Nacionalismo

Adriana Morales
Escrito por Adriana Morales
Licenciada en Letras

El nacionalismo es un principio político según el cual la lealtad del individuo por la nación debe ser superior a cualquier otro interés individual o grupal. Su objetivo es preservar la identidad cultural de una nación.

El nacionalismo es una doctrina relativamente moderna. Se originó a finales del siglo XVIII cuando el sentimiento en torno al nacionalismo comenzó a tomar fuerza entre las personas y un sentido político. De esta manera, el nacionalismo se relacionó con la identificación del Estado y de la nación entre los ciudadanos de un grupo o comunidad.

El nacionalismo se caracteriza por defender la unión coherente entre el Estado y la nación, por agrupar personas que comparten rasgos culturales, conscientes de su identidad nacional y leales a su cultura.

Sin embargo, el nacionalismo también ha generado consecuencias negativas. Líderes nacionalistas han promovido, tras sus políticas y discursos, enfrentamientos bélicos, discriminación racial o políticas económicas proteccionistas, que restringen las importaciones con otras naciones. Consecuencias del nacionalismo exacerbado han sido la Primera y la Segunda Guerra Mundial.

Se pueden identificar diferentes tipos de nacionalismo como el nacionalismo cívico o el nacionalismo económico que, en rasgos generales, defienden el sentido de nación y de identidad cultural en los individuos.

Características del nacionalismo

  • Defiende la idea de Estado-nación: el Estado es la organización encargada de velar por la soberanía nacional, y la nación es el grupo de personas que comparten una misma cultura, idioma y espacio geográfico que conforma al Estado. La noción de Estado-nación es complementaria, ya que uno depende del otro.
  • Incentiva el sentido de identidad: se fortalece la identidad nacional y cultural que es compartida entre los ciudadanos de una misma nación. Sin embargo, este sentimiento de identidad exacerbado ha provocado movimientos nacionalistas como el nazismo, de carácter racista y violento, con consecuencias trágicas como las de la Segunda Guerra Mundial.
  • Fomenta el desarrollo cultural: el nacionalismo lucha por alcanzar una una mayor alfabetización a través de un sistema educativo formal y compartido.
  • Promueve la unificación del lenguaje: busca que la educación esté al alcance de todos los individuos para promover la estandarización del lenguaje y de la cultura de una nación. No obstante, esto pone en peligro la existencia de las expresiones culturales de las comunidades minoritarias, que también forman parte de la identidad cultural de una nación. Bolivia, Ecuador y España son ejemplos de países plurinacionales en los que se respetan y mantienen las lenguas que se hablan en las diversas comunidades o naciones que conforman el Estado.
  • Hace uso de símbolos nacionales: el uso de símbolos de identidad nacional como banderas, himnos u otros tipos de símbolos de identidad nacional, son muy importantes para el nacionalismo.
  • Se relaciona con el patriotismo: el patriotismo y el nacionalismo son términos que se relacionan dado el sentido de pertenencia que el individuo tiene por su país de origen. El patriotismo se manifiesta de forma emocional y el nacionalismo a través de acciones políticas que fomentan el sentimiento de pertenencia nacional.

Tipos de nacionalismo

Nacionalismo cívico o liberal

El nacionalismo cívico o nacionalismo liberal, considera que la nación surge de la soberanía nacional y de la legitimidad política que las personas le otorguen. Entre sus principios están que la nación es una entidad política que promueve los valores de libertad, tolerancia e igualdad de los derechos individuales.

Un ejemplo de nacionalismo cívico es el que se aplica en Estados Unidos a partir de su Constitución, con la cual sus ciudadanos se identifican como nación y con una forma de gobierno que busca garantizar sus derechos fundamentales.

Nacionalismo étnico o cultural

Define a la nación a partir de los términos etnia, herencia y cultura compartida como una fe o culto, un idioma o por la ascendencia étnica.

Son ejemplos de nacionalismo étnico los Estados cuyas legislaciones nacionales tienen leyes de repatriación como Alemania, Grecia o España, entre otros. El fascismo también es un ejemplo de nacionalismo étnico.

Nacionalismo romántico

También conocido como nacionalismo orgánico o nacionalismo identitario. Es una forma de nacionalismo étnico que expone los ideales del romanticismo, movimiento cultural que le da prioridad a los sentimientos.

El nacionalismo romántico identifica una nación a partir de su historia, lengua, origen étnico, tradiciones locales, cultura y religión. Por ejemplo, entre 1840 y 1867 en Noruega tuvo lugar el nacionalismo romántico como un movimiento que promovió la identidad nacional de los noruegos.

Nacionalismo económico

El nacionalismo económico es aquel que favorece la intervención del Estado en la economía. Este nacionalismo puede establecer políticas para proteger la actividad económica interna, así como, la creación de capital, que son aquellos recursos y bienes necesarios para realizar una actividad económica.

Este nacionalismo defiende que parte del sector productivo debe estar en manos del capital nacional o estatal si el sector privado no tiene las condiciones para responder a las necesidades de la nación.

Como ejemplo, se puede mencionar la nacionalización de la industria estratégica de un país, como de hidrocarburos o alimentos, antes de que sean adquiridas por empresas extranjeras.

Nacionalismo centrípeto o integrador

Es el nacionalismo que busca unificar todas aquellas poblaciones o comunidades que comparten rasgos en común (idioma, religión, etnia, etc.), pero que forman parte de diferentes Estados. Por ejemplo, la unificación de América que defendió y por la que luchó Simón Bolívar, José de San Martín, Francisco de Miranda, entre otros.

Nacionalismo centrífugo o desintegrador

Es un tipo de nacionalismo que promueve la separación de una parte del territorio del Estado habitado por una minoría que no comparte la misma identidad nacional y cultural de un grupo mayoritario. Por ejemplo, la separación que busca Cataluña en España.

¿Cómo surgió el nacionalismo?

Antiguamente, la idea de nacionalismo o nación no existía. Sin embargo, las personas, a lo largo de la historia, se han identificado con su lugar de nacimiento, con las tradiciones de sus padres y ancestros, incluso, han sido leales a las autoridades que rigen su tierra de origen.

A finales del siglo XVIII surgió el concepto de nacionalismo como aquello que agrupa el sentimiento individual y colectivo que regula la vida de las personas. Se consideró por primera vez el sentido de nacionalidad y que las personas debían ser educadas en su propia lengua.

El sentimiento nacional obtuvo importancia política y el nacionalismo implicó la identificación del Estado o de la nación con el pueblo. Es decir, cada nacionalidad debía formar un Estado y cada Estado debía incluir a todos los que tuviesen la misma nacionalidad.

Los términos nación y Estado se relacionan estrechamente con el nacionalismo. La nación está compuesta por un grupo de personas que comparten un idioma, cultura, historia y un territorio. El Estado es una forma de organización política, que goza de soberanía, tiene organizaciones gubernamentales y protege sus límites territoriales. Un Estado puede estar compuesto por varias naciones.

Las primeras manifestaciones del nacionalismo surgieron en el siglo XVIII durante la Independencia de Estados Unidos y la Revolución francesa. Luego, en el siglo XIX se sumaron los procesos de emancipación e independencia de las colonias europeas en América.

En el siglo XX, el nacionalismo se extendió por Asia y África y sufrió una renovación a partir de la Primera Guerra Mundial y el fascismo, dando origen a diversos movimientos nacionalistas.

Vea también: