Célula vegetal

Ana Zita
Ana Zita
Doctora en Bioquímica

La célula vegetal es la unidad fundamental de construcción de las plantas, organismos vivos pertenecientes al reino Plantae.

Características de la célula vegetal

  • Es una célula de tipo eucariota: posee un núcleo constituido por una envoltura nuclear que encierra el material genético.
  • El tamaño de las células vegetales es variable: desde microscópicas hasta visibles a simple vista, como las células de las que se fabrica el algodón (4 cm).
  • Presenta organelos específicos, como los cloroplastos, que no se encuentran en las células animales.
  • Son capaces de captar la energía solar para producir compuestos orgánicos, por el proceso de fotosíntesis.
  • Gran parte del espacio celular es ocupado por la vacuola central, que sirve de almacenamiento de agua y otros compuestos.

Partes de la célula vegetal

partes de la célula vegetal con nombres
Esquema de la célula vegetal y sus partes.

La estructura de la célula vegetal está conformada por las siguientes partes:

  • Pared celular: compuesta principalmente por celulosa, funciona como protección de la célula vegetal.
  • Membrana plasmática: compuesta por dos capas de fosfolípidos y proteinas, encierra el contenido celular y permite el paso selectivo de sustancias hacia dentro y fuera de la célula.
  • Núcleo: rodeado de una envoltura nuclear compuesta por una membrana interna y una membrana externa, es el lugar de almacenamiento de la información genética de la célula.
  • Citoplasma: comprende todo el material dentro de la membrana plasmática, retirando el núcleo.

Organelos de la célula vegetal

Los organelos de las células vegetales son estructuras formadas por membranas que cumplen funciones específicas dentro de la célula.

Vacuola central

vacuola central de petalos
Vacuola central llena de pigmentos en células de pétalos de geranio rojo (Créditos: Umberto Salvagnin, Flickr)

La vacuola central es el organelo más prominente dentro de la célula vegetal. Está conformado por una membrana simple, llamado tonoplasto, donde se almacena el agua y las sales minerales.

En las células vegetales de las semillas, la vacuola central acumula proteína y nutrientes que serán usados en el proceso de germinación.

Mitocondria

La mitocondria es el organelo donde se metabolizan los carbohidratos para producir energía en forma de ATP. Esta conformada por:

  • La membrana interna: que se pliega para formar las crestas mitocondriales.
  • La membrana externa: que la da forma y rigidez a la mitocondria.
  • La matriz mitocondrial: es el espacio dentro de la membrana interna.
  • El espacio intermembranoso: que separa a las dos membranas.

Ribosomas

Los ribosomas son los responsables por la síntesis de proteínas. Se forman en el nucléolo, dentro del núcleo, y están constituidos por ARN y proteínas. En comparación con las células animales, las células vegetales poseen pocos ribosomas, a excepción de las células de semillas ricas en proteínas, como las leguminosas.

Retículo endoplasmático

El retículo endoplasmático es un sistema de membranas que forman una red dentro de la célula. Existen dos tipos:

  1. Retículo endoplasmático rugoso: presenta ribosomas adheridos que le dan un aspecto rugoso; se encarga del procesamiento y transporte de las proteinas.
  2. Retículo endoplasmático liso: está encargado de la síntesis de lípidos y de la formación de membranas. Abunda en células que producen grandes cantidades de ácidos grasos y aceites.

Dictiosomas

El dictiosoma es un conjunto de vesículas planas apiladas, donde se procesan las vesículas y sus contenidos.

En las células animales, los dictiosomas se acumulan y fusionan para formar el aparato de Golgi, lo cual es poco frecuente en las células vegetales. La excepción se encuentra en las células de los pelos radiculares, la zona de las raíces donde se produce la formación y el crecimiento de la pared celular.

Plástidos

Los plástidos son un grupo diverso de organelos específicos de plantas y algas. Como en la mitocondria, presentan dos membranas (interna y externa), ADN y ribosomas. Los plástidos pueden ser:

  • Cloroplastos: llevan a cabo la fotosíntesis.
  • Amiloplastos: almacenan los almidones.
  • Cromoplastos: contienen lípidos que le dan color a frutas y flores.
  • Leucoplastos: sintetizan lípidos y otros materiales y son incoloros.
  • Proplástidos: son plástidos pequeños que aún no cumplen una función específica.
  • Etioplastos: son plástidos transitorios entre los proplástidos y los cloroplastos; aparecen cuando los tejidos crecen sin luz.

Microcuerpos

Algunos organelos son llamados microcuerpos, de los cuales se conocen dos clases:

  • peroxisomas y
  • glioxisomas.

Ambos se encargan de mantener a raya reacciones tóxicas dentro de la célula, que involucran la acción del peróxido de hidrógeno H2O2.

Clasificación de las células vegetales

celulas vegetales
Corte del tallo de trébol visto al microscopio.

Las células vegetales se clasifican en tres grupos según la naturaleza de la pared celular:

  1. Células del parénquima: son células con una pared celular delgada, las más comunes en los tejidos blandos de hojas, pétalos, frutas y semillas.
  2. Células del colénquima: son células con una pared celular primaria delgada que se vuelve más gruesa en ciertas regiones. Se encuentran en los brotes de crecimiento que necesitan ser flexibles y a la vez fuertes.
  3. Células del esclerénquima: estas células tienen una pared celular primaria y una pared celular secundaria gruesa compuesta por lignina. Se encuentran en la corteza de los árboles, cubierta de las semillas y en las fibras vegetales.

Tipos de células vegetales y sus funciones

  • Células de las puntas de las raíces y tallos: se especializan en la división celular y el crecimiento.
  • Células de la epidermis: funcionan como barrera de protección contra hongos e insectos. También retienen el agua.
  • Células de las hojas verdes: captan la energía solar para realizar la fotosíntesis.
  • Células epidérmicas de las raíces: sirven para absorber el agua y los minerales del medio en que se desarrollan.
  • Células vasculares: se encargan del transporte del agua, los minerales y las moléculas orgánicas.
  • Células de los pétalos: producen pigmentos que atraen a los polinizadores.
  • Células aromáticas: producen las fragancias para atraer polinizadores.
  • Células de los frutos: producen azúcares, aromas y otros compuestos que atraen a los animales para dispersar las semillas.

Vea también:

Referencias

Mauseth, J. D. Botany: an introduction to plant biology. Jones & Bartlett Learning 2016.