Planteamiento del problema


Ana Zita
Ana Zita
Científica

El planteamiento del problema es el proceso que explica cuál es la dificultad a resolver en una investigación. Esto forma parte esencial del método científico en cualquier área de la ciencia.

Saber elegir un problema es el punto de partida de cualquier investigación. En ciencia, un problema es una dificultad que necesita de una investigación para poder resolverse.

El proceso problema-investigación-solución es una cadena de eventos, según Mario Bunge. A su vez, la solución de cualquier problema puede convertirse en un nuevo problema.

Para empezar una investigación, la primera consideración que debemos tener es "¿estamos interesados en este asunto?".

El trabajo de investigación no puede llegar a buen fin si no hay antes una curiosidad y un interés libre asociado desde el inicio.

Etapas en el planteamiento del problema

Reconocimiento de los hechos

Primero hay que partir del reconocimiento de los hechos, esto es, examinar los hechos que sustentan el problema, clasificarlos y seleccionarlos de tal forma que sean relevantes para la investigación. En resumen, es la búsqueda del conocimiento previo, es decir, toda aquella información que conocemos y que hemos recabado sobre lo que queremos resolver.

 La elección de los problemas está determinada por el estado del conocimiento ya existente sobre el asunto. Si los conocimientos son escasos no pueden formularse problemas profundos que puedan resolverse. Por ejemplo, los problemas con los que se enfrentó Einstein no hubiesen podido resolverse si antes no hubiese estudiado los trabajos de Isaac Newton y Max Plank.

Descubrimiento del problema

Una vez establecidos los hechos, se busca aquello que no concuerda con lo conocido hasta el momento y que queremos resolver. Todo problema está incluido en un conocimiento preexistente.

Para conseguir problemas podemos buscar puntos débiles en soluciones conocidas o aplicar soluciones conocidas a situaciones nuevas y ver si siguen funcionando.

También podría funcionar relacionar problemas de campos diferentes. Como, por ejemplo, relacionar el crecimiento descontrolado de una población (problema social) con el crecimiento descontrolado de células en un tumor (problema biológico). 

Formulación del problema

Es la elaboración de la pregunta con mayor posibilidad de ser la correcta a partir de lo que se conoce sobre los hechos.

Todo problema debe estar bien formulado. Esto es, debe contener tantas variables como incógnitas y debe presentar una suposición correcta. Por ejemplo, ¿cuál es el efecto de la aspirina?, esto supone que la aspirina, que es una variable, tiene un efecto, que es la incógnita.

Las preguntas que buscan un "¿por qué?" no son científicamente relevantes. Un trabajo de investigación científica se debe enfocar en los "¿cómo?". En este sentido, "¿cómo ocurren los terremotos?" es una pregunta más válida que "¿por qué ocurren los terremotos?"

Tampoco son válidos los problemas de decisión, aquellos donde la respuesta es "sí" o "no". Por ejemplo, la pregunta "¿cuál es la relación entre autoestima y obesidad?" es preferible a la pregunta "¿existe alguna relación entre autoestima y obesidad?".

Richard Lockshin en su libro The Joy of Science (La alegría de la ciencia) lo presenta de esta manera cuando habla del color marrón de los conejos:

"¿Cuál es la ventaja selectiva del color marrón? ¿cuál es el mecanismo de herencia del color marrón con respecto a los otros colores? ¿Qué mecanismo en el desarrollo coloca el pigmento en el lomo y no en la barriga del conejo? (...). Estas preguntas sugieren posibles mecanismos que pueden ser probados. Por esta razón estas preguntas se diferencian de las preguntas no-científicas ¿por qué los conejos son marrones?".

¿Cómo hacer el planteamiento del problema?

Para la formulación del problema, es recomendable responder a las siguientes preguntas según Mario Bunge en su libro La investigación científica:

1. ¿Cuál es el problema?

Identificar el problema. Por ejemplo, ¿cómo afecta el consumo de cloruro de sodio (sal) a la tensión arterial?

2. ¿Cuáles son los datos?

Esto es, la información conocida, trabajos realizados anteriormente de gente que come mucha o poca sal y tiene tensión arterial alta o baja.

3. ¿Cuáles son los supuestos?

Las ideas que generan el problema. Por ejemplo, el consumo excesivo de sal aumenta la tensión arterial.

4. ¿Cuáles son los medios?

Las técnicas y procedimientos para abordar el problema. Podrían ser experimentos con animales o personas donde se les da una cantidad determinada de sal y luego se les mide la tensión arterial.

5. ¿Cuáles son las relaciones lógicas implicadas?

Se refiere a las condiciones que relacionan los constituyentes del problema.

6. ¿Qué clase de solución se desea?

Un esquema. En este caso, sería una representación del efecto de la sal en la tensión arterial.

7. ¿Qué tipo de comprobación se necesita?

Queremos identificar la solución.

8. ¿Por qué se busca una solución?

La finalidad del problema. Por ejemplo, si la sal aumenta la tensión arterial esto puede ser dañino para la salud y debería entonces tomar medidas para bajar el consumo de sal.

Ejemplo de planteamiento del problema

Si quisieramos hacer una investigación sobre los efectos en la salud humana de los celulares, tendríamos que buscar primero información de cómo funcionan los celulares. Esta correspondería a la etapa de reconocimiento de los hechos. Buscaremos toda la información conocida que esté relacionada con los celulares, como, por ejemplo, cómo ha crecido el mercado de celulares desde su invención y quiénes los usan. 

Buscaríamos también qué enfermedades o comportamientos se han asociado con el uso de celulares. Conseguiríamos probablemente algunos estudios sobre el estado de salud de adultos que usan constantemente el celular.

A esta altura de la obtención de la información, nos interesaría saber qué le sucede a un niño que está constantemente rodeado de celulares. Estaríamos descubriendo un problema que en la información recabada anteriormente no aparece.

Para formular el problema, la pregunta más adecuada sería: "¿Cómo afecta el uso del teléfono celular en el desarrollo del niño?". En este punto, asumimos que el uso del celular por un niño debe tener un efecto en su desarrollo. El efecto del celular en el niño es lo que queremos descubrir.

Vea también Objetivos de la investigación

Ana Zita
Ana Zita
Graduada en bioanálisis en Universidad Central de Venezuela, con doctorado en bioquímica del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas. Investigadora con más de diez años de experiencia en instituciones y universidades, actualmente divide la redacción de contenidos educativos con la agricultura científica.