Primera Guerra Mundial


La Primera Guerra Mundial fue uno de los acontecimientos bélicos más mortíferos y prolongados que se había vivenciado hasta ese momento en la historia de la humanidad, de allí que también se denominara como Gran Guerra hasta que, posteriormente, se desarrollara la Segunda Guerra Mundial.

La Primera Guerra Mundial inició el 28 de julio de 1914 y finalizó el 11 de noviembre de 1918, fue un enfrentamiento armado de escala mundial en la que participaron los países de mayor desarrollo, las grandes potencias industriales y militares de Europa, a los que después se integraron los países colonizados de África y, posteriormente, Estados Unidos, entre otros.

Esta guerra surgió por diversos conflictos imperiales originados de rivalidades de orden y poder económico, político y por la distribución de las colonias, especialmente, en África. 

Se formaron dos frentes, uno conocido como la Triple Entente compuesto por Francia, Inglaterra y Rusia, a la que después se unieron otros países.

Por otro lado, se formó la Triple Alianza, conformada por las potencias del centro de Europa que eran el Imperio Alemán, el Imperio Austrohúngaro e Italia, y que luego fue apoyada por otros países aliados.  

En esta guerra se movilizaron cerca de setenta millones de soldados europeos, y el saldo de fallecidos fue muy alto, aproximadamente 10 millones de soldados y 7 millones de civiles. 

La Primera Guerra Mundial dejó como consecuencia una gran devastación demográfica y social, así como, una fuerte crisis económica. Desaparecieron cuatro imperios que fueron el alemán, el ruso, el austrohúngaro y el otomano, y se formaron nuevos países, lo que modificó la demografía de Europa central.

No obstante, sus secuelas y descontentos dieron pie a que años más tarde se iniciara una guerra aún más devastadora, caracterizada por el nacionalismo, el fascismo y la instauración del primer estado comunista que, junto con Estados Unidos y Japón constituyeron las nuevas potencias del mundo.

Causas de la Primera Guerra Mundial

Las principales causas de la Primera Guerra Mundial fueron de tipo político, económico y nacionalista. 

Al finalizar la guerra Franco-Prusiana se inició un periodo conocido como la Paz Armada, en el cual los grandes imperios del mundo, incluyendo la recién conformada Alemania en 1871, experimentaban una constante tensión, pero que no llegó a impulsar como tal ningún tipo de enfrentamiento armado.

El mayor desencuentro en ese momento fue el reparto y dominio de las colonias ubicadas en África dominadas, en su mayoría, por Reino Unido y Francia. El Imperio Austrohúngaro no poseía colonias y Alemania contaba con algunos territorios, de los que no obtenía casi ningún tipo de ganancias económicas.

Por otra parte, entre Francia y Alemania existían desacuerdos políticos, así como entre el Imperio Austrohúngaro y Rusia por el dominio de los Balcanes.

Asimismo, en Europa se fue gestando un nacionalismo que impulsó a los ciudadanos a luchar por su país y defender su territorio como si fuese el más importante sobre todos los demás. Este nacionalismo estuvo muy marcado y propició las rivalidades entre los ciudadanos de diferentes países.

No obstante, también fue una época en la cual se llevó a cabo una importante expansión industrial en Europa, liderada por Reino Unido, Francia y Alemania, que conllevó al desarrollo armamentístico y a la construcción de todo tipo de armamentos y de transportes marítimos, aéreos y terrestres especializados para la guerra, que muchos ya veían acercarse.

Como resultado también se establecieron dos alianzas. La primera fue dirigida por el canciller y artífice de la unión de Alemania, Otto von Bismarck, conocida como Sistema de Alianzas Bismarck, entre 1871 y 1890, con el fin de reducir el poder de Francia.

Luego, entre 1890 y 1914 se establecieron los sistemas de alianzas en las que Rusia se alió a Reino Unido y Francia en contra de Alemania, conocida como Triple Entente (1907), a la cual después se sumó Italia, que en un principio apoyaba a Alemania.

Asimismo, se conformó otra alianza conocida como Triple Alianza (1882), conformada por Alemania, el Imperio Austrohúngaro e Italia, y posteriormente, el Reino de Bulgaria, con la cual los alemanes pretendían aislar a Francia y restarle supremacía. 

El detonante de la Primera Guerra Mundial

El 28 de junio de 1914 fue asesinado el archiduque Francisco Fernando de Austria, de Habsburgo, junto a su esposa, en la ciudad de Sarajevo, Bosnia. Un grupo de jóvenes nacionalistas planificó un atentado en su contra, sin embargo, fallaron en el primer intento.

Una hora más tarde, cuando el archiduque se encontraba en camino para visitar a los lesionados del atentando, se encontró con Gavrilo Princip, joven integrante de la banda de nacionalistas Mano negra, quien sacó su arma y disparó a muerte en contra del archiduque y su esposa.

Crisis de julio

Tras el asesinato del archiduque Francisco Fernando, heredero de la corona del Imperio Austrohúngaro, se generó una crisis política durante el mes de julio en la cual se estableció la red de alianzas.

Rusia apoyó a Serbia, razón por la cual el Imperio Austrohúngaro le declaró la guerra a Rusia. Asimismo, Alemania también le declaró la guerra a Rusia, imperio que ya contaba con el apoyo de sus aliados Francia y Reino Unido.

Finalmente, el día 28 de julio de 1814 el Imperio Austrohúngaro le declara la guerra a Serbia, el principal motivo fue la falta de respuesta en contra de los movimientos nacionalistas radicales que motivaron el crimen cometido en contra del archiduque.

El 2 de agosto de 1914 el Imperio Otomano firma una alianza secreta con Alemania, y el día 3 Alemania le declara la guerra a Francia.

Desarrollo de la Gran Guerra

Soldados con máscaras de gas
Soldados con máscaras especiales para evitar respirar los gases venenosos usados durante los enfrentamientos.

El Imperio Austrohúngaro y Alemania formaban un importante bloque territorial. Para evitar un enfrentamiento por ambos frentes Alemania decidió invadir Bélgica y puso en práctica el Plan Schlieffen, creado por el mariscal Alfred von Schlieffen, con el fin de lograr la invasión y derrota de Francia en el mes de agosto de 1914.

Tras la invasión de Bélgica, Reino Unido le declaró la guerra a Alemania. La avanzada alemana fue detenida por los franceses y la Fuerza Expedicionaria Británica tras el enfrentamiento en la batalla de Marne, en el mes de septiembre.

Guerra de movimientos

Durante el mes de agosto de 1914 ocurrieron varias declaraciones de guerra y enfrentamientos continuos entre las naciones involucradas en la Primera Guerra Mundial.

El Imperio Austrohúngaro atacó a Rusia. Luego, Reino Unido y Francia le declararon la guerra a Austria. Por su parte, Japón le declaró la guerra a Alemania y, finalmente, Austria le declaró la guerra a Japón. Posteriormente, se sumaron otros países a la guerra como Estados Unidos y las colonias de África.

Esta situación generó el movimiento de las tropas la Triple Entente y de la Triple Alianza en diversos puntos de Europa donde se llevaban a cabo los enfrentamientos armados, de allí que se conozca este período como la Guerra de movimientos.

Frente occidental y frente oriental

Para inicios del año 1915 se llevaron a cabo nuevos enfrentamientos en las que la Triple Entente y la Triple Alianza se mantuvieron combatiendo desde sus trincheras, las cuales se extendían en una larga línea de, aproximadamente, 800 kilómetros de longitud desde Suiza hasta Bélgica, posición que fue casi invariable hasta 1918.

Bajo estas circunstancias se fueron desarrollando los constantes enfrentamientos equilibrados en el frente occidental.

Los ejércitos involucrados en la guerra hacían uso de sus mejores armamentos como tanques, ametralladoras, lanzagranadas, gases venenosos, entre otros. Sin embargo, eran pocos los avances y las bajas de soldados en cada batalla eran muy altas.

Asimismo, las trincheras no contaban con las condiciones necesarias de salubridad y bienestar para los soldados, y al poco tiempo se convirtieron en un espacio insalubre donde estos jóvenes se encontraban en condiciones infrahumanas.

Por otra parte, en el frente oriental se llevaron a cabo los enfrentamientos entre las fuerzas alemanas y rusas. En agosto de 1914 tuvo lugar la batalla de Tannenberg,en Prusia Oriental, y en septiembre la batalla de los Lagos Masurianos. El ejército ruso sufrió un importante número de bajas de soldados.

En el frente oriental también se estableció una línea de fuego que se extendía desde el mar Báltico hasta los Montes Cárpatos, un sistema montañoso ubicado en Europa oriental.

Guerra de trincheras (1915-1916)

Trincheras
Soldados en la trincheras durante los enfrentamientos de la Primera Guerra Mundial.

Se conoce como guerra de trincheras a la serie de enfrentamientos armados que tuvieron lugar, a lo largo de varios kilómetros, en el frente occidental durante 1915 y 1916. Ambos bandos habían construido una línea de trincheras difíciles de penetrar y que lograron mantener a salvo a muchos de sus soldados.

Esta característica dificultó y prolongó los enfrentamientos porque las trincheras ofrecían una gran protección, razón por la cual tuvieron que hacer uso de un importante recurso armamentístico y de la artillería pesada, por ello los enfrentamientos fueron más sangrientos.

La guerra se prolongó y estuvo estancada por un tiempo hasta que en septiembre del año 1916, tanto los franceses como los alemanes, intentaron romper el frente y hubo un enfrentamiento en la ciudad de Verdún, pero los alemanes no lograron tomar la ciudad ante la defensiva francesa.

Durante el proceso de la guerra de trincheras Italia, país aliado de Alemania y del Imperio Austrohúngaro, se separó y se unió a la Triple Entente.

Guerra submarina

Durante 1916 se desarrolló la guerra submarina en la cual se enfrentaron la armada británica y la armada alemana en la batalla de Jutlandia en el mes de mayo.

De este enfrentamiento surgieron restricciones en las posteriores guerras submarinas tras el hundimiento de diversas embarcaciones aliadas, en especial de la embarcación norteamericana Lusitana.

En 1917 Estados Unidos, país que había permanecido neutro, también le declaró la guerra a Alemania y participó en la Primera Guerra Mundial apoyando a la Triple Entente.

Revolución Rusa

Zar Nicolás II de Rusia
Zar Nicolás II de Rusia antes de ser derrocado por la Revolución de los bolcheviques.

En 1917 Rusia tuvo que apartarse de la Primera Guerra Mundial a causa de la revolución, dirigida por Lenin y los bolcheviques, que sucedió en este país en el mes de febrero, derrocó al zar Nicolás II e impuso un gobierno de régimen socialista.

Tras estos acontecimientos los alemanes se adentraron en territorio ruso, país con el cual firmaron un armisticio conocido como Brest-Litovsk. Luego, los soldados alemanes fueron se trasladaron del frente oriental al frente occidental.

Fin de la Primera Guerra Mundial

El ejército alemán pudo desplegar sus soldados hacia el frente occidental una vez que Rusia se apartó de los combates de la guerra para atender los conflictos internos provocados por la revolución.

Sin embargo, con la participación de Estados Unidos y la Fuerza Expedicionaria dirigida por John Pershing, la Triple Entente, con la cual tenía diversos acuerdos comerciales, pudo sobreponer su potencia con mayor cantidad de soldados, armas y demás recursos bélicos.

Las tropas de la Entente, dirigidas por Ferdinand Foch, se encontraban reforzadas y mejor equipadas que las de la Alianza, las cuales estaban bastantes agotadas y desprovista de recursos, como consecuencia no pudieron invadir París en junio de 1918, y perdieron la segunda batalla de Marne.

Asimismo, los imperios centrales fueron derrocados rápidamente, el Imperio Otomano no pudo evitar ser derrocado por las fuerzas británicas y, los italianos lograron la victoria en contra del Imperio Austrohúngaro en la batalla de Vittorio Veneto. Con esta derrota el Imperio Austrohúngaro firmó un armisticio

Finalmente, en Alemania la población atravesaba una gran crisis social y política de la cual surgió una insurrección obrera en Berlín. Esta situación conllevó a que el emperador Guillermo II abdicara y, a continuación se estableció un gobierno provisional en la República alemana.

El 11 de noviembre de 1918 el nuevo gobierno de Alemania firmó el armisticio de Compiègne y se dio fin a la Primera Guerra Mundial.

Consecuencias de la Primera Guerra Mundial

Mujeres fabricando armas
Por falta de mano obrera masculina, muchas mujeres tuvieron que trabajar en la fabricación de armas.

El desarrollo de la Primera Guerra Mundial tuvo una importante serie de consecuencias, entre las que más se destacan el número de soldados y civiles fallecidos, así como, los diversos problemas políticos, económicos y sociales que derivaron de esta situación.

Fueron muchas las personas que se vieron afectadas por la escasez de recursos básicos, la hambruna y la destrucción de ciudades y pueblos.

No obstante, también se vale mencionar que el desarrollo armamentístico y los avances tecnológicos e industriales destinados para estos acontecimientos, también forman parte de las consecuencias de la Primera Guerra Mundial.

Nuevo orden territorial

Al  finalizar la guerra se estableció un nuevo orden territorial que trajo como consecuencia el desmembramiento del Imperio Austrohúngaro y el establecimiento de otros Estados como Austria y la actual República Checa. El Imperio Otomano también fue dividido, por un acuerdo previo, entre Francia, Reino Unido y Rusia.

También se independizó Hungría, Francia recuperó los territorios de Alsacia y Lorena, y a Serbia le fueron anexados algunos territorios de los pueblos eslavos, entre otros.

Asimismo, las colonias pertenecientes a Alemania pasaron a ser controladas por los franceses y los británicos.

Consecuencias económicas

La guerra dejó una gran devastación y elevados gastos militares tras invertir importantes sumas de dinero en la investigación científica, desarrollo de armamentos y tecnologías destinadas a los enfrentamientos armados.

Las economías de los países afectados por la guerra atravesaban una importante crisis, sin embargo, debían hacer frente a las deudas que tenían con los proveedores de las materias primas. Esta situación generó una gran hambruna y dificultades para la reconstrucción de las zonas afectadas.

Por otra parte, Estados Unidos se vio como un país fortalecido desde el punto de vista económico, político, militar e industrial.

Desaparición de los imperios

Al finalizar la guerra se desintegraron los siguientes imperios: el Imperio Ruso, el Imperio Austrohúngaro, el Imperio Alemán y el Imperio Otomano.

Conferencia de la Paz

En 1919 se llevó a cabo la Conferencia de la Paz, en París, con fin de garantizarla paz mundial. Como resultado surgieron varios tratados, entre los que destaca el Tratado Versalles firmado el 28 de junio de 1919, y del cual surgió la Sociedad de Naciones.  

Este tratado fue el documento que puso fin a la Primera Guerra Mundial y fue firmado por los países aliados y Alemania.

En este documento se declaraba como culpable y principal responsable de los daños ocasionados por la guerra a Alemania, de allí que le fueron impuestas importantes sanciones que afectaron su política, economía y espacio territorial.

Como consecuencia, hubo un gran descontento por parte del pueblo alemán en cuanto a las sanciones impuestas, que años más tarde fueron un importante detonante de la Segunda Guerra Mundial.

Vea también Segunda Guerra Mundial.

Imágenes sobre la Primera Guerra Mundial

A continuación se presenta un material filmográfico que contiene imágenes reales de cómo se desarrollaron los enfrentamientos armados ocurridos durante le Primera Guerra Mundial.