ciudades se desarrollaran planes de crecimiento económico. Esto permitió la creación de nuevos mercados, competencia de la producción en masa y crecimiento económico para muchos países. Todos estos factores le abrieron paso al capitalismo financiero.

Capitalismo financiero

El capitalismo financiero surgió en el siglo XX cuando los banqueros e inversionistas adquirieron gran importancia e influencia en la toma de decisiones económicas, políticas y sociales a nivel global.

Se basa en las legislaciones de los bancos, las instituciones financieras, las empresas y las grandes corporaciones que buscan optimizar sus ganancias económicas. También se ha consolidado, en gran medida, por los procesos de globalización que buscan ampliar las actividades y conexiones comerciales internacionales.

Esta tercera etapa dio origen al monopolio, es decir, cuando un fabricante, empresa o corporación tiene el poder y el dominio del mercado para ser el único productor de un bien o servicio.

Muchas empresas pasaron a dominar el mercado a través de asociaciones que desean controlar los mercados a través del monopolio comercial y financiero. Por ejemplo:

  • Fideicomisos o trusts: es la unión de varias empresas que producen un mismo bien o servicio, por ejemplo la Northern Trust Corporation, una compañía de servicios financieros.
  • Sociedades gestoras o holdings: conforman una sociedad comercial que integra y administra diversas compañías para buscar una mejor rentabilidad, por ejemplo, Inditex, que reúne marcas del área textil.
  • Cárteles: son los acuerdos a los que llegan diferentes empresas a fin de controlar la competencia y mejorar sus beneficios económicos en conjunto, por ejemplo, la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo).

Basado en el fomento de la globalización, algunos estudios defienden la teoría de que el capitalismo está en una cuarta fase denominada capitalismo informacional.

Este capitalismo ha progresado a lo largo del siglo XXI y se caracteriza por el amplio desarrollo de las tecnologías destinadas a la sociedad de la información y difusión del conocimiento.

Vea también: Neoliberalismo.

Características del capitalismo

  • Defiende el derecho de la propiedad privada de los medios de producción: al promover la propiedad privada de los medios de producción (empresas, fábricas, tierras), se garantiza que los ciudadanos tengan la oportunidad de invertir, producir, generar empleos y competencia de mercado.
  • Propicia el libre mercado: se refiere a los acuerdos comerciales a los que llegan el comprador y el vendedor sobre el mejor precio a dar a un bien o servicio. Esto promueve la competencia de mercado que busca responder a la oferta y demanda de diversos productos.
  • Promueve el mercado competitivo: incrementa la oferta y la demanda de los bienes y servicios, lo que genera una mayor competitividad, innovaciones y desarrollo en diversas áreas comerciales.
  • Genera división de clases sociales: la sociedad se ha estructurado en diferentes clases según la condición social y económica del individuo. Esto ha provocado la desigualdad social, evidente cuando los salarios de los trabajadores son insuficientes para cubrir los gastos básicos.
  • Hace posible la movilidad social: las personas pueden ascender de clase social, ya que pueden iniciar un negocio o diversas actividades económicas que les permitan aumentar su capital y riqueza.
  • Guarda relación con el Liberalismo: sistema político que surgió entre los siglos XVII y XVIII. Defiende la libertad del individuo y reducir el poder del Estado. Adam Smith fue un economista que teorizó sobre cómo la interferencia del Estado debe ser mínima, ya que solo se debería encargar de regular la economía, cobrar los impuestos y cuidar del bienestar de los ciudadanos.

Ventajas y desventajas del capitalismo

El capitalismo se caracteriza por tener diversas ventajas y desventajas. Entre las principales ventajas destacan:

  • Promueve la igualdad de oportunidades para que todas las personas mejoren sus ingresos.
  • Respeta la propiedad privada de los medios de producción.
  • Fomenta la iniciativa e innovación de las personas para emprender en nuevos proyectos o actividades económicas.
  • Permite el acceso libre a una gran variedad de bienes y servicios que compiten por responder mejor a las necesidades de los usuarios.
  • Hace posible la inversión en diversos proyectos.

Entre las principales desventajas del capitalismo se pueden mencionar las siguientes:

  • Se anteponen los intereses de pocos sobre los intereses y el bienestar del colectivo.
  • Los medios de producción, en gran medida, provocan problemas ambientales, altos porcentajes de contaminación y usan de forma desmedida los recursos naturales.
  • Puede inducir al monopolio y control del mercado de ciertos bienes y servicios.
  • Genera desigualdad social y una marcada división de clases sociales que pueden generar diversos problemas en la sociedad.

Vea también: Características del capitalismo.

Capitalismo y socialismo

El socialismo es un sistema económico y político que defiende que el Estado debe tener el control de los medios de producción y la distribución de bienes y servicios. Surgió en oposición al capitalismo como consecuencia de los cambios económicos y sociales que generó la Revolución Industrial.

Asimismo, el comunismo fue otro sistema político que también se opuso al capitalismo. Este sistema defiende la propiedad común de los medios de producción y la idea de una sociedad sin diferencia de clases sociales. Así, a través del socialismo se pretende alcanzar el comunismo.

Vea también: