Andrés Bello

Adriana Morales
Adriana Morales
Licenciada en Letras

Andrés Bello fue un educador, escritor, político, diplomático y traductor venezolano-chileno reconocido como una de las figuras humanistas más importantes de la historia de Hispanoamérica.

Fue testigo de importantes cambios históricos que tuvieron lugar tanto en Venezuela como en el resto de América, es decir, creció bajo el dominio de la Corona española, y luego fue partícipe de los acontecimientos de emancipación e independencia de las nuevas naciones que de América.

Asimismo, como educador y gran erudito tuvo la oportunidad de impartirle clases a Simón Bolívar, el Libertador, y ser parte del grupo que dio inicio y promovió los movimientos independentistas en Venezuela.

Luego de una larga estadía en Londres, en 1829 Bello se trasladó junto a su familia para Chile, donde se destacó en el área de Derecho y en los estudios de humanidades. Incluso, promovió la creación de la Universidad de Chile, de la cual fue su primer rector, cargo que ejerció por varios años.

Primero años

Andrés de Jesús María y José Bello López nació en Caracas, Capitanía General de Venezuela, el 29 de noviembre de 1781, y sus padres fueron Bartolomé Bello y Ana Antonia López.

Desde temprana edad Bello demostró gran gusto por las letras y la literatura. En Caracas estudió en la Academia de Ramón Vanlonsten, tuvo la oportunidad de leer las obras más destacadas del Siglo de Oro, y frecuentaba el Convento de Las Mercedes, donde aprendió latín de la mano del fray Cristóbal de Quesada, por lo que en 1796, Bello ya había traducido el libro V de la Eneida, de Virgilio.

En 1797, Bello inició sus estudios en la Real y Pontificia Universidad de Caracas, de donde se graduó en junio del año 1800. Ese mismo año llegó a Caracas Alexander von Humboldt, junto con su compañero Aimé Bonpland.

Humboldt era un polímata, es decir, una persona que domina varias ramas del conocimiento, y había llegado a Caracas para explorar el cerro El Ávila. A este par se les unió Bello, y durante la exploración descubrió su interés por los estudios científicos.

Posteriormente, Bello incursionó estudios en medicina y derecho, parte de los cuales costeó dando clases particulares a diversos jóvenes, entre estos, Simón Bolívar. También aprendió por su cuenta francés e inglés, y realizó diversas traducciones de las obras clásicas de la literatura.

De esta manera, Andrés Bello fue tomando posición entre los intelectuales y poetas más influyentes y destacados de Caracas, a lo que se suman sus cualidades morales que lo posicionaban como un hombre correcto y de notable personalidad.

En el año 1802, Bello obtuvo su primer cargo público como oficial segundo de la Capitanía General de Venezuela y, a partir de entonces inició su actividad política. Luego, en el año 1807, fue nombrado secretario civil de la Junta de la Vacuna, a fin de controlar la epidemia de viruela que azotaba a la población.

Más tarde, en 1808 llegó a Venezuela la primera imprenta, acontecimiento de gran valor que le valió a Bello, gracias a sus cualidades intelectuales, ser designado como el director y redactor de la recién creada Gaceta de Caracas, que forma parte de las primeras publicaciones hechas en Venezuela.

Ese fue un periodo en el cual Andrés Bello desarrolló aún más su pasión por la escritura, lo que le llevó incluso a escribir diversas obras entorno a la historia de Venezuela y la gramática.

Estadía en Londres (1810-1829)

Andrés Bello. Retrato
Retrato de don Andrés Bello, ubicada en la Rectoría de la Universidad de Chile.

En el 1810 tuvieron lugar diversos movimientos que daban inicio al proceso de independencia de Venezuela. El 19 de abril de ese año, el capitán general Vicente Emparan fue destituido de su cargo, por lo que la Junta Suprema de Caracas nombró a Andrés Bello como Oficial Primero de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Tras la designación, Bello zarpó con dirección a Londres a cumplir con su labor diplomática, junto a Simón Bolívar y Luis López Méndez. La finalidad de este viaje era lograr el apoyo del gobierno británico en la causa de independencia de Venezuela. Llegaron el día 10 de julio de 1810.

Una vez en Londres, Bello, Bolívar y López tuvieron una serie de entrevistas no oficiales con el Duque de Wellington. Sin embargo, no pudieron llegar a ningún acuerdo o tipo de ayuda política debido a que el interés de los británicos tenía que ver más con negociaciones de tipo comercial con las colonias españolas.

No obstante, esta representación diplomática logró establecer una amistad con Francisco de Miranda, quien residía en Londres y también apoyaba la lucha por la independencia venezolana.

Miranda fue de gran apoyo, les ofreció alojamiento en su casa de Grafton, consejos, conocimientos y los acercó a sus amistades más influyentes. Asimismo, bello pudo tener acceso a la biblioteca de Miranda.

Posteriormente, Bolívar regresó a Venezuela y en Londres quedaron Bello y López como encargados de la embajada. El 5 de julio de 1811, una vez declarada la Independencia de Venezuela, Bello y López fueron designados como representantes del nuevo gobierno venezolano. Sin embargo, con la pérdida de la Primera República, ambos se quedaron sin tales cargos.

Tanto Andrés Bello como Luis López afrontaron una difícil situación económica, por suerte se encontraban en la residencia de Francisco de Miranda. Bello logró sobrevivir gracias a que impartía clases particulares de francés y español, también fungió como institutor de los hijos de William Richard Hamilton, gracias a su amistad con el sevillano e intelectual José María Blanco White.

Sin embargo, su situación monetaria seguía siendo complicada. En el año 1812 manifestó su intención por volver a Venezuela, pero justo ocurrió el terremoto de Caracas en el mes de marzo, tras el cual su familia se vio afectada y no pudo ayudarlo a volver. Aunado a esta situación, Miranda había sido encarcelado y no podía ofrecerle ningún tipo de ayuda.

Bello logró sobrevivir gracias a diversos trabajos a destajo que conseguía con ayuda de sus conocidos. Fue una etapa en la que siguió con su formación y escribió gran número de sus obras poéticas, ensayistas, investigativas y literarias en general, las cuales le valieron diversos reconocimientos.

Más adelante conoció al ministro de Chile en Londres, Antonio José de Irisarri, quien lo ayudó y nombró secretario de su delegación en 1822. A partir de ese momento, Bello logró obtener diversos cargos públicos y políticos con los que consiguió superar su crisis económica.

Durante los años 1825 y 1829 su relación con Simón Bolívar había mermado por diversas circunstancias. Bello dirigió a Bolívar sus últimas cartas desde Londres con el fin de pedir ayuda en cuanto a su situación económica cuando asumió la Secretaría de la Gran Colombia en 1825. Sin embargo, fue escasa la ayuda recibida.

Durante esa época fue colaborador de El Censor Americano (1820), Biblioteca Americana (1823) y director de El Repertorio Americano (1826-1827). Estas obras exponen la influencia europea en el pensamiento hispanoamericano.

Finalmente, Andrés Bello vivió por 19 años en Londres, donde se terminó de formar, estableció importantes relaciones, produjo gran parte de su producción literaria, y formó su familia.

Vea también Simón Bolívar.

Matrimonios

Andrés Bello y esposa
Daguerrotipo de Andrés Bello junto a su segunda esposa Elizabeth Dunn, 1862.

En el mes de mayo de 1814, Andrés Bello se casó con Mary Anne Boyland, una joven inglesa de 20 años, con quien tuvo tres hijos, Carlos, Francisco y Juan Pablo Antonio. A los pocos años, en 1921, su esposa fallece víctima de la tuberculosis, y luego también fallece su hijo Juan Pablo Antonio.

Pocos años después, Bello se casó por segunda vez con Elizabeth Antonia Dunn, una joven de 20 años, y quien lo acompañó hasta sus últimos días. El matrimonio tuvo doce hijos, nueve de ellos nacidos en Chile.

En total, Bello tuvo quince hijos, de los cuales nueve fallecieron a temprana edad.

Estancia en Chile y últimos años (1829-1865)

Retrato 2 de Andrés Bello
Retrato en óleo de Andrés Bello, atribuido a Raymond Monvoison (1870), forma parte de la colección de la Biblioteca Nacional de Caracas.

En febrero de 1829 Andrés Bello partió hacia Chile en compañía de su familia, ya que el gobierno de Chile le había ofrecido un puesto de trabajo en el Ministerio de Hacienda como Oficial Mayor.

Una vez residenciado en Chile, Bello colmó su vida de grandes satisfacciones a través de su esfuerzo por formarse y educar a los ciudadanos en general. De esta manera, asumió diversos cargos como el de académico del Instituto Nacional y, fue fundador y rector del Colegio de Santiago.

Asimismo, participó en la edición del periódico El Araucano por varios años, impartió clases particulares en su casa, realizó diversas traducciones de clásicos de la literatura, impulsó el teatro chileno y formó parte de la Sociedad Literaria de 1842.

En 1843, Bello fue asignado como rector de la recién inaugurada Universidad de Chile, cargo que ejerció más de una vez tras haber sido reelegido para el mismo, responsabilidad que asumió con gran honor hasta sus últimos días.

Durante su estadía en Chile, Andrés Bello realizó y publicó sus obras más importantes sobre gramática y derecho. Esto le conllevó a recibir diversos reconocimientos, en especial, formar parte de los miembros de la Real Academia Española.

En 1832, Bello obtuvo la nacionalidad chilena tras realizar su solicitud. Más tarde, entre los años 1837 y 1864 fue senador por la ciudad de Santiago y, entre los años 1840 y 1855 redactó el Código Civil de la República de Chile.

Finalmente, el 15 de octubre de 1865 falleció Andrés Bello, con 84 años de edad, en la ciudad de Santiago, donde reposan sus restos en el Cementerio General.

Andrés Bello es reconocido como uno de los humanistas más importantes de Hispanoamérica gracias a su constante formación académica, por promover la educación y compartir su conocimiento tanto como le fue posible.

Sus amplios conocimientos le permitieron desarrollarse en las áreas de la pedagogía, la lingüística, la literatura, el derecho, la diplomacia y la filosofía, por lo que es recordado y destacado como un hombre de vasta erudición, la cual le permitió comprender los diversos procesos de cambio que se vivían en la América toda tras las revueltas sociales y luchas independentistas.

Principales obras

Andrés Bello escribió una larga lista de obras en las cuales no solo recopiló su gran conocimiento y expuso sus dotes como traductor, sino que también realizó importantes reflexiones y dio a conocer sus cualidades como hombre erudito. A continuación se mencionan algunos ejemplos.

  • Oda al Anauco, (1800).
  • Alocución a la Poesía, (1823).
  • Obra dramática de teatro, Venezuela Consolada, (1805).
  • Resumen de la historia de Venezuela, (1810).
  • Principios de derecho de gentes, (1832).
  • Gramática de la lengua latina, (1838).
  • Traducción y arreglos de Teresa; drama en prosa y en cinco actos (1839), de Alejandro Dumas.
  • Análisis ideológica de los tiempos de la conjugación castellana, (1841).
  • Traducción de la Oración por todos (1843), de Víctor Hugo.
  • Gramática de la lengua castellana destinada al uso de los americanos, (1847).
  • Compendio de la historia de la literatura; por don Andrés Bello redactado para la enseñanza del Instituto Nacional, (1850).
  • Proyecto de Código Civil, (1853).
  • Código Civil de la República de Chile, (1856).
Adriana Morales
Adriana Morales
Licenciada en letras de la Universidad Central de Venezuela (2008), con Maestría en Gestión y Políticas Culturales (2016) y diplomado de Edición de libros (2011).