Humanismo

Adriana Morales
Escrito por Adriana Morales
Licenciada en Letras

El humanismo es una corriente filosófica y cultural que integra las virtudes humanas, promueve el conocimiento, defiende la igualdad y se preocupa por la relación que existe entre el ser humano y el mundo. Surgió en el siglo XV, en Italia, y luego se extendió por Europa.

Se caracteriza por valorar las capacidades intelectuales del ser humano, tomar una postura antropocéntrica, buscar la verdad de las cosas y, propiciar el interés por estudiar los clásicos griegos y latinos.

El humanismo propició el pensamiento moderno, y con ello, una reforma cultural y el desarrollo de las sociedades. Se pueden distinguir diferentes tipos de humanismo como el humanismo renacentista o el humanismo secular.

El humanismo, en general, tiene por finalidad alejar a las personas de la ignorancia y motivar el desarrollo de sus capacidades.

En el siglo XIX el pensador alemán Friedrich Immanuel Niethammer empleó por primera vez el término humanismus para referirse a los estudios clásicos realizados durante el Renacimiento.

Estos estudios fueron desarrollados a finales del siglo XV, por maestros llamados umanisti. Esta palabra a su vez deriva de studia humanitatis, nombre de un plan de estudio y de literatura que buscaba rescatar los conocimientos filosóficos clásicos griegos y latinos.

Características del humanismo

Las principales características del humanismo son:

  • Tiene una visión antropocéntrica: es decir, el ser humano es la medida de todas las cosas, en lugar de Dios, como ocurría en la Edad Media.
  • Defiende la búsqueda del saber: considera que las capacidades intelectuales del ser humano son ilimitadas y se deben emplear para generar y difundir el conocimiento en cualquier lenguaje.
  • Antepone el pensamiento crítico: la razón y el pensamiento crítico se anteponen al pensamiento dogmático, aquel cuyas creencias están relacionadas a las creencias religiosas.
  • Busca la verdad: favorece la razón y la experiencia por sobre las explicaciones sobrenaturales o de origen divino.
  • Destaca la idea de libertad individual: las personas son responsables de sus actos y pueden elegir libremente.
  • Promueve el dominio de diferentes disciplinas del conocimiento: motivó la educación en las personas, el pensamiento crítico y la búsqueda de la verdad de las cosas. Esto permitió el desarrollo de nuevos conocimientos científicos y técnicas de estudio en áreas como matemática, medicina, etc.
  • Retoma el pensamiento filosófico clásico: retoma las obras y el pensamientos de los filosóficos clásicos griegos y latinos, destacando el valor del ser humano. Muchas obras fueron estudiadas en su lengua original.

Tipos de humanismo

Desde la aparición del humanismo, se pueden identificar diferentes tipos de humanismo que, en esencia, mantienen la misma finalidad, exaltar las cualidades humanas.

Humanismo renacentista

El humanismo renacentista fue un movimiento cultural y filosófico que surgió en Italia en el siglo XV, a inicios de la Edad Moderna, durante el movimiento cultural del Renacimiento.

Se caracterizó por tener una postura antropocéntrica, resaltar las cualidades humanas y contrarrestar el teocentrismo, muy practicado en la Edad Media.

El poeta italiano Francesco Petrarca fue uno de los primeros humanistas en proponer el estudio de las obras clásicas de filósofos griegos y latinos, para desarrollar nuevos conocimientos y potenciar las capacidades intelectuales y analíticas del ser humano.

En este periodo los pensadores modernos comenzaron a utilizar la palabra umanità (humanidad), para denominarse como humanistas.

El humanismo renacentista consistió en retomar, profundizar y desarrollar nuevos conocimientos de la retórica, la gramática, la moral, la política, las artes (anatomía humana) y las ciencias (matemática, física, medicina).

El humanismo renacentista buscaba que las personas pudieran generar un nuevo orden social alejado de la ignorancia. Para ello, debían ampliar sus conocimientos, reconocer su cultura, generar pensamientos críticos, plantearse hipótesis, entre otros .

Entre los humanistas renacentistas destacan Giovanni Boccaccio, Leonardo Bruni, Poggio Bracciolini, León Battista Alberti, Pico della Mirandola, Erasmo de Róterdam, Michel de Montaigne, entre otros.

Humanismo secular

El humanismo secular, también llamado humanismo laico o humanismo ateo, es una postura crítica e incrédula ante cualquier tipo de dogma o creencia religiosa, política o social.

Antepone las interpretaciones racionales, las experiencias personales y los conocimientos de la ciencia a las explicaciones de carácter sobrenatural sobre la vida, la moral y la ética.

Humanismo religioso

El humanismo religioso es una corriente religiosa que integra la filosofía ética, los conocimientos científicos y las creencias religiosas que se preocupan por la ética, las necesidades y las capacidades humanas. Sus organizaciones guardan similitud con las organizaciones de tipo religioso.

Se originó en el año 1933 con la publicación del Manifiesto Humanista, donde se fundamenta su interés por alcanzar una sociedad más igualitaria.

El humanismo religioso defiende la posibilidad de formar organizaciones religiosas con bases científicas y éticas como, la Asociación Unitaria Universalista, en Estados Unidos.

Humanismo universal

El humanismo universal es una corriente de pensamiento que se fundamenta en la necesidad de alcanzar una idea más global, integradora y respetuosa sobre el ser humano, las sociedades, las culturas y las ciencias. Presta especial atención a los principios de dignidad y libertad del ser humano.

La obra Teoría del humanismo de Pedro Aullón de Haro, recopila contenidos sobre cómo se integra la tradición humanista con los estudios y el pensamiento científico, destacando el rasgo universal del humanismo.

Humanismo cristiano

El humanismo cristiano es una corriente de pensamiento que integra los principios del humanismo y de las enseñanzas cristianas. Este humanismo tiene entre sus principios defender la dignidad y la libertad de los seres humanos. No se debe confundir con el humanismo religioso.

El humanismo cristiano se relaciona con las virtudes teologales, aquellas que como la fe, la esperanza y la caridad acercan al hombre con Dios, y con las virtudes cardinales, aquellas relacionadas con el orden social y las relaciones humanas. Su principal representante fue el filósofo Jacques Maritain.

Origen del humanismo (resumen)

El origen del humanismo data del siglo XV, principalmente en la zona norte de Italia. Guarda una estrecha relación con el Renacimiento, movimiento cultural que sirvió de transición entre la Edad Media y la Edad Moderna, y en el que se planteó una nueva visión del ser humano.

En el siglo XIV, las enseñanzas tenían una postura teocéntrica, Dios era el centro de todo. Sin embargo, esto cambió a mediados de siglo cuando los pensadores centraron sus estudios en el ser humano y en sus capacidades, retomando los conocimientos de los filósofos clásicos griegos y latinos.

Entre los precursores del humanismo están Dante Alighieri, Francesco Petrarca y Giovanni Boccaccio.

Vea también Renacimiento.