Reglas de acentuación

Eliza Arias
Revisión técnica por Eliza Arias • Lingüista
Escrito por Adriana Morales

El idioma español es uno de los más empleados en el mundo debido al número de personas que lo hablan como lengua materna. Es una de las lenguas romances o provenientes del latín. Tras los procesos de colonización española, se extendió ampliamente por América y otras regiones.

Reglas de acentuación
El conocimiento de las reglas de acentuación evita que se cometan errores ortográficos.

Esa extensión hace importante el conocimiento y dominio de esta lengua. Uno de los aspectos centrales para ello son las normas de ortografía, es decir, el sistema de reglas para la correcta escritura.

Las reglas de acentuación forman parte de la ortografía de una lengua. Se refieren a la colocación de la tilde. Este signo consiste en una rayita oblicua (´) sobre la vocal correspondiente a la sílaba tónica de una palabra.

Todas las palabras tienen una sílaba que se pronuncia con mayor intensidad o sílaba tónica. A este énfasis se denomina acento prosódico. Sin embargo, cabe destacar que no siempre esta sílaba está marcada con tilde.

Cuando la regla lo indica, algunas palabras marcan con una tilde la sílaba tónica y se habla entonces de acento ortográfico.

Conviene destacar que hay palabras de distinto significado que se escriben con las mismas letras y cuya única diferencia es el acento. Por ejemplo: sábana (tela) y sabana (vegetación).

De allí la importancia de conocer las reglas de acentuación a fin de tener una correcta pronunciación y escritura de las palabras. .

Según la posición de la sílaba tónica, las palabras se clasifican en agudas u oxítonas, graves o llanas, esdrújulas y sobreesdrújulas. A continuación se explican las reglas de acentuación correspondientes a cada tipo.

Palabras agudas u oxítonas

Las palabras agudas son aquellas cuya fuerza de entonación recae en la última sílaba. Llevaran tilde cuando terminan en vocal (a, e, i, o, u) o en las consonantes ‘n’ o ‘s’.

El resto de las palabras agudas no serán marcadas con tilde o acento gráfico.

Por ejemplo:

  • Con tilde: saltó, gobernación, camión, salón, sofá, mamá, solución, canción, nació, comí, inglés, francés, portugués, además, común, registré, cantaré, campeón, tensión, cayó, cajón, compás, colibrí, café, balón.
  • Sin tilde: papel, reloj, involucrar, partir, atril, feliz, temblor, conceder, hacer, capaz, atroz, sol, avestruz, vivir, robots, confort.

Palabras graves o llanas

Las palabras graves o llanas son aquellas cuya fuerza de entonación recae en la penúltima sílaba. Estas palabras solo son marcadas con tilde cuando terminan en una consonante diferente de ‘n’ o ‘s’.

Cabe destacar que el idioma español contiene en su mayoría palabras graves que no llevan tilde porque terminan en vocal o en las consonantes ‘n’ o ‘s’.

Por ejemplo:

  • Con tilde: débil, hábil, túnel, lápiz, revólver, árbol, cárcel, césped, apóstol, Ángel, azúcar, tórax, cráter, látex, fértil, carácter, bíceps, récords, fácil.
  • Sin tilde: hombre, domingo, viernes, continente, posible, volumen, patean, legumbre, libreta, naranja, estaba, zapato, grave, nido, catapulta, camisa, silla, fruta, pendiente, suben, puerta, casa, nocturno.

Palabras esdrújulas y sobreesdrújulas

La fuerza de entonación de las palabras esdrújulas recae en la antepenúltima sílaba y la de las sobreesdrújulas, en la sílaba anterior a la antepenúltima. Estas palabras siempre llevan tilde.

Las palabras sobreesdrújulas suelen derivar de las formas verbales con pronombres y de los adverbios formados con el sufijo –mente cuando el adjetivo base está acentuado.

Por ejemplo:

  • Palabras esdrújulas: teléfono, esdrújula, rápido, ejército, insólito, miércoles, sábado, América, oxígeno, pájaro, diálogo, didáctico, cerámica, rústico, pálpito, pórtico, fósforo, gótico, máximo, epístola, símbolo, gónadas, médico, cándido, sílaba, mecánica, núcleo, cámara.
  • Palabras sobreesdrújulas: cómpramelo, ágilmente, rápidamente, hábilmente, piénsatelo, háganselo, ávidamente, cómetelo, cámbiaselo, fácilmente.

Acentuación en palabras monosílabas

Las palabras monosílabas no son acentuadas, por tanto no lleva tilde. Por ejemplo: pan, sin, son, fe, fue, fin, pie, bien, don, dos, plan, pues, tren, tres, fan, pez, tan, clon.

Acentuación en diptongos

Los diptongos son sílabas constituidas por la unión de dos vocales que forman una sola sílaba. En los diptongos formados por una vocal abierta (a, e, o) y una cerrada (i, u), la tilde se coloca sobre la vocal abierta. Pero, si se trata de dos vocales cerradas, la tilde será colocada en la segunda vocal.

Por ejemplo: huésped, comió, corrió, varió, después, acuífero, veintiún, cuídate, religión, béisbol, náutico, acentuación, murciélago, luciérnaga.

Acentuación en triptongos

Los triptongos son palabras formadas por tres vocales continuas de las cuales se acentúa la vocal abierta. Por ejemplo: exceptuáis, anunciáis, confiáis, efectuáis, cambiáis, apreciéis, habituáis, estudiéis.

Acentuación en hiatos

Los hiatos se producen cuando en coinciden una vocal cerrada y tónica (í, ú) y una vocal abierta (a, e, o). En este caso, las vocales forman dos sílabas diferentes y la sílaba tónica siempre llevará tilde.

Cabe mencionar que la letra ‘h’ entre vocales no rompe con los hiatos.

Por ejemplo: María, raíz, baúl, día, país, búho, oído, rehén, ataúd, río, grúa, bahía, geometría, egoísmo, agonía, albedrío, arcaísmo, increíble, prohíbe, ahínco, cafeína, biografía, ortografía, sandía, batería, sinfonía.

Acento diacrítico

El acento diacrítico o tilde diacrítica se emplea cuando es necesario diferenciar palabras que se escriben igual pero cuyos significados y categoría gramatical son diferentes.

De esta manera la palabra que tenga una sílaba acentuada se identificará como tónica y la palabra que no tenga una sílaba acentuada será átona. El uso del acento diacrítico es una excepción a la regla de acentuación.

Las palabras que tienen acento diacrítico son en su mayoría monosílabas como, pronombres, artículos, verbos o preposiciones. También se incluyen algunas palabras polisílabas como los interrogativos o exclamativos.

Por ejemplo, “Te vamos a invitar esta tarde a tomar un té en nuestra casa”. “Sé que se comprará la bicicleta que tanto quiere”.

Palabras átonas Palabras tónicas
Te (pronombre personal). “Te mandaré un recado con mi hermano”. (sustantivo). “Me encanta tomar té de frutos rojos”.
Mi (adjetivo posesivo). “Mi abuela es la más dulce de todas”. (pronombre). “El gato viene corriendo detrás de mí”.
De (preposición) “La tarea está fácil de hacer”. (forma del verbo dar). “No le dé más dulces a los niños”.
El (artículo). “El juguete se dañó”. Él (pronombre personal). “Él es mi mejor amigo”.
Si (conjunción). “Si tú lo dices, yo te creo”. (adverbio afirmativo y pronombre). “Sí, ya vamos en camino”, “Se vio a sí mismo”.
Mas (conjunción adversativa). “Le mandé un mensaje, mas no me respondió”. Más (adverbio). “Quiero más torta”.
Se (pronombre). “Ya se lo dije, pero no me respondió”. (forma del verbo ser o saber). “Sé tú misma”, “No sé de qué hablas”.
Tu (adjetivo posesivo). "Tu vestido es muy bonito". (pronombre personal). "Tú serás una gran mujer".
Que (pronombre relativo y conjunción). “La señora que llamó ayer”, “Me dijeron que no”. Qué (pronombre interrogativo y exclamativo). “¿Qué te dijeron?”, “¡Qué simpática tu amiga!”.
Cual (pronombre relativo y adverbio). “Luis, al cual conociste ayer”, “Saltó cual niño feliz”. Cuál (pronombre interrogativo y exclamativo). “¿Cuál de todos prefieres?”, “¡Cuál sería mi felicidad al abrazarte otra vez!”.
Quien (pronombre relativo). “Eres quien estaba esperando”. Quién (pronombre interrogativo y exclamativo).”¿Quién te llamó?”, “¡Mira quién llegó!”.
Como (adverbio de modo, conjunción y preposición). “Hice la torta como me dijiste”, “Haré como si no supiese nada”. Cómo (adverbio interrogativo y exclamativo). “¿Cómo se llama la señora?”, ¡Cómo quiero abrazarte!".
Cuando (adverbio relativo, conjunción y preposición). “Me reí cuando me lo dijo”, “Llegó cuando terminó la reunión”, “Vengo cuando esté cerca”. Cuándo (adverbio interrogativo y exclamativo). “¿Cuándo regresas?”, “¡Y cuándo pensabas decírmelo!”.
Cuanto (adverbio, adjetivo, conjunción, pronombre). “Debes llegar cuanto antes”, “Cuéntale cuanto sea necesario”, “Fue una tarea fácil cuanto sencillo”, “Come cuantas galletas pueda”. Cuánto (adverbio, adjetivo, pronombre interrogativo y exclamativo). “¿Cuánto crees que cuesta tú casa?” “¿Cuántos retos superaste?”, “¡No sabes cuánto tiempo esperé por esto!”.
Donde (adverbio y preposición). “Me estacioné donde está la casa azul”, “Vamos donde Juan”. Dónde (adverbio interrogativo y exclamativo). “¿Dónde la viste?”, “¡Quiero verte y no importa dónde!”.
Porque (conjunción). “No te puedo decir porque es un secreto”. Porqué (sustantivo). “Deja de pensar porqué no te llamó”.
Aun (sinónimo de incluso). “Aun así, hará lo que mejor le parezca”. Aún (sinónimo de todavía). “Aún no he hablado con ella”.

Vea también:

Eliza Arias
Revisión técnica por Eliza Arias
Licenciada en Letras (2007) y magister scientiae en Lingüística (2013) por la Universidad de Los Andes (Venezuela).