Causas de la Primera Guerra Mundial

Frank Arellano
Frank Arellano
Profesor de Historia

La Primera Guerra Mundial fue un conflicto bélico que tuvo lugar principalmente en Europa entre 1914 y 1918. En esta guerra se enfrentaron, por una parte, las Potencias Centrales: Imperio Alemán, Imperio Austrohúngaro y el Imperio Otomano en contra de la Triple Entente: Francia, el Reino Unido y el Imperio Ruso. Otras naciones participaron también en distintas etapas de la guerra.

Debido a la numerosa cantidad de países y soldados involucrados en el combate, la Primera Guerra Mundial también es conocida como la Gran Guerra. En esta, la humanidad experimentó con el uso de nuevas tecnologías y armas como ametralladoras, aviones bombarderos, gases tóxicos, etc. Por eso tuvo un altísimo costo en vidas humanas y en daños materiales.

Pero, ¿qué ocasionó esta catástrofe? Observemos algunas de las causas más importantes.

Causas políticas: el auge del nacionalismo

En el siglo XIX, el nacionalismo se afianzó en el continente europeo. Este se expresó en sentimientos exaltados de pertenencia a un pueblo con cultura, lengua y geografía propias. La ideología nacionalista enaltece la idea de que cada pueblo tiene un destino y por este se debe luchar.

Así, los países europeos se preocuparon de defender sus intereses a toda costa. También alentaron la creación de símbolos y la protección de lo que consideraban propio. Cosa que en algunos casos llevó al menosprecio de otras naciones. Se gestó entonces una rivalidad maliciosa.

Causas económicas: la expansión del Imperialismo Europeo

Entre 1860 y 1914 aconteció la segunda revolución industrial y los países europeos tuvieron que competir en dos frentes. Por una parte, necesitaban dominar más territorios para vender sus productos en condiciones ventajosas. Por otra parte, requirieron de colonias para poder explotar recursos naturales en otros continentes a bajo costo.

Así, los países europeos se disputaron el dominio del continente africano en 1885. Eso promovió la hostilidad que sintió Alemania hacia Francia e Inglaterra, que en el reparto de África pasaron a dominar extensos territorios, un factor que facilitaba su desarrollo comercial y aumentaba su influencia geopolítica.

Causas militares: el avance de la industria armamentística

Artillería aliada.
Artillería de las fuerzas aliadas. Francia, 1918.

A partir de la segunda revolución industrial hubo innovaciones que impulsaron la creación de armas cada vez más letales. Entonces aparecieron los barcos acorazados, los tanques blindados, submarinos, ametralladoras y hasta armas bioquímicas. Esto fomentó la desconfianza entre las naciones europeas que cada vez invirtieron más dinero en su defensa y en la protección de sus colonias.

Causas diplomáticas: el sistema de alianzas

Los países europeos no querían que sus rivales se hicieran muy fuertes. Por esa razón, algunas naciones se aliaron para hacer contrapeso a otros países vistos como adversarios. Entre las alianzas más importantes tenemos:

  • La Triple Entente: formada por Francia, Gran Bretaña y Rusia, consistió en acuerdos diplomáticos que pretendían disminuir el poder que Alemania había venido ganando desde su unificación a finales del siglo XIX.
  • La Triple Alianza de 1882: se formó con el fin de defender los intereses de los países del centro de Europa. Eran miembros el Imperio Alemán, el Imperio Austro-húngaro e Italia. Alemania y Austria continuaron siendo aliados en la Primera Guerra Mundial. Italia salió de esta alianza en 1915 y pasó a integrar y apoyar las fuerzas de la Entente.
Litografía alemana de 1915 sobre la Entente.
Litografía alemana de 1915 que representa a la Entente como una araña británica que pretende adueñarse del mundo. El águila alemana la vigila.

Las alianzas diplomáticas y militares aumentaron la sospecha y el recelo entre las naciones. Al estallar la Gran Guerra, muchos países respondieron a estos pactos y se vieron involucrados en el conflicto, que tomó proporciones mundiales.

Causa detonante: el asesinato del archiduque Francisco Fernando de Austria

A pesar de las tensiones entre las distintas naciones europeas, estas habían evitado enfrentarse directamente por años. El 28 de junio de 1914 la paz en Europa llegaría a su fin cuando el archiduque Francisco Fernando de Austria sufre un atentado que culmina en su muerte en la ciudad de Sarajevo, región de los Balcanes.

Francisco Fernando era el heredero al trono del Imperio Austro-húngaro. Ese imperio dominaba entonces a los Balcanes. No obstante, allí existían movimientos nacionalistas de ideales yugoslavos (serbios, bosnios, croatas) que deseaban la independencia. A uno de estos grupos pertenecía Gavrilo Princip, el encargado de ejecutar el asesinato que se convirtió en la causa detonante de la Primera Guerra Mundial.

Un mes después del asesinato, Austria le declaró la guerra a Serbia, pero esta contaba con el apoyo de Rusia. Entonces se desencadenó el juego de alianzas que hizo que Francia apoyara al Imperio Ruso y, por otra parte, que Alemania apoyara a Austria. La contienda se extendió y así se inició la Primera Guerra Mundial.

Vea también: