Segunda Guerra Mundial

Adriana Morales
Adriana Morales
Licenciada en Letras

La Segunda Guerra Mundial (1939-1945) ha sido uno de los acontecimientos políticos y militares de mayor impacto en la historia de la humanidad debido a su alcance y sus consecuencias, así como al número de países que participaron y se vieron afectados.

Los países reconocidos como grandes potencias del mundo por su poderío económico, militar e industrial, fueron gravemente trastocados durante el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial.

Alemania, Italia y el Imperio japonés conformaban las Potencias del Eje. Francia, Reino Unido y, posteriormente, Estados Unidos y la Unión Soviética, entre otros, conformaron el grupo de los Aliados.

Esta guerra dejó un saldo de víctimas cercano a 2,5% de la población mundial, y sus hechos más resaltantes fueron el holocausto, en el cual fueron murieron millones de judíos, y la explosión de dos bombas atómicas en las ciudades de Hiroshima y Nagasaki, en Japón.

Monumento Japón
Monumento de la Paz en Hiroshima, Japón. Restos de un edificio que resistió la explosión de la bomba atómica.

Esta guerra marcó la historia de la humanidad debido a su crueldad y capacidad de destrucción. En actualidad existen diversos cuerpos políticos internacionales destinados a trabajar para mantener la estabilidad política, la paz y la soberanía de las naciones, y para evitar el surgimiento de una nueva guerra mundial mucho más potente y violenta que las anteriores.

Causas de la Segunda Guerra Mundial

Las causas de la Segunda Guerra Mundial derivan de diferentes factores, tanto políticos, económicos y sociales como ideológicos que se arrastraron tras finalizar la Gran Guerra o Primera Guerra Mundial con el Tratado de Versalles, y a los que se sumó la Gran Depresión, entre otros.

Tratado de Versalles

El Tratado de Versalles fue un convenio de paz firmado en Francia el 28 de junio de 1919, seis meses después de la firma del armisticio, tras el cual hubo un cese al fuego y la aceptación de la derrota de la Primera Guerra Mundial por parte de los alemanes.

Este tratado impuso en Alemania términos que generaron un descontento general entre los ciudadanos, y que originaron la teoría de la “puñalada por la espalada” al sentirse los ciudadanos bajo el dominio de otros países potencia.

Se estableció reducir el ejército de manera considerable, pagar una indemnización muy costosa a los países vencedores, la desaparición del Imperio austrohúngaro, la pérdida de territorio, entre otros.

Gran Depresión

La Gran Depresión o el Crack del 29 fue una crisis económica que inició el 29 de octubre de 1929 en Estados Unidos. Luego se extendió a otros países de Europa como Alemania, Austria y Francia, donde muchas economías estaban creciendo gracias a los préstamos que recibían de Estados Unidos, tras haber finalizado la Primera Guerra Mundial.

En 1933, Alemania atravesaba una gran crisis económica, política y social. La economía del país se había desplomado, el gobierno en curso no supo responder de manera acertada a esta situación, y la sociedad temía un avance de las ideologías del comunismo.

Esto dio pie a que el Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán, también conocido como Partido Nazi, obtuviese la mayoría parlamentaria y Adolf Hitler, líder del partido, ganara poder político y seguidores.

Enfrentamiento ideológico

Tras los acontecimientos de la Primera Guerra Mundial, se gestaron diferentes ideologías políticas que debilitaron el liberalismo y afianzaron tanto el nacionalismo como el totalitarismo.

En Europa, los líderes de mayor influencia fueron Adolf Hitler en Alemania y Benito Mussolini en Italia, ambos caracterizados por desarrollar sistemas de gobierno con políticas extremistas, fortaleciendo el movimiento de ultraderecha y expansionista. También apareció el antisemitismo, empleado para perseguir a los judíos.

Benito Mussolini llegó al poder en Italia el 30 de octubre de 1922 e impuso el fascismo, y Adolf Hitler obtuvo gran poder político el 30 de enero de 1933, al ser nombrado canciller de Alemania.

Por su parte, la Unión Soviética había implantado el comunismo tras derrocar al zar Nicolás II durante la Revolución Bolchevique en 1917.

Enfrentamientos bélicos

Antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial, se llevaron a cabo diferentes enfrentamientos bélicos de importancia, como la Guerra Civil Española (1936-1939), en la que intervinieron las fuerzas alemanas e italianas, el asalto de Italia en Albania y Etiopía, la Guerra Sino-japonesa en una segunda fase y, la invasión de Polonia y Austria por parte de las tropas alemanas.

Tratado Ribbentrop-Mólotov

El 23 de agosto de 1939, en Moscú, los ministros de Asuntos Exteriores, el alemán Joachim Ribbentrop y el ruso Viacheslav Mólotov, firmaron el Tratado de no Agresión entre Alemania y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, también conocido como el Pacto Ribbentrop-Mólotov.

Este tratado incluyó un protocolo secreto del cual solo tenían conocimiento los líderes de ambas naciones, Hitler y Stalin, en el cual se acordaba la repartición de los territorios de Europa Central y del Este, así como no intervenir en dichas zonas repartidas y no formar parte de las alianzas que se establecieran en contra de ambas naciones.

El 1 de septiembre de 1939, la fuerza militar alemana invadió Polonia. A continuación, el día 3, los líderes de Francia y Reino Unido le declararon la guerra a Alemania. De esta manera se dio inicio a la Segunda Guerra Mundial, la cual no tuvo precedentes y afectó a todos los continentes.

Cabe mencionar que, más allá de la firma de este tratado, las relaciones entre los nazis y los soviéticos siempre estuvieron bajo tensión, ya que ambos líderes dirigían ideologías diferentes, nazismo y comunismo. Finalmente, se enfrentaron cuando el régimen de Hitler decidió invadir la Unión Soviética.

Inicio de la Segunda Guerra Mundial

El 1 de septiembre de 1939, el ejército alemán invadió Polonia en un ataque sanguinario, en el cual murieron un gran número de soldados y civiles. Como respuesta, los gobiernos de Francia y Reino Unido le declararon la guerra a Alemania el 3 de septiembre de ese mismo año. A este periodo se le conoce como la Guerra de Broma que finalizó el 10 de mayo de 1940.

Sin embargo, el contraataque polaco llevado a cabo por la Brigada Pomorska no pudo vencer al ejército alemán en la conocida batalla de Bzrura, entre el 9 y 22 de septiembre, tras lo cual tuvieron que rendirse.

El 17 de septiembre las fuerzas soviéticas invadieron el este de Polonia, según lo acordado en el pacto secreto que mantenía con Alemania. Varsovia fue la ciudad más abatida en estos enfrentamientos.

Una vez iniciada la guerra, cada país partícipe hizo uso de sus mejores recursos bélicos en los enfrentamientos.

En Alemania se organizó nuevamente la fuerza militar y el rearme del país, más allá de lo estipulado en el Tratado de Versalles, por lo que se diseñaron y construyeron tanques, aviones y submarinos potentes. Además, se debe añadir que los alemanes contaban con un grupo de investigadores científicos y técnicos especialistas en las áreas de física, química y metalurgia.

Por su parte, Francia desarrolló su sistema de trincheras, Reino Unido amplió su fuerza aérea, la Unión Soviética contaba con un gran número de soldados y Estados Unidos desarrolló la fabricación de armas, aviones bombarderos, portaaviones y acorazados.

Desarrollo de la Segunda Guerra Mundial

Guerra relámpago

Infraestructura durante la II Guerra Mundia
Imagen de una antigua infraestructura durante la Segunda Guerra Mundial.

Se denomina como guerra relámpago a todos los acontecimientos ocurridos durante 1939 y 1941. Tras la invasión de Polonia por parte de los alemanes y los soviéticos, se declaró la guerra, pero no hubo enfrentamientos durante ese invierno y los países enfrentados solo movilizaron y prepararon sus tropas.

Sin embargo, el 30 de noviembre de 1929, la Unión Soviética atacó Finlandia y dio inicio a lo que se denominó como Guerra de Invierno. Finalmente, los rusos firmaron un tratado de paz y lograron imponerse en zonas estratégicas.

Luego, en abril de 1940 el ejército alemán ocupó Dinamarca y Noruega en la Operación Weserübung, ya que de estos territorios podían extraer hierro.

El 10 de mayo de 1940, el ejército alemán (o Wehrmacht, en alemán) inició un ataque ofensivo que le valió la victoria y el dominio sobre Bélgica, Países Bajos, Luxemburgo y Francia. Este último cayó bajo el dominio nazi en poco más de un mes.

Esta victoria fue posible porque el ejército francés y sus aliados británicos se habían organizado en la Línea Maginot, hacia el sur, en una muralla de defensa construida en la frontera con Alemania, después de la Primera Guerra Mundial.

Sin embargo, el ejército alemán atacó por la región boscosa de las Ardenas, y rompió su línea de ataque dividiendo en dos a las fuerzas aliadas.

De esta manera se llevó a cabo la táctica militar denomida Blitzkrieg, traducida del alemán como "guerra relámplago". El ejército alemán desajustó los planes de la defensa francesa, atacando en tierra y desde el aire puntos estratégicos, con el ejército de la Luftwaffe, especialistas en paracaidismo y aviación, y llegó hasta el canal de la Mancha.

Durante este proceso, más de 330.000 soldados, pertenecientes a las tropas francesas y británicas, habían quedado aislados en Dunkerque, así que hubo que trasladarlos de manera masiva en buques de guerra el 4 de junio hacia el canal de la Mancha.

El 10 de junio de 1940, Italia se une a la guerra y también ataca e invade a Francia por los territorios del sur. El 22 de junio, París y el norte de Francia estaban ocupados por los alemanes y en el sudeste se impuso un gobierno colaborador regido por Philippe Pétain, conocido como gobierno de Vichy.

Entre los meses de julio a septiembre, se desarrolló la batalla de Inglaterra. Sin embargo, Wiston Churchill, en Reino Unido, y su política de lucha y resistencia, impidió que los alemanes lograran ocupar el territorio británico. Como resultado, dichos enfrentamientos dejaron un gran número de víctimas y daños en infraestructuras.

Por otra parte, Benito Mussolini, decidido a invadir territorios del norte de África y los Balcanes, ocupó Grecia entre finales de 1940 e inicios de 1941. No obstante, esto solo fue posible con la ayuda militar enviada por Hitler. La unión de los ejércitos de las fuerzas húngaras, búlgaras, italianas y alemanas, obtuvieron la victoria en 1941, e invadieron a Grecia y Yugoslavia.

Guerra total entre 1941 y 1943

Bombardero americano
Imagen de un bombardero usado durante la Segunda Guerra Mundial.

Entre los años 1941 y 1943, se desarrollaron diferentes enfrentamientos entre los Aliados y las Fuerzas del Eje, tanto en Europa como en África y Asia. Estos movimientos armados buscaban reforzar alianzas, invadir y ocupar la mayor cantidad de territorios posible, especialmente, los más estratégicos.

De esta manera, los líderes de la Segunda Guerra Mundial procuraban asegurar tanto la obtención de materia prima como de canales de comunicación terrestres, marítimos y aéreos que les permitieran avanzar en sus ofensivas.

De allí que, durante estos años tuvieron lugar diferentes acontecimientos y, entre los más destacados están:

  • El ejército italiano ubicado en diferentes zonas de África se enfrentó con las fuerzas británicas en varias ocasiones.
  • Los británicos atacaron la fuerza naval francesa ubicada al norte de África para asegurarse una mejor ubicación en los enfrentamientos futuros. Este ataque distanció las relaciones entre Francia y Reino Unido por un corto periodo.
  • Tanto los Aliados como las Fuerzas del Eje ocuparon territorios de Irak e Irán para asegurarse la obtención de petróleo.
  • Se abrió el Frente Oriental cuando Hitler decidió invadir los territorios ocupados por la Unión Soviética a partir del 22 de junio de 1941, con la Operación Barbarroja. Así se inició el enfrentamiento entre Hitler y Stalin.
  • Se llevó a cabo la batalla de Moscú, también conocida como Operación Tifón, entre el 2 de octubre de 1941 y el 7 de enero de 1942.
  • En 1941 los gobiernos de Estados Unidos, Reino Unido y Países Bajos iniciaron un embargo petrolero en contra de Japón. Como resultado, el 7 de diciembre de 1941, los japoneses realizaron un ataque sorpresa y bombardearon agresivamente en Pearl Harbor, la flota estadounidense más importante del Pacífico.
  • El 8 de diciembre de 1941, el presidente Franklin D. Rooselvet de Estados Unidos, país que se había mantenido neutral, pero que desde los meses anteriores ya apoyaba a los aliados con armamentos y equipos para enfrentar las fuerzas alemanas, le declaró la guerra a Japón.

Derrota de las potencias del Eje entre 1943 y 1945

París en 1944 libre del dominio de las fuerzas alemanas.
París, 26 de agosto de 1944, una vez desocupada por las tropas alemanas.

Las potencias del Eje perdieron las posibilidades de una gran victoria cuando se unieron al bando de los Aliados dos potencias importantes, Estados Unidos y la Unión Soviética.

Estos últimos años de la guerra se desarrollaron bajo continuos enfrentamientos, unos más potentes que otros, los cuales fueron debilitando a las potencias del Eje. Entre los acontecimientos más importantes se pueden mencionar:

  • La batalla de Midway, el 4 de junio de 1942: ataque estadounidense que destruyó y debilitó fuertemente un importante porcentaje de la flota japonesa.
  • La batalla de Stalingrado, en la que se enfrentaron el Ejército Rojo (fuerzas armadas soviéticas) y la Wehrmacht (fuerzas armadas alemanas). Se desarrolló durante los meses de agosto de 1942 y febrero de 1943. Es considerada una de las batallas más sangrientas y crueles de la historia de la humanidad. En este enfrentamiento salió victorioso el Ejército Rojo.
  • Se culmina la liberación de Europa occidental tras la batalla de Normandía, también conocida como el Día D, que inició el 6 de junio de 1944. Las tropas de los Aliados atravesaron el canal de la Mancha, y el 25 de agosto se declaró la liberación de París.
  • En Italia, en 1943, el rey Víctor Manuel III aprobó la destitución y encarcelamiento del de Benito Mussolini. El 3 de septiembre de 1943 el gobierno italiano firmó un armisticio con los Aliados.
Conferencia de la Yalta
Conferencia de la Yalta. De izquierda a derecha: Wiston Curchill, Franklin D. Roosevelt e Iósfi Stalin.

En junio de 1944, los soviéticos lograron liberar Polonia, Rumanía y Bulgaria. Al año siguiente, en febrero de 1945, se realizó la Conferencia de la Yalta, donde los líderes de la Unión Soviética, Reino Unido y Estados Unidos, establecieron que Europa ya había sido liberada de la guerra. Para muchos, dicha conferencia también fue el inicio de la Guerra Fría.

Meses después, el presidente de Estados Unidos, Harry Truman, decidió usar las armas atómicas sobre Japón. El 6 de agosto de 1945 explotó la primera bomba atómica sobre la ciudad de Hiroshima y el 9 de agosto una segunda bomba atómica en Nagasaki. El 2 de septiembre, Japón firmó su rendición y, de esta manera, finaliza la Segunda Guerra Mundial.

El 27 de enero de 1945, las tropas soviéticas llegaron a Auschwitz y liberaron a los prisioneros que se encontraban en los campos de concentración.

Consecuencias de la Segunda Guerra Mundial

Las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial fueron atroces, especialmente, para los civiles. Esta guerra conllevó importantes cambios políticos, económicos, sociales y hegemónicos.

Devastación de Europa

Un importante porcentaje del territorio europeo quedó devastado tras años de intensa guerra. Hubo importantes daños en las infraestructuras de diversas ciudades que fueron bombardeadas constantemente, tanto por las fuerzas del Eje como por los Aliados.

Asimismo, se debe mencionar la destrucción de Hiroshima y Nagasaki en Japón, tras la terrible explosión de dos bombas atómicas. A partir de ese momento se han implementado políticas con el fin de controlar el uso de armas atómicas.

División de Alemania

Al culminar la Guerra, Alemania fue dividida en dos partes según la ideología que correspondía a los países aliados y la ideología soviética. De este hecho derivó la construcción del muro de Berlín, el cual marcaba la división del territorio alemán. En 1991, el muro fue derribado y Alemania se unificó nuevamente.

En la zona occidental se estableció la República Federal Alemana, la cual tenía un sistema capitalista y estaba bajo el control de los demás gobiernos europeos. En la zona oriental se estableció la República Democrática Alemana, de tendencia comunista y administrada por los soviéticos.

Organización de las Naciones Unidas

Luego de la Segunda Guerra Mundial se estableció un nuevo orden diplomático internacional y, como consecuencia, en octubre de 1945 se creó la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Esta organización tiene como principal función regir las relaciones entre países y evitar posibles conflictos.

Plan Marshall

El Plan Marshall fue un programa de ayuda económica que ofreció el gobierno de Estados Unidos por un monto de 12 mil millones de dólares, y que recibieron los países de Europa occidental para su reconstrucción y el desarrollo industrial.

Los dos bloques del mundo

Al finalizar la guerra, los países afectados tenían economías muy débiles, por el contrario, Estados Unidos y la Unión Soviética gozaban de tener un gran poder económico e industrial, así como ideologías enfrentadas: el capitalismo y el comunismo.

Estados Unidos controlaba el bloque occidental europeo y la Unión Soviética el bloque oriental. De esta manera, ambas potencias iniciaron una competencia por demostrar cuál era la más fuerte en términos políticos, industriales y de armamento, lo que dio inicio a la Guerra Fría.

Estado de Israel

El Holocausto y los graves ataques que sufrió la comunidad judía en Europa, conllevaron a la creación del Estado de Israel en 1947, territorio donde se había desplazado un importante número de judíos durante la guerra. Sin embargo, posteriormente esto ha traído constantes conflictos entre el pueblo palestino e israelita.

Descolonización

Luego de finalizada la guerra, se inició una serie de movimientos de descolonización en aquellos países que aún estaban bajo el control de diversos países europeos, los cuales lograron su independencia entre los años 1945 y 1975.

Principales actores de la Segunda Guerra Mundial

A continuación se presentan los principales actores de la Segunda Guerra Mundial, líderes militares y políticos, que desarrollaron uno de los acontecimientos de mayor impacto en la historia de la humanidad.

Adolf Hitler

Adolf Hitler

Adolf Hitler (1889-1945) fue un político y militar alemán de origen austriaco. Fue canciller imperial y Führer desde 1933 y líder de Alemania hasta su muerte en 1945.

Winston Churchill

Wiston Churchill

Winston Churchill (1874-1965) fue un político y estadista británico. Fue primer ministro del Reino Unido y es considerado como uno de los líderes británicos más importantes.

Iósif Stalin

Iósif Stalin

Iósif Stalin (1878-1953) fue dictador y líder político de la Unión Soviética y líder comunista de su país, actual Rusia.

Franklin D. Rooselvet

Franklin Roosevelt

Franklin D. Rooselvet (1882-1945) fue un político y presidente de Estados Unidos, que se destacó en la Segunda Guerra Mundial por forjar la victoria del bando de los Aliados.

Benito Mussolini

Benito Mussolini

Benito Mussolini (1883-1945) fue un político y militar italiano que lideró y dirigió el fascismo italiano bajo el beneplácito del rey Víctor Manuel III de Italia.

Isoroku Yamamoto

Isoroku Yamamoto

Isoroku Yamamoto (1884-1943) fue un militar y político japonés encargado de planificar y liderar el ataque a Pearl Harbor en 1941.

Adriana Morales
Adriana Morales
Licenciada en letras de la Universidad Central de Venezuela (2008), con Maestría en Gestión y Políticas Culturales (2016) y diplomado de Edición de libros (2011).