Fascismo

Adriana Morales
Adriana Morales
Licenciada en Letras

El fascismo es un movimiento político y social que se originó en Italia y se expandió rápidamente por Europa a lo largo de la primera mitad del siglo XX.

Fue creado por Benito Mussolini en Italia, su máximo líder, después de la Primera Guerra Mundial. Se trata de una ideología que se caracteriza por exaltar el nacionalismo y el totalitarismo.

El fascismo se presenta como una tercera vía política que se opone y rechaza la democracia liberal que defiende la libertad del individuo, y al marxismo con la lucha de clases. El fascismo pretende anular toda oposición política y oprimir a minorías.

Con el fin de la Segunda Guerra Mundial se generó un gran rechazo hacia el fascismo, y perdió importancia como movimiento político, aunque en la actualidad existan partidos políticos que se proclamen fascistas.

7 características del fascismo

1. Es nacionalista

El nacionalismo es la base del fascismo. Consiste en enaltecer el sentido de nación frente a la figura del individuo. Para ello, coloca a la familia como base de la sociedad, en la que cada integrante cumple un rol específico. Por ejemplo, la mujer se encarga del hogar y la familia, y el hombre del trabajo y de la defensa de la nación.

2. Es totalitarista

Es un movimiento totalitario que pretende intervenir y controlar todas las áreas de la vida de los individuos. Para ello, se vale del Estado, que controla la economía, el trabajo, la educación, los medios de comunicación, incluso, la opinión y la libertad de culto de las personas.

3. Es autoritario

No permite la subordinación ni el disentimiento en contra de la ideología o prácticas que ejecute el Estado, de lo contrario se puede generar un fuerte castigo. La libertad individual es suprimida.

4. Es unipartidista

Solo permite la existencia de un único partido político y centralista al que deben estar apegados todos los actores políticos del Estado. No permite la existencia ni legalización de partidos opositores a su ideología. Tampoco convoca a elecciones.

5. Exalta a un líder

Exalta a un único líder o figura de autoridad que se caracteriza por ser carismático, expresar su sentimiento nacionalista y proteccionista. Se trata de la voz autorizada para mandar sobre el pueblo, el cual le debe rendir culto.

6. Es militarizado

Se vale de las fuerzas militares para defender los ideales políticos y resguardar los bienes del Estado. Estas fuerzas también se emplean para generar cierto temor en la sociedad y protegerse en caso de conflictos internacionales.

7. Es una tercera vía

El fascismo se presenta como una tercera vía o alternativa política original que no se relaciona de forma directa con la derecha o la izquierda. Sus ideales políticos exaltan el nacionalismo y el totalitarismo.

Origen del fascismo

Soldados italianos. Primera Guerra Mundial
Soldados italianos atrincherados durante los enfrentamientos de la Primera Guerra Mundial.

Los historiadores y especialistas sobre el fascismo George L. Mousse y Stuar Wolf sitúan el origen de este movimiento político entre finales del siglo XIX e inicios del siglo XX tras la Primera Guerra Mundial.

Para entonces, en Italia se desarrollaban y expandían ideas como nacionalismo, unión y revolución entre los grupos revolucionarios italianos.

Se destaca la fecha del 23 de marzo de 1919, día en que Mussolini creó la organización Fascios italianos de combate o Liga italiana de combatientes como la fecha que enmarca el inicio del fascismo según los expertos.

A partir de entonces, el fascismo se consagró como un movimiento en contra del liberalismo establecido en los nuevos gobiernos europeos, así como del comunismo en la Unión Soviética.

En Alemania dio lugar al Partido Nacionalista Obrero Alemán o Partido Nazi en 1920, y en España a Falange Española en 1933.

El fascismo también llegó a América Latina a través gobiernos dictatoriales de tendencia fascista como los impuestos en Paraguay por Alfredo Stroessner entre 1954 y 1989, en Chile por Augusto Pinochet entre 1974 y 1990, en República Dominicana por Rafael L. Trujillo, incluso en Venezuela por Marcos Pérez Jimenez entre 1952 y 1958.

Causas y consecuencias del fascismo

Causas del fascismo

  • Italia, tras haber participado y contribuido en la victoria de la Primera Guerra Mundial, no fue compensada según lo acordado por los países aliados de Triple Entente, con la entrega de los territorios para su expansión.
  • Tras la firma del Tratado de Versalles, y el sentimiento de engaño, el nacionalismo italiano se exaltó a partir de políticas sociales.
  • Italia enfrentaba una fuerte crisis económica. La moneda nacional se devaluaba y los productos de primera necesidad cada día eran más costosos.
  • El sector industrial estaba en crisis, el alto costo de la vida y la vuelta de la guerra fueron factores que generaron un gran desajuste económico y social que afectó a la clase obrera y más carenciada del país.

Consecuencias del fascismo

  • Tras implantarse la ideología fascista en Europa, se desató el estallido de la Segunda Guerra Mundial.
  • Las principales ciudades europeas fueron gravemente afectadas por los enfrentamientos bélicos que se generaron a consecuencia de la lucha por el poder territorial e ideológico.
  • Hubo gran pérdida de vidas humanas a causa del racismo, antisemitismo y los enfrentamientos bélicos.
  • A lo largo de la historia el fascismo no logró proyectarse una vez que sus principales líderes desaparecieron.

Principales fascismos en el mundo

El fascismo fue una ideología que se desarrollo principalmente en Italia, pero que se extendió a otros países en los que tomó características particulares, así como ocurrió en Alemania con el nazismo, y en España con la Falange Española.

Fascismo italiano

Benito Mussolini.1
Retrato de Benito Mussolini, líder del Partido Nacional Fascista.

En 1915 Italia participó en la Primera Guerra Mundial junto a los países aliados de la Triple Entente (Francia, el Reino Unido de Gran Bretaña y Rusia) que enfrentaban a las Potencias Centrales (imperios alemán y austrohúngaro).

Como acuerdo de su participación, a Italia le cederían territorios de las Potencias Centrales tras la victoria.

Las tropas italianas solo consiguieron un triunfo en la Batalla de Vittorio Veneto, que no fue suficiente para los países aliados, por lo que no respetaron el acuerdo hecho.

Esta situación provocó diversas reacciones nacionalistas, como la del poeta Grabrielle D'Annunzio, quien en una aventura militar creó del Estado libre de Fiume (1920-1924), y una constitución considerada como un precedente del fascismo.

Por su parte, Benito Mussolini fundó la organización Fascios italianos de combate o Liga italiana de combatientes el 23 de marzo de 1919, que el 7 de noviembre de 1921 se convirtió en el Partido Nacional Fascista (PNF).

En el año 1922 el PNF convocó y llevó a cabo la Marcha sobre Roma, dirigido por Mussolini. El rey Victor Manuel III no detuvo la marcha y fue obligado a entregarle el poder a Mussolini, quien el 30 de octubre llegó tomó el cargo como Primer Ministro de Italia.

Así fue como Benito Mussolini se hizo con el poder del Estado, el PNF tomó el control de los órganos del país y se implementaron las bases del fascismo en Italia.

Mussolini expandió su poder hasta Etiopía, país que invadió entre 1935 y 1936. Fue la época de mayor repercusión del fascismo italiano. Asimismo, llegó a acuerdos con Adolf Hitler, y apoyó a Francisco Franco en la guerra civil en España.

En 1938 el Reino de Italia y Alemania se aliaron y firmaron el Pacto de Acero, en el cual Italia se comprometía a apoyar a Alemania en caso de que fuese atacado, lo que aseguraba el desarrollo de una nueva guerra. En septiembre de 1939 iniciaba la Segunda Guerra Mundial.

Características del fascismo italiano

Entre las principales características del fascismo italiano dirigido por Mussolini están:

  • Se hizo uso de los símbolos patrios para afianzar el nacionalismo.
  • Mussolini era exaltado como un héroe carismático.
  • La nación era exaltada ante la idea del individuo o del pueblo.
  • El gobierno de Mussolini controló los medios de comunicación y quebrantó la libertad de expresión. También utilizó los medios para publicitar la ideología fascista.
  • La educación y los movimientos intelectuales fueron controlados y censurados.
  • Fue inculcado el miedo hacia la dominación del enemigo para motivar y controlar a la población.

Fascismo alemán

Mussolini y Hitler
Los líderes Mussolini y Hitler fueron aliados durante el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial.

El fascismo fue una ideología que se extendió por diversos países tanto europeos como latinoamericanos. En Alemania, el fascismo dio origen al nazismo, por eso se trata de ideologías con gran similitud. Sin embargo, a diferencia del fascismo, el nazismo experimentó un antisemitismo extremo.

En 1920 se fundó en Alemania el Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán o Partido Nazi, liderado por Adolf Hitler, quien obtuvo poder político después de que su partido obtuviese la mayoría de votos en 1933.

El nazismo se caracterizó por:

  • el gran sentido de nacionalismo,
  • rechazar la democracia liberal o el marxismo y
  • promover el racismo.

Hitler alcanzó el poder e impuso un régimen dictatorial con una serie de políticas extremas que conllevaron al desarrollo de la Segunda Guerra Mundial.

Fascismo español

Francisco Franco
Retrato del dictador y líder fascista español Francisco Franco.

El fascismo llega a España en la década de 1920, tras varios intentos por formar un partido político similar al de Mussolini. Pero, no fue hasta octubre de 1933 cuando se fundó el partido Falange Española de carácter fascista.

La Falange Española fue fundada por José Antonio Primo de Riviera, que en 1934 se fusionó con las Juntas de Ofensiva Nacional-Sindicalista (JONS). Se fundamentaba en las bases del fascismo italiano y se caracterizó por:

  • ser una organización política autoritaria y nacionalista,
  • su conservadurismo,
  • y por sustituir el antisemitismo por el catolicismo.

Sin embargo, su máxima relevancia la alcanzó con el fin de la guerra civil española, cuando se instauró una dictadura militar.

Principales representantes del fascismo

Los principales líderes con carácter fascista fueron:

  • Benito Mussolini (1883-1945): político, militar y dictador italiano, líder y representante del fascismo en Italia y el mundo. Formó parte y fue líder del Partido Fascista Republicano (1943-1945), del Partido Nacional Fascista (1921-1943), presidente del Consejo de Ministros del Reino de Italia (1922-1945), y Duce de la República Social Italiana (1943-1945).
  • Adolf Hitler (1889-1945): político, militar y dictador alemán. Fue el principal representante del nazismo en Alemania, derivado del fascismo italiano. También destacó por ser el líder del Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán, ser el Canciller imperial alemán y por ser conocido como el Tercer Reich de Alemania.
  • Francisco Franco (1892-1975): militar y dictador español. Participó en la guerra civil española y se autoproclamó jefe nacional de la fascista Falange Española Tradicionalista y de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista.

Vea también: